La reina sola
de Jorge Molist

Publicación: 3 febrero 2021
Editorial: Editorial Planeta
Páginas: 592
ISBN: 978-8408229834

Biografía del autor

Jorge Molist mostró una temprana vocación por la escritura, que se vio obligado a aplazar por razones familiares. Finalmente pudo satisfacerla, después de una larga y destacada trayectoria profesional en grandes corporaciones, con Los muros de Jericó en el año 2000 y Presagio en 2003. Le siguieron El anillo (2004), editado en más de veinte idiomas, y La reina oculta (2007), que obtuvo el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio. En 2011 publicó Prométeme que serás libre y Tiempo de cenizas en 2013. Su obra anterior, Canción de sangre y oro, fue merecedora del Premio de Novela Fernando Lara 2018.

Sinopsis

Una joven reina recién coronada y sin experiencia de gobierno es abandonada por su marido en los peores momentos de su pequeño reino.

Unos nobles hostiles, ansiosos de poder, provocan sangrientas revueltas que amenazan su vida y la de sus hijos. Además, deberá enfrentarse, con la ayuda de unos pocos fieles, a los tres mayores poderes del siglo XIII: Carlos, el gran emperador mediterráneo, Francia y un papa despiadado.

Mientras, a su esposo Pedro le espera el engaño y una devastadora cruzada de un poder diez veces mayor al suyo, que invadirá la corona de Aragón, arrasándolo todo.

Amor, odio y venganza. Una apasionante historia que cambió el destino de España y el poder en el Mediterráneo.

Nota de prensa

Jorge Molist recupera en esta apasionante obra una historia injustamente olvidada que cambió los destinos de Europa y abrió el Mediterráneo a la corona de Aragón y a España. Una historia formada por episodios extraordinarios, ya que las hazañas bélicas y políticas de Pedro III, Constanza de Sicilia o de Roger de Lauria asombraron al mundo de entonces. Y también pueden hacerlo ahora. La reina sola es una novela histórica que cumple los rigurosos estándares del género, además de presumir de características cercanas al thriller –como una trama de giros sorprendentes– y la novela de vertiente psicológica –por como aborda la personalidad y las motivaciones de los personajes, en especial, a la reina protagonista–. Estos elementos emergen como los puntos fuertes de la obra de un autor apasionado por el siglo XIII. Esta novela de acción y sentimientos enganchará a todos los públicos.

El nuevo trabajo de Jorge Molist tiene ingredientes propios del bestseller: narra una aventura intensa, aporta lecciones de historia pasados por el tamiz de la ficción, muestra erudición al beber de fuentes bien documentadas, no renuncia a causar y recrear emociones y da vida a personajes inolvidables. Podría decirse que La reina sola es una novela con notas comunes a Yo, Julia y Y Julia retó a los dioses, de Santiago Posteguillo. Casi sin dar un respiro, el autor logra construir una trama llena de intrigas que dispara el interés por su lectura. Su forma de narrar engancha, el suyo es un estilo directo, con diálogos ágiles y destellos en las descripciones, en el que nunca olvida que los personajes son, desde la primera a la última página, el motor del relato. De hecho, Jorge Molist obtuvo el Premio de Novela Fernando Lara 2018 con una emocionante novela, Canción de sangre y oro, en la que se encuentran algunos de los personajes ya utilizados en esta nueva obra. Cabe recordar que Molist es autor de siete novelas, entre las que también destacan La reina oculta, Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio, o Prométeme que serás libre y ha sido traducido a más de veinte lenguas.

Sacando partido de un potente y prolijo material histórico, el autor utiliza dos voces narrativas distintas. La primera persona para aportar el valioso testimonio de la protagonista, la reina Constanza, y la tercera persona con un poder omnisciente para explicar todo lo que le sucede a Pedro III, su almirante Roger de Lauria, su amada, la almogávar Súria, o la malvada baronesa Macalda. De esta manera, la tarea del autor da como resultado una obra equilibrada en todas sus partes y rica en puntos de vista. Una novela con la que Jorge Molist ha sabido plasmar la esencia de las grandes fuentes documentales de la época, que van desde La Crónica de Ramón Muntaner a La Divina comedia de Dante Alighieri.

«Con cerca de dieciséis millones de habitantes, el poder de Francia era inmenso. Y se preguntó cómo Pedro se atrevía a desafiar el poder galo, cuando todos los territorios de su corona de Aragón no tendrían más de un millón. Era un insensato que pronto recibiría una lección que le sería fatal».

 

La reina sola refleja cuestiones tan universales como la pasión amorosa, la muerte, la guerra, la violencia o los celos. No en vano, Jorge Molist refleja muchísimos más situándose en un periodo concreto: los fuertes enfrentamientos por reinar Europa en el siglo XIII, la influencia partidista de la Iglesia, el dominio de los poderosos sobre el pueblo humilde, los matrimonios de conveniencia y las uniones interesadas, el amor trovadoresco, la crueldad a la hora de dictar sentencia o castigar a los traidores, la importancia de salvaguardar el honor por encima de todo (incluso de la propia existencia), la fragilidad de la vida en la Edad Media, el engaño y la ambición, la desconfianza hacia los que se suponen aliados, la dificultad para reinar en una época tan convulsa o las infidelidades aceptadas en las uniones de los más poderosos.

La ambientación histórica destaca como uno de los mejores recursos del autor. «Aunque la documentación es muy importante pienso que también lo es viajar a los lugares, imaginarlos en la época, y sentir su vibración», afirma Jorge Molist. Realmente el lector puede sentir que se encuentra en la segunda mitad del siglo XIII, y en los escenarios que elige, ya sea el campo de batalla naval sobre una galera siciliana en el Golfo de Nápoles, como las vistosas estancias de los palacios reales como el Castillo de Mategrifon, donde reside Constanza; el Castillo del Huevo en Nápoles, donde se encuentra el heredero de Carlos de Anjou, o el palacio real de Perpiñán. Otros sobre los que construye atmósferas narrativas que elevan la categoría de esta obra son la Catedral de Palermo o la espectacular Sainte-Chapelle de París.

Como si el Mediterráneo fuese un gran tablero de ajedrez, Jorge Molist sitúa la acción principal en Mesina (Sicilia), pero también en Nápoles, Malta, París y gran parte de España. Los lectores recorren el mismo viaje que por entonces hizo el monarca de la corona de Aragón, que le llevó a lugares tan dispares como Burdeos, Zaragoza, Valencia, Navarra, Aquitania, el camino de Roncesvalles, Barcelona… No solo hay una mención de lugares y espacios, sino que también se vale de la descripción. Utiliza un tono y un léxico propio de la época (la vestimenta, las expresiones, las armas de guerra…) y, a su vez, narra las escenas siendo cercano a un lector contemporáneo. Sin ir más lejos, este es un ejemplo de la descripción que Molist hace de París, donde llega Carlos de Anjou junto a un centenar de caballeros procedente de Marsella. Él observa, imponente y orgulloso, la ciudad.

*Contenido original proporcionado por la editorial Planeta

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...