Bajo La Piel
de Susana Rodríguez Lezaun

Publicación: 10 febrero 2021
Editorial: HarperCollins
Páginas: 400
ISBN: 978-8491395591

Un thriller trepidante que nos presenta a una inspectora muy poco convencional capaz de enfrentarse al mal enmascarado en las más dignas instancias de nuestra sociedad.

Biografía del autor

SUSANA RODRÍGUEZ LEZAUN (Pamplona, 1967) es periodista, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. Ha trabajado en varios medios de comunicación a lo largo de su carrera hasta que, en el año 2015, publicó su primera y exitosísima novela, Sin retorno, un thriller ambientado en Navarra al que siguieron Deudas del frío (2017) y Te veré esta noche (2018). Es, además, correctora y editora de manuscritos originales y traducciones, trabajo que, junto con la creación literaria, han hecho posible que dedique su vida a los libros.

Sinopsis

No es fácil tratar con Marcela Pieldelobo. Nacida en Biescas, un pequeño pueblo del Pirineo aragonés, es desde hace una década inspectora del Cuerpo Nacional de Policía en Pamplona. Una mujer excesiva en sus costumbres y afectos, y también en el original tatuaje que se enrosca en su cuerpo y que apenas nadie conoce. Está convencida de que las órdenes son susceptibles de interpretación, que hay cosas que es necesario guardarse para uno mismo y que las puertas cerradas pueden dejar de estarlo si se sabe cómo abrirlas. Aunque no tengas una orden judicial.

Ahora el pasado, en forma de un padre maltratador que reaparece tras la muerte de su madre, llama con furia a su puerta, pero Marcela tiene cosas más urgentes que atender, como el caso de un bebé abandonado en un aparcamiento solitario y un coche de alquiler siniestrado sin rastro del conductor, pero con manchas de sangre y huellas de rodadas… Cuando las pistas conducen a una conocida empresa propiedad de una de las más tradicionales e influyentes familias locales, sus superiores deciden apartarla del caso… Pero Marcela, fiel a sus principios y a su instinto, insiste en ir más allá, aun a costa, ahora, de su propia vida.

Nota de prensa

Una breve entrevista con Susana Rodríguez Lezaun:

¿Cómo surge Bajo la piel?
Por primera vez, la novela surge para ponerse al servicio del personaje. Marcela Pieldelobo vivía en mi cabeza cuando todavía no tenía ni nombre, y necesitaba crearle una historia, un entorno y unos compañeros que estuvieran a la altura del personaje más complejo que jamás había creado. No podía ser una historia cualquiera. La trama de Bajo la piel surgió, como todas, como consecuencia de mirar a mi alrededor. Me pregunté quién maneja los hilos de la sociedad, del poder político, del sistema económico, y diseñé un caso basado en esa prepotencia, esa impunidad mantenida durante décadas. Son temas delicados, lo sé, pero a la novela negra no hemos venido a oler rosas.

Has vuelto de Boston a Pamplona, ¿a qué se debe este viaje?
Por el mismo motivo por el que necesité “viajar” a Boston para escribir Una bala con mi nombre, porque creo que cada historia tiene su escenario adecuado y sólo puede desarrollarse allí. Para mí, un thriller necesitaba el decorado que le brinda Estados Unidos, y Boston me daba la necesaria libertad de acción para que los protagonistas de la novela se movieran y actuaran. Ahora, de regreso a la novela más negra, necesitaba los paisajes conocidos de Navarra, la lluvia, la humedad, el frío, las calles estrechas y los ambientes muchas veces opresivos. En las ciudades pequeñas ocurren cosas que suelen quedar ocultas por las luces brillantes de las grandes urbes, y realidades en las que la tradición y la costumbre pesa más que la conveniencia. Eso me lo da Navarra, y por eso Bajo la piel se desarrolla aquí.

