Johan Cruyff: Siempre al ataque
de Auke Kok

Publicación: 17 marzo 2021
Editorial: GeoPlaneta
Páginas: 600
ISBN: 978-8408239277

Biografía del autor

Auke Kok (1956) es historiador, escritor, periodista y columnista. Ha escrito varios bestsellers en los Países Bajos, entre ellos, varios dedicados a los hitos del fútbol holandés y al contexto histórico y social en el que se desarrollaron.

Sinopsis

Johan Cruyff no solo fue uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, sino también una de las figuras más influyentes de la historia de este deporte. Como jugador y luego como entrenador, su apuesta por el fútbol total aportó una dimensión completamente nueva al fútbol internacional.

Aunque acostumbrado a ser el centro de atención durante gran parte de su carrera, Cruyff, el hombre y el deportista, sigue siendo en gran medida un misterio. En muchos aspectos, su historia parece un cuento de hadas: el hijo de una humilde limpiadora del estadio del Ajax que acabó convirtiéndose en una leyenda del club y en un fenómeno del fútbol mundial.

Esta biografía exhaustiva, fruto de años de investigación, es la primera en describir todos los aspectos de la vida y obra de Johan Cruyff. Utilizando innumerables documentos inéditos y basándose en cientos de entrevistas con amigos de su infancia, entrenadores, compañeros, rivales, socios y familiares, Auke Kok escribe la biografía definitiva de aquel hijo, padre de familia, futbolista, entrenador, filósofo del fútbol y pionero comercial que fue Johan Cruyff.

Nota de prensa

La biografía definitiva sobre Johan Cruyff, el hombre que cambió el fútbol moderno para siempre. Aunque escrita desde la admiración, esta biografía supone el esfuerzo más ambicioso por arrojar luz sobre su figura sin esconder ningún aspecto de su controvertida personalidad.

En marzo del 2021 se cumplirán cinco años de la muerte de Johan Cruyff, un pionero como futbolista y un revolucionario como entrenador. Su influencia es tan poderosa que sería difícil entender el fútbol moderno sin su legado.

Johan Cruyff no solo fue uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, sino también una de las figuras más influyentes de la historia de este deporte. Como jugador y luego como entrenador, su apuesta por el fútbol total aportó una dimensión completamente nueva al fútbol internacional. Aunque acostumbrado a ser el centro de atención durante gran parte de su carrera, Cruyff, el hombre y el deportista, sigue siendo en gran medida un misterio. En muchos aspectos, su historia parece un cuento de hadas: el hijo de una humilde limpiadora del estadio del Ajax que acabó convirtiéndose en una leyenda del club y en un fenómeno mundial. Esta biografía exhaustiva, fruto de años de investigación, es la primera en describir todos los aspectos de la vida y obra de Johan Cruyff. Utilizando innumerables documentos inéditos y basándose en cientos de entrevistas con amigos de su infancia, entrenadores, compañeros, rivales, socios y familiares, Auke Kok escribe la biografía definitiva de aquel hijo, padre de familia, futbolista, entrenador, filósofo del fútbol y pionero comercial que fue Johan Cruyff.

«El gran logro de esta biografía es que muestra todas las caras de Johan Cruyff, lo vuelve a hacer humano.» NRC Handelsblad

«Ya podían hablar los directivos, periodistas, espectadores, incluso la mayoría de sus compañeros. ¿Qué sabían ellos? Nunca tuvieron su visión. A pesar de sus limitaciones físicas, su enorme inteligencia futbolística había abierto nuevos caminos. Lo sabía, y un cierto grado de abatimiento, siempre presente desde la muerte de su padre, se apoderó de él. Ser consciente de su talento le hizo sentirse solo en más de una ocasión: “Puedes llamarlo aislamiento. También se puede decir que soy un buen profesional, mejor que el resto. Siempre he ido más allá”.»

PRÓLOGO DE RAMÓN BESA (extracto)

JOHAN CRUYFF, EL MITO QUE DA SENTIDO AL BARÇA (…)
El relato del Barça es imbatible desde que Johan Cruyff le dio veracidad como jugador, como entrenador y como padrino de Pep Guardiola. No hay dudas sobre la carta de naturaleza y el vínculo de la entidad azulgrana con Cataluña. También se ha reconocido su carácter integrador y de cohesión social, así como su compromiso político en los tiempos de dictatura en España. Y se sabe también de su competitividad y bonanza deportiva en los años veinte con Pepe Samitier y los cincuenta a partir de Ladislao Kubala hasta la pérdida de la final de la Copa de Europa de Berna en 1961. Aquella derrota provocó la claudicación barcelonista en plena hegemonía continental del Real Madrid. El extravío azulgrana alimentó un discurso narrativo desde el Camp Nou que siempre fue rebatido por el poder del Bernabéu.

