Reseña del libro «El libro de cocina de la señorita Eliza» de Annabel Abbs.
Por Onintze Domínguez.

Inglaterra, 1837. En la época victoriana Ann Kirby intenta salir adelante haciéndose cargo de su madre demente y su padre alcoholizado. Su verdadera pasión es la cocina, pero apenas tiene que comer. Cerca de ella Eliza Acton lucha por superar la bancarrota de su padre que ha desestabilizado su acomodada vida y decide aceptar el encargo de escribir un libro de cocina. Ambas mujeres se conocerán y entablarán una amistad que, entre platos y pucheros, les unirá para siempre.

Eliza Acton (1799-1859), el personaje real en el que se inspira la novela, escribió varios libros de cocina y recetarios, que aún hoy, son considerados como una biblia de la cocina inglesa. Se le atribuye el crear la costumbre de incluir antes de la receta el listado con los ingredientes, pero tengo mis serias dudas sobre eso, ya que, por ejemplo, aparecen así en Arte de cocina, de Francisco Martínez Montiño, publicado en 1611, por el que fuera cocinero de Felipe II.

La novela es agradable de leer, de esas que dejan una sonrisa en la boca. Ligera y sin grandes pretensiones, desgrana la vida en el Londres victoriano, las ataduras de las mujeres de la época y la degradación de la sociedad, enmarañada en convencionalismos morales. No parece tener una gran profundidad y no será un libro que pase a clásico, pero sin duda, deja un buen sabor de boca y muchas veces merece la pena dedicar el tiempo a estos pequeños placeres.

Se nota la gran labor de investigación que hay detrás, tanto de ambientación como de detalles en cuando a los diferentes ambientes sociales, la gastronomía, las costumbres y demás elementos que aparecen en la historia.

La trama se desarrolla en pequeños capítulos que narran alternativamente cada una de las protagonistas y que comienzan con el nombre de una receta, de esas que solo leer el título hacen salivar. Al terminar la lectura quedan ganas de encerrarse en la cocina a hacer confituras, soufflés y salsas de mantequilla. Porque no hablamos de comida rápida, se trata de cocinar con el corazón y de transmitir sensaciones y sentimientos mediante platos elaborados con amor. En ese sentido, me ha recordado a otras grandes y pequeñas novelas, como Agua para Chocolate, de Laura Esquivel, Chocolat, de Joanne Harris, o la más reciente, Pan de limón con semillas de amapola, de Cristina Campos.

Annabel Abbs (1964), licenciada en literatura inglesa, debutó en la literatura con La joven de Joyce, obteniendo el Premio Impress para escritores noveles en 2015. Esta obra también fue finalista del Bath Novel Award y el Caledonia Novel Award. Desde que comenzara su trayectoria literaria ha seguido escribiendo y publicando ensayos y novelas, como esta agradable El libro de cocina de la Señorita Eliza.

Por Onintze Domínguez.
@nudodesenlace

El libro de cocina de la señorita Eliza: Una maravillosa historia de amistad forjada al calor de una cocina (Planeta Internacional)
Autor: Annabel Abbs
Editorial: Planeta
Publicado: 30 marzo 2022
Páginas: 616
ISBN: 978-8408256281
Artículo anteriorJavierMa cierra la Saga Domina Tu energía
Artículo siguienteSácale partido a tu olla rápida
Lectora empedernida de ficción y no ficción. Economista de profesión e historiadora de vocación. Encuéntrame entre las páginas de un buen libro.