Marcela Pieldelobo es una mujer torturada, por otros y por sí misma, dura con otros y más aún consigo misma… ¿Quién es Marcela?
Marcela Pieldelobo es inspectora del Cuerpo Nacional de Policía. Natural de Biescas (Huesca), lleva una década viviendo y trabajando en la comisaría de Pamplona. Su vida personal es bastante caótica, aunque debe reconocer que ha sido peor, y en lo familiar, acaba de enterrar a su madre y su padre, un hombre maltratador que los abandonó hace veinte años, ha decidido volver para exigir lo que cree que es suyo. Marcela lleva su vida y su dolor tatuados en la espalda, en los hombros y en el vientre: un enorme árbol seco de ramas retorcidas que acoge la silueta de tres cuervos, los encargados de acompañar las almas de las personas amadas que ya no están con ella. Está convencida de que su misión en la vida es impartir justicia, aunque a veces la ley le complique las cosas. Abrir una puerta, derribar un muro… No hay obstáculos insalvables si se sabe cómo sortearlos, y Marcela lo sabe.

Marcela está rodeada de personajes secundarios bien definidos que son esenciales para sostener al personaje principal y a la historia. ¿Cómo construyes a tus personajes?
Sin duda, un buen personaje necesita un elenco de secundarios que lo ayuden a moverse, a actuar y, al final, a brillar como el protagonista que es. Marcela Pieldelobo tiene la suerte de contar con el subinspector Miguel Bonachera; con el inspector de la Policía Foral Damen Andueza, con quien mantiene una relación, y con Antón Errea, un joven con discapacidad intelectual que vive en Zugarramurdi, donde Marcela ha comprado una casa que se ha convertido en su verdadero hogar. Necesito que cada personaje, independientemente de su papel en la novela, tenga una voz propia, perfectamente reconocible por el lector incluso cuando no aparezca su nombre. La fuerza de la novela reside en sus personajes, y diseñarlos, construirlos, tejer sus relaciones y darles voz es, con diferencia, el trabajo al que más tiempo dedico.

La pregunta inevitable: ¿qué tiene Marcela de Susana Rodríguez Lezaun?
Esta es la novela de las primeras veces, porque de nuevo, es la primera vez que presto algo de mí a un personaje. Siempre me he mantenido ajena y alejada de la personalidad de mis personajes. Sin embargo, Marcela llevaba tanto tiempo viviendo conmigo que ha sido inevitable ver en ella algo de mí. Quizá su sentido del humor, el uso de la ironía y el punto de mala leche ante las injusticias flagrantes. Las dos tenemos también muy mal obedecer y somos bastante independientes. En lo demás, somos dos almas muy diferentes, sobre todo porque Marcela duda todo el tiempo de que ni siquiera tenga alma.

Susana Rodríguez Lezaun lleva unas cuentas novelas y unos cuantos festivales de novela negra a sus espaldas ¿Bajo la piel surge completamente de tu imaginación o hay algo más?
Más que las novelas que he escrito o los festivales a los que he asistido o he dirigido, creo que lo que pesa en mis tramas, también en esta, es mi condición de periodista. Es deformación profesional, la realidad siempre despierta mi curiosidad y, al final, acaba convirtiéndose en la red alrededor de la que tejo mi ficción. En este caso, vivir en Pamplona y conocer la sociedad pamplonesa, sus capas, sus realidades y sus dobleces ha sido imprescindible para ayudarme a forjar la trama de Bajo la piel: el poder, el control de la economía, la política, la educación e incluso la sanidad, y cómo los poderosos se defienden cuando ven peligrar su posición privilegiada. Muerte, traiciones, dinero, lujuria… todo ello camuflado bajo una falsa apariencia de virtud y ejemplaridad. Pero todos somos humanos, y como humanos, pecamos.

*Contenido original proporcionado por @ingenioccd

Críticas

De Bajo la piel ya han dicho «Un personaje inolvidable. Una historia emocionante e intensa. Una escritura poderosa y turbadora que va mucho más allá de la novela de género». Rosa Montero

«Una heroína con una personalidad compleja, fuerte y absolutamente magnética, Pieldelobo es la gran alegría del año para los fans del noir». Mikel Santiago

«Una ejecutiva desaparecida, una criatura abandonada y el dueño de una gran fortuna que puede estar implicado en todo ello. La encargada de la investigación es la inspectora Marcela Pieldelobo, que acaba de perder a su madre, y que debuta en la literatura con una narración de ritmo vertiginoso en la que las imágenes desfilan ante el lector con la fuerza del mejor cine negro». César Coca, El Correo

«Una trama soberbia, como soberbios son los perfiles femeninos de Marcela Pieldelobo y de Victoria García de Eunate. Me ha encantado». Paz Velasco

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...