Jueves 10 de marzo de 2016

Archivo_000Nos citamos con Antonio Gómez Rufo en el Café Gijón de Madrid @Cafegijon, el primer encuentro con blogueros del autor y un honor para nosotros poder charlar y escuchar a este autor. Organizado por la Ediciones B tras la publicación de “Madrid. La novela”

Una experiencia nueva para el autor que nos explicó que esta última obra es un deseo largamente nacido en el hace muchos años. En los años ochenta ya publicó tres libros sobre Madrid, Madrid bajos fondos, Así es Madrid y El carnaval perpetuo, en los noventa publicó “Escenas Madrileñas” una recopilación de 300 artículos sobre Madrid que había publicado en distintos medios y al menos tres o cuatro de sus principales novelas están localizadas en la capital.
Para el autor Madrid ha sido una constante en sus libros, Antonio Gómez Rufo es madrileño, ha nacido en Madrid y quiere morir en Madrid, para el autor esta ciudad no solo es un paisaje si no es un personaje. ¿Por qué se refiere a Madrid como personaje? En su última obra hay un personaje principal que es Madrid, luego hay tres sagas familiares a través de las cuales se va narrando la novela, que conjuga la ficción con la no ficción. Ha sido una labor muy difícil escribir una novela sobre un personaje urbanístico, pero el autor llegó muy pronto a la conclusión de que Madrid es una ciudad universal que por tanto contiene en sí misma toda la ética, toda la historia, todo el costumbrismo que permite que esta ciudad se convierta en un personaje para la novela.

El autor nos comentó que la novela empieza con la llegada de los tres jóvenes a la puerta del sol y termina el 11 de Marzo con los atentados en Atocha. Incluso lo no documentado sobre Madrid, el autor lo ha puesto en boca de los personajes de ficción, para no hacer pasar por verídico aquello que puede ser incluso inventado.

Archivo_003Y llegaron nuestras preguntas al autor. Nos interesamos por saber si ve la novela convertida en película o serie para televisión, a lo que el autor nos dijo que no lo sabía pero de todas las maneras considera que hacer cine o una serie es algo muy difícil, que admira como se ha realizado la adaptación de Isabel y detesta la adaptación de Carlos V… El autor no ve la novela como serie, ya que a la hora de escribir tiene que visualizar lo que escribe y no visualiza la adaptación.

¿Por qué una novela de esta envergadura se publica en un solo tomo? Al autor le propusieron hacer la novela en dos volúmenes pero tendrían que haber elegido si publicarlos a la vez o uno después de otro y encarecería la edición. Y buscaban con la editorial hacer un producto atractivo con un precio excelente y tenemos que decir que a pesar de lo voluminoso del libro no pesa nada por la buena calidad del papel que se ha utilizado.

¿Que parte de la novela he ha costado más escribir al autor? Toda la novela ha sido una enorme labor de documentación, no solo ha tenido que documentarse sino también contarlos de una manera distinta para que no se hiciese tediosa al leerla. Antonio nos confiesa que ha aprendido mucho de Madrid como “la redada de los gitanos”, lo que más le ha costado ha sido tejer la estructura para combinar la ficción y la no ficción. Como escritor ha sido la novela que más le ha costado escribir.

A la hora de documentarse el autor no comenta que ha visitado muchísimas librerías buscando libros y documentos sobre la historia de Madrid. Incluso en su despacho tenía el plano de la ciudad (que contiene el libro) colgado para saber por donde podían pasar los personajes. A los libreros de Madrid, como homenaje, les ha dedicado un capítulo entero de la novela.

