Mi vida con Dire Straits

Mi vida con Dire Straits
de John Illsley 

Prólogo de Mark Knopfler

Dire Straits llenó estadios gigantescos en todo el mundo y vendió cientos de millones de discos. Durante la década de 1980, fue una de las bandas más importantes del planeta. En Mi vida con Dire Straits, John Illsley, miembro fundador, bajista y pilar de la banda, evoca el espíritu de aquella época y narra la trayectoria de uno de los grupos más grandes de la historia del rock.

La historia relata el ascenso de la banda desde sus humildes orígenes a llenar estadios en todo el mundo. Pero también nos cuenta las devastadoras exigencias de las giras a escala global y de tener que vivir bajo el foco de la atención pública que, inevitablemente, pasaron factura al grupo.

Narrado con profunda honestidad, conmovedora introspección e irónico humor, este es el primer y único relato de la increíble historia contado desde dentro mismo del grupo.

Sobre el libro

La historia de los Dire Straits contada por primera vez por uno de sus miembros fundadores, John Illsley, el célebre bajista del grupo.

Dire Straits llenó estadios gigantescos en todo el mundo y vendió cientos de millones de discos. Durante la década de 1980, fue una de las bandas más importantes del planeta. En Mi vida con Dire Straits, John Illsley, miembro fundador, bajista y pilar de la banda, evoca el espíritu de aquella época y narra la trayectoria de uno de los grupos más grandes de la historia del rock.

La historia relata el ascenso de la banda desde sus humildes orígenes hasta llenar estadios en todo el mundo, y las devastadoras exigencias de las giras a escala global y de tener que vivir bajo el foco de la atención pública que, inevitablemente, pasaron factura al grupo.

Narrado con profunda honestidad, conmovedora introspección e irónico humor, este es el primer y único relato de la increíble historia, contada desde dentro del grupo.

«Para nosotros supuso una gran aventura y un viaje increíble, con toda su parte de comedia, absurdo, cansancio, locura y tristeza. Y John ha recordado gran parte de todo eso.» MARK KNOPFLER

Dire Straits es una de las bandas más exitosas de todos los tiempos y ha recibido numerosos premios (Brit Awards, Grammys y un premio Heritage). Este libro es un testimonio inestimable y directo del ascenso de la banda en el negocio de la música y de los efectos secundarios de la fama, y un extraordinario relato sobre la importancia del rock & roll para la generación del autor, John Illsley.

Haber llevado una vida tan extraordinaria, creativa y gratificante con una familia y unos amigos fabulosos hace que me sienta realmente afortunado.

El fenómeno Dire Straits comenzó tras un encuentro fortuito con Mark Knopfler en un piso de protección oficial en el sur de Londres. Había un hombre tumbado en el suelo de cemento profundamente dormido — la alfombra prometida nunca se había hecho realidad — y su cabeza, apoyada contra la única silla que teníamos, formaba un ángulo recto con el cuerpo. El tipo tenía una guitarra eléctrica en el pecho. A un lado, un cenicero cuadrado gigante desbordado con mil colillas; en el otro, un par de botellas vacías de cerveza Newcastle Brown. Su rostro, blanco como una sábana, se daba un aire a Dave. Debía de ser el hermano que había mencionado. Se movió y gimió; un párpado se le despegó.

«Una noche, mientras me tomaba una pinta después de un concierto, Mark propuso que formásemos una banda juntos. No mucho más tarde me tocó una canción en la que había estado trabajando. La había llamado «Sultans of Swing», que era el nombre de una banda de jazz amateur que él y Dave habían visto tocar en un pub medio vacío de Greenwich; un modesto grupo de tipos mayores que tocaban simplemente porque amaban la música. Tocó esa canción con su Fender Stratocaster roja recién adquirida y un amplificador Vibrolux de la década de 1960 que yo le había regalado hacía poco tiempo.

*Contenido original proporcionado por la editorial Libros Cúpula

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...