Reseña del libro Abril en Manhattan de Juan Tena Martín

Abril en Manhattan es una novela policíaca ambientada en el Nueva York de 1967, prologada por el periodista y también escritor Jorge Semprún,

La aparición de un cadáver en Central Park, la vida noctámbula de los componentes de un grupo de jazz, y la muerte de dos de sus miembros (pareja de homosexuales) dan forma a un argumento que podría catalogarse de cinematográfico.

La obra aborda sin temor ni pudor los grandes tabúes y conflictos en aquellos momentos (que son de todas las épocas): la homosexualidad, la bisexualidad, el lesbianismo, el sexo implícito, y los conflictos sociales como el racismo, la corrupción y la mafia. También la crítica al anacronismo de ciertos modelos de belleza preexistentes, y que sin necesidad de desterrarlos, se subrayar la coexistencia con otros cánones merced al carácter, el esfuerzo y la determinación de Karlee, una vocalista negra y discapacitada que alcanza el existo profesional y familiar.

Angélica (profesora universitaria madrileña), hermana de uno de los componentes del grupo de jazz muertos, pide a su viejo amigo Jorge (alter ego), periodista y escritor español afincado en Nueva York, que indague a fondo lo sucedido. Su desconfianza hacia la versión de lo ocurrido dada por el Departamento de Policía, impaciente por cerrar definitivamente un caso como este, marcan el arranque de su investigación.

Es en el emblemático club Stonewall Inn, regentado por Johnny «Head», y propiedad  de la familia Genovese, donde Jorge da comienzo sus pesquisas. En Abril en Manhattan no hay héroes ni antihéroes, solo el azar y sus consecuencias.

Oculta entre las doscientas página de esta novela, aparece el esbozo de una segunda obra, titulada No Preguntes, en la que Jorge trabajaba en el momento que su amiga Ángena le pide que investigue la muerte de su hermano y pareja. En ella, Jorge honra la memoria de las mujeres y sus hijos asesinados en el campo de exterminio de Stutthof,  próximo a Gdansk, en el norte de Polonia, en la II G. Mundial; y donde hace una referencia a tres familiares de los que uno murió en Mauthausen.

Abril en Manhattan en una novela coral donde cada uno de sus personajes cuenta parte de su vida, y en la que poco a poco, como sus voces, van entrecruzandose.

Con esta obra, que rebasa el  clásico género de novela policíaca, pretendo que en ella se vean concernidos amplios grupos sociales.

Breve reseña biográfica de Juan Tena

Juan Tena nació en Madrid, donde vive en la actualidad. Periodista, escritor, comunicador y ensayista. es autor de Abril en Manhattan (novela), El Hespérides: diez años de investigación, La energía del futuro se llamará fusión; La UAM 40 (libro conmemorativo de los 40 años de la Universidad Autónoma de Madrid), Un mito llamado Leonor de Guzmán(ensayo); los libros de relatos Invenciones, Piernas al desnudo (Desde Manhattan), La Isla de Vlady, y La Edad del Recuerdo. En calidad de coautor figuran El futuro que viene, Informar sobre innovación, y Contar la Ciencia, y como coautor y editor, las antologías de relatos corto Orillas Literarias; Trece Relatos, Trece Misterios; y La Muerte Jamás Narrada.

Ha recibido el primer premio del I Certamen Internacional Toledano Casco Histórico 2012, el tercer premio de Narrativa Leopoldo Lugones 2008, los Premios Club Español de la Energía en las modalidades de carbón (1991) y eficiencia energética (1994), así como el primer premio de Periodismo de Enresa 1990. Ha sido conferenciante y profesor visitante de las universidades Complutense de Madrid, Universidad de Salamanca, Rey Juan Carlos I; Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Universidad Carlos III, Universidad de Almería, y la Universidad Autónoma  de Nuevo León (Monterrey, México).

Título: Abril en Manhattan
Autor:  Juan Tena Martín
Editorial: PIGMALION
Publicado: 1 diciembre 2020
Páginas: 204
ISBN: 978-8417825997
Artículo anteriorEl cementerio azul
Artículo siguienteLas novelas de la serie ‘The Last Kingdom’
Informático, Community Manager, lector y maquero  Reseño en @algunoslibrosb En mis ratos libres desconecto de la vida 2.0 escuchando rock