La causa culé desarrolló precisamente durante el tránsito de los sesenta a los setenta la leyenda de més que un club, atribuida «maliciosamente a una serie de intelectuales de izquierda que sublimamos frustraciones y apetencias convirtiendo al Barça en el ejército simbólico de una Cataluña popular», palabra de Manuel Vázquez Montalbán, considerado el gran divulgador del relato azulgrana muy a su pesar, porque, a su juicio, fueron dirigentes de orden como Narcís de Carreras y Agustí Montal los que con anterioridad expresaron el significado de lo que era y representaba el Barça, después de que ya muchos catalanistas se afiliaran al club al final de la guerra civil, en 1939. Y entonces, cuando más se acusaba a los azulgrana de victimismo por su capacidad para culpar de sus penurias al régimen y al Madrid, llegó Johan Cruyff. Y al futbolista le alcanzó con un gol inverosímil a Miguelito Reina en la visita al Camp Nou del Atlético de Madrid y un 0-5 en el Bernabéu para dar la razón al Barça. La impronta del jugador holandés resultó tan moderna, decisiva y expansiva que muchos españoles, seguidores de los equipos de su ciudad, pasaron a ser también culés por Cruyff.

Algunos lo bautizaron como el «as volador» por su agilidad y elasticidad, tal que fuera una figura de ballet por la manera que marcaba los goles y también por su celebración, siempre con un brinco, la mano derecha levantada como el aspa de un molino, tan ligero que acabó por ser conocido como «el Flaco». El barcelonismo pasó de la quietud y los gestos serenos y bellos de Kubala al fútbol rápido y preciso de Cruyff. No se había visto a un jugador que concretara tan bien el fútbol a pesar de jugar a la velocidad de la luz como el 9 del Barça. Tampoco se recuerda a un delantero mejor para protegerse, aguantar el balón y esquivar la entrada disuasoria que no pudieron evitar más tarde Bustillo, Schuster o Maradona. Nadie pudo dar caza a Cruyff, sino que se lesionó o ausentó sin que mediara rival, astuto por definición, siempre en movimiento constante, único para generar espacios y oportunidades, excelente regateador, eléctrico en sus apariciones, perspicaz cuando se desmarcaba para dar profundidad al pase y más cuidadoso que ninguno con el balón por cómo lo controlaba y tocaba con el exterior del pie derecho, por el efecto que le daba, por las vaselinas que repartía, por el embrujo que ejercía sobre Rexach, Sotil, Asensi y Marcial.

El juego de Cruyff era tan natural que parecía jugar sin necesidad de esforzarse, capaz de acelerar de 0 a 100 sin pestañear, tan imponente que su cambio de ritmo, así como sus giros, resultaban explosivos, imposibles de defender en la Liga. El cronista de The New York Times sintetizó la trascendencia del delantero holandés en el Barça e interpretó su protagonismo en el 0-5 de Madrid con una frase lapidaria: «Ha hecho más Cruyff por la causa catalana de lo que cualquier político o figura de la resistencia hubiera hecho nunca», decisivo para actualizar y dimensionar el relato del Barça».

 

«Cruyff consiguió habitar en la memoria y en el deseo de las gentes, como escribió Vázquez Montalbán en 1999. «El público asocia a Cruyff a una edad de oro que a veces no lo fue, pero que consta como tal en el imaginario colectivo. Cruyff dejó una memoria dorada de jugador excepcional y la esperanza de que un día volvería, promesa tan próxima al rey Arturo como al general MacArthur. Y volvió para instalar su estilo poético de juego en contraste con una junta directiva llena de constructores de obras, abogados en claroscuro […] y el inefable Nicolau Casaus, que es algo más que un directivo y algo más que un puro.»

« El libro de Auke Kok ayuda a descifrar al personaje desde una cámara cenital, sin caer en el efecto halo, aquel que juzga a las personas por encima del bien y del mal, subrayando su carácter positivo y obviando el negativo. No es por tanto una biografía amable, sino que incide en los claroscuros del protagonista desde un cierto distanciamiento, tarea muy complicada porque se suponía que el mundo estaba dividido entre aduladores y críticos de Cruyff. El trabajo periodístico es excelente por la documentación e investigación ingentes y por las voces de hasta más de 160 protagonistas conocedores de Cruyff, y su lectura obliga a recapitular, recordar y juzgar su relación con el Barça.»

*Contenido original proporcionado por la editorial GeoPlaneta

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...