Reseña del libro «Ana Karenina» de Liev N. Tolstói.

«Ana Karenina» es una de las obras más emblemáticas de la literatura rusa, escrita por Liev N. Tolstói y publicada en 1877. Es una novela de gran envergadura, que se sumerge en la psicología y las complejas relaciones humanas de la alta sociedad rusa del siglo XIX.

¿Qué hace que «Ana Karenina» de Liev N. Tolstói sea una de las obras maestras de la literatura universal? En este artículo, analizaremos algunos de los aspectos más destacados de esta novela que retrata la vida y el amor en la Rusia del siglo XIX.

«Ana Karenina» es una novela que abarca varios temas, como la familia, la sociedad, la política, la religión y la moral. Sin embargo, el eje central de la historia es el conflicto entre el amor y el deber, encarnado por los dos personajes principales: Ana Karenina y Konstantín Lévin.

Ana Karenina es una mujer casada con un alto funcionario del gobierno, Alexéi Aleksándrovich Karenin. A pesar de tener un hijo y una posición social respetable, Ana se siente insatisfecha con su matrimonio y se enamora de un joven oficial, Alexéi Kiríllovich Vronski. Este amor prohibido la lleva a romper con las convenciones sociales y a enfrentarse a las consecuencias de su decisión.

Konstantín Lévin es un terrateniente que vive en el campo y se dedica a la agricultura. Lévin busca el sentido de la vida y se cuestiona sobre su fe y su papel en la sociedad. Su sueño es casarse con Kitty Shcherbátskaya, una joven de la alta aristocracia que al principio rechaza su propuesta por estar enamorada de Vronski. Sin embargo, después de que Vronski se fije en Ana Karenina, Kitty se da cuenta de su error y acepta casarse con Lévin.

La novela alterna las historias de estos dos personajes, mostrando sus contrastes y sus similitudes. Ambos buscan la felicidad y el sentido de su existencia, pero lo hacen de formas diferentes. Ana Karenina se entrega al amor apasionado y desafiante, mientras que Lévin opta por el amor sereno y comprometido. Ana Karenina se aleja de su familia y de su hijo, mientras que Lévin se acerca a los suyos y tiene un hijo. Ana Karenina se suicida al no poder soportar el peso de su culpa y su soledad, mientras que Lévin encuentra la paz interior al reconciliarse con su fe.

«Ana Karenina» es una novela que nos muestra la complejidad del ser humano y las consecuencias de sus elecciones. Tolstói crea unos personajes profundos y realistas, que nos hacen reflexionar sobre el amor, el deber, la libertad y el destino. Es una obra que no deja indiferente a nadie y que merece ser leída y releída.

La historia sigue a Ana Karenina, una mujer hermosa y sofisticada, que está casada con un hombre mayor y aburrido, el funcionario público Karenin. Ana vive en San Petersburgo, pero viaja a Moscú para ayudar a su hermano a salvar su matrimonio. Allí conoce al apuesto y joven Conde Vronsky, del cual se enamora perdidamente. A medida que su relación se desarrolla, Ana se enfrenta a un gran dilema, ya que debe elegir entre su amor por Vronsky y su compromiso con su esposo y su hijo.

A lo largo de la novela, Tolstói explora los diferentes aspectos de la sociedad rusa, como la política, la religión y la vida doméstica. También profundiza en los personajes secundarios, como Levin, un terrateniente que representa la vida rural y que se enamora de Kitty, la hermana menor de Ana, y que también enfrenta sus propias dificultades para encontrar la felicidad.

Lo que hace que «Ana Karenina» sea una obra maestra de la literatura es la habilidad de Tolstói para crear personajes complejos y realistas, que se debaten entre sus deseos y responsabilidades. Ana es un personaje que provoca tanto compasión como repulsión, mientras que Vronsky es un joven apasionado y desafiante, pero también egoísta y caprichoso. Levin es un personaje más tranquilo y reflexivo, que representa una filosofía más espiritual y contemplativa.

Otro aspecto destacado de la novela es la capacidad de Tolstói para crear atmósferas y escenarios detallados y realistas, como la descripción de las carreras de caballos, las estaciones de tren y los bailes de la alta sociedad. Su estilo de escritura es sencillo y elegante, pero a la vez muy poderoso, y su habilidad para crear tensión emocional y dramática es extraordinaria.

En resumen, «Ana Karenina» es una obra maestra de la literatura que sigue siendo relevante y conmovedora en la actualidad. A través de la historia de Ana, Tolstói aborda temas como el amor, la pasión, la infidelidad, el compromiso y la responsabilidad. Sus personajes son complejos y realistas, y su estilo de escritura es cautivador y emocional. Es una obra que debería ser leída por cualquier amante de la literatura.

Título: Ana Karenina
Autor:  Liev N. Tolstói
Editorial: Grandes Clásicos Austral
Publicado: 21 marzo 2017
Páginas: 1040
ISBN: 978-8467049480
Artículo anteriorDune
Artículo siguienteDrácula
Informático, Community Manager, lector y maquero  Reseño en @algunoslibrosb En mis ratos libres desconecto de la vida 2.0 escuchando rock