Reseña del libro «El cordero carnívoro» de Agustín Gómez Arcos.

«El cordero carnívoro» de Agustín Gómez Arcos, publicada en 1975 y recientemente reeditada por Cabaret Voltaire. Se trata de una obra que causó gran polémica en su momento por su crítica feroz al franquismo y a la sociedad española de la posguerra, así como por su retrato descarnado de la homosexualidad y el incesto. Este libro es una obra de teatro que se desarrolla en un contexto de opresión y represión política en la España de los años 70.

La novela narra la vida de un joven llamado Juan desde su nacimiento hasta los 25 años, en el seno de una familia burguesa andaluza marcada por los traumas de la guerra civil. Juan es un ser diferente, rebelde e incomprendido, que busca desesperadamente el amor y la libertad en un mundo hostil y opresivo. Su única aliada es su madre, con quien mantiene una relación enfermiza y obsesiva que le impide madurar y relacionarse con los demás.

Gómez Arcos utiliza un estilo directo y provocativo para contar esta historia de amor y odio, que mezcla el realismo con el simbolismo y el surrealismo. El autor no se limita a describir los hechos sino que los interpreta desde el punto de vista del protagonista, que expresa sus sentimientos e ideas con una voz propia y original. El resultado es una novela intensa y emotiva que nos muestra las contradicciones y las miserias de una época convulsa.

La obra trata sobre un grupo de personajes que se encuentran en un manicomio y que están sometidos a un régimen autoritario y opresivo. El director del manicomio es un personaje siniestro que utiliza la violencia y la tortura para mantener el control sobre los internos. Uno de los personajes, un hombre llamado Fando, se convierte en el líder de los internos y comienza a organizar una resistencia contra el director.

La obra está llena de simbolismos y metáforas que reflejan la realidad política y social de la España de la época. Por ejemplo, el título de la obra hace referencia al cordero como un símbolo de la sumisión y la pasividad, y al mismo tiempo como un animal carnívoro que puede ser feroz y violento. Este simbolismo refleja la dualidad del personaje principal, Fando, quien a pesar de su apariencia débil y sumisa, tiene un fuerte deseo de luchar contra la opresión y la injusticia.

La obra también refleja la situación de represión política que se vivía en España en esos años, con personajes como el director del manicomio que representan la figura del opresor. Además, la obra hace una crítica a la sociedad española de la época, que permanecía pasiva ante la opresión y la violencia política.

La prosa de Gómez Arcos es intensa y evocadora, con un lenguaje crudo y directo que transmite la brutalidad y la crueldad de la situación.

«El cordero carnívoro» es una obra maestra de la literatura española contemporánea que merece ser leída y reivindicada por su valor artístico y social. Es también un testimonio valiente y lúcido de un escritor que tuvo que exiliarse para poder expresar libremente su visión del mundo.

Título: El cordero carnívoro
Autor: Agustín Gómez Arcos
Editorial: Cabaret Voltaire
Publicado: 10 abril 2015
Páginas: 384
ISBN: 978-8494218576
Artículo anteriorLos errantes
Artículo siguienteAna no
Informático, Community Manager, lector y maquero  Reseño en @algunoslibrosb En mis ratos libres desconecto de la vida 2.0 escuchando rock