Archivo_002¿Cual es su rutina de escritor? Antonio Gómez Rufo se toma la escritura como un trabajo y dedica 7 horas al día a la escritura como lo puede hacer cualquiera al ir a la oficina. Antonio Gómez nos cuenta que él empieza a escribir a las once de la noche y termina a la seis de la mañana, en invierno en verano… para el autor su jornada laboral de escritor empieza el domingo a las once de la noche y termina el jueves de madrugada. No le cuesta nada ponerse a escribir a esas horas y escribe siempre con música muy bajita.
¿Y siempre escribe en el mismo sitio? Cuando Antonio era joven escribía mucho en el mismo lugar donde tuvimos el encuentro con él, en el Café Gijón. Ya desde hace unos años escribe en un despacho que tiene en su casa. Su “madriguera” como el la llama, perfectamente ordenada dentro de su propio caos.

Desde el año “noventaitantos” escribe siempre en ordenador y no utiliza el papel, nos confiesa que si intenta escribir en papel no le sale nada. Esta novela la ha escrito escuchando mucha música clásica sobre todo Beethoven, algo de Chaikovski y Bach. Pero el autor escucha todo tipo de música incluso KissFM.

El final de la novela es en el 2004 tras los atentados en Atocha, es el último gran momento donde la solidaridad de los Madrileños se manifiesta en su estado máximo, incluso los taxis trasladaban gratis a la gente a sus casa…

Archivo_001Antonio Gómez Rufo echa de menos una gran novela sobre el Madrid de los 80, que cuente lo que luego denominaron como “Movida Madrileña”, un libro que por ahora no se atreve a escribir ya que esa época aparte de ser quizás muy reciente la vivió con mucha intensidad junto a Tierno Galvan y no se considera objetivo para poder contarla. El autor considera que la época de los 80 es muy oscura literalmente comparado con la música, y libros de autores de esa época como Gregorio Morales y Juan Carlos de la Iglesia no se les ha dado su importancia. El autor también nos destaca dos revistas que literariamente hablando son de gran riqueza cultural, hablamos de La luna de Madrid y Madrid me mata.

El autor nos relata que de sus novelas “se queda embarazado” durante un periodo de tiempo desarrolla su idea gestándose en su cabeza. Tras este periodo que incluso puede durar años, el autor cuando empieza a escribir una novela sabe perfectamente cómo va a estar estructurada, cuantos capítulos va a tener, que va a vivir cada personaje, donde va a estar ambientada históricamente y cuántas páginas va a tener. Y esta estructura no la tiene escrita sino en su cabeza.

Hablando de los personajes nos cuenta que a algún personaje tiene que pararle los pies para que no tenga más protagonismo que los demás. A sus personajes les ve, se los imagina, les escucha. Sobre los diálogos nos comenta que aprendió a dialogar con Berlanga haciendo guiones de cine. Considera que un buen escritor es aquel que sabe dialogar bien, cuando tiene que escribir un diálogo el autor sabe lo que tienen que decir los personajes pero el cómo tienen que decirlo y para ello utiliza la técnica cinematográfica para crear diálogos, nos explica brevemente que los diálogos tienen que ser como una escalera, nunca se puede subir un peldaño y luego bajarlo, y ningún peldaño tiene que ser sobrante. Un diálogo perfecto es por ejemplo el de la película Casa blanca.

Ya tras una hora de animada charla, risas y de confesiones que no nos atrevemos a trasladar en este post tuvimos que despedirnos del autor que tenía una entrevista con otro medio, no sin antes firmándonos a todos los blogueros nuestros ejemplares.

Un placer poder charlar con Antonio Gómez Rufo, conocerle más de cerca y aprender de él. Y agradecer también a Ediciones B @Ediciones_B por organizar este maravilloso encuentro. Os invitamos a que descubráis la nueva novela de este gran autor y por su puesto su extensa obra que es maravillosa.

 

Texto de Marcos Sangrador. @MarcosSangrador

 

Sigue a los miembros del Club de Lectura “Qué locura de libros” (Pincha en la imagen):
clubCrisclubPQLDLclubALB

 

 

 

 

 

 

 

 

Título: Madrid. La novela
Autor:  Antonio Gómez Rufo @GomezRufo
Editorial: Ediciones B
Publicado: 2016
Páginas: 960
ISBN: 978-8466655750

 

Califica esta publicación

1 COMENTARIO

Aquí puedes dejar un comentario...