_visd_0001JPG094KKA pesar de que nadie conoce a Antonio Salas, el nombre es conocido por todos. El periodista infiltrado que llevó a juicio nada menos que a una organización neonazi y que se hizo pasar por un proxeneta y, durante seis años, por un terrorista islámico vuelve ahora a los titulares y a los medios, como siempre, con su rostro oculto y su voz distorsionada.

Salas es conocido por sus infiltraciones en lugares y grupos a los que no se puede llegar llamando a la puerta. Con su cámara oculta, el periodista ha sacado a la luz todo tipo de historias, y frente a los que dudaban de su veracidad, siempre ha podido aportar pruebas gráficas. Ahora, sin embargo, las cosas han cambiado. En 2012, el Tribunal Constitucional declaró ilegítimo el uso de la cámara oculta en las investigaciones periodísticas pues, afirmaba, su uso se basa en “un engaño o ardid”. Periodistas como Salas se quedaron desde entonces desprotegidos ante un público que, como es lógico, demanda pruebas palpables de sus investigaciones.

Pero Antonio Salas se ha reinventado. Prueba de ello es Los hombres que susurran a las máquinas (Espasa, 2015), una nueva investigación sobre la ciberdelincuencia y el hacking, un concepto sobre el que, tal y como incide el libro, no tenemos ni idea. El nuevo libro es un reportaje extenso y, como siempre, muy profundo y bien construido. Como todas las de Salas, es una obra cuya lectura ayuda a desprenderse de los prejuicios y de la ignorancia. Prejuicios y desconocimiento como los que el propio autor admite que tenía antes de comenzar la investigación. Salas muestra, a través de la labor de profesionales de ciberseguridad, policías, hackers y hacktivistas, y a través de la voz de las víctimas, la verdad sobre la red, un espacio de todo menos seguro del que creemos conocerlo todo pero del que solo podemos ver la superficie. La deep web, el robo de identidades digitales, la pornografía infantil, o estafas de distinto tipo a través de redes sociales son solo algunos de los peligros que la mayoría de nosotros no está preparado para afrontar cuando se sienta frente a la pantalla de su ordenador.

De forma paralela a las entrevistas (no conviene perderse la de Hervé Falciani), y a una serie de consejos de expertos para mejorar la seguridad en internet, el periodista cuenta la historia de su relación vía internet con MarkoSS88, un skin que decide mandar un correo al periodista contándole que había planeado matarle durante una conferencia en una universidad y a quien Salas intenta ayudar a dejar el movimiento o, al menos, la violencia. La relación vía e-mail entre ellos y los giros argumentales propios de un verdadero thriller son, sin duda, lo mejor de Los hombres que susurran a las máquinas. De hecho, las sorpresas, casi siempre desagradables, que va dando al periodista la investigación sobre MarkoSS88 son un resumen impecable del mensaje que el libro quiere trasladar: nadie está seguro en la red, existen infinitas posibilidades de engaño, y muchas de ellas son casi imposibles de detectar.

Los hombres que susurran a las máquinas es el resultado de una investigación exhaustiva, un libro sobre un tema complejo que se nos explica a los lectores con la claridad que caracteriza a las obras de Antonio Salas. Es un buen libro de entrevistas, e incluso un buen manual sobre ciberseguridad. Pero no es un libro sobre las aventuras de un infiltrado en el mundo hacker, como la editorial y parte de la prensa ha querido presentarlo. No esperéis persecuciones y cámaras ocultas. Ni la entrada de incógnito en la morada de peligrosos ciberdelincuentes. Los hombres que susurran a las máquinas no es una versión adaptada a los nuevos tiempos de El Palestino, ni el autor pretende hacerlo creer.

En definitiva, lo cierto es que a pesar de moverse sin su cámara oculta, Salas se ha desenvuelto en el mundo de la red con maestría.

 

Agradecer de nuevo a Marta su colaboración y compromiso con el Blog.

Por Marta Rojo Cervera @Marta_R26 estudiante de periodismo, blogger y colaboradora de este blog.

 

Título: Los hombres que susurran a las máquinas
Autor:  Antonio Salas @AntonioSalas_
Editorial: Espasa
Publicado: 2015
Páginas: 552
ISBN: 978-8467046212

 

Califica esta publicación

Aquí puedes dejar un comentario...