El infiel que habita en mí
de Pilar Cebrián

Publicación: 3 marzo 2021
Editorial: Editorial Ariel
Páginas: 400
ISBN: 978-8434432734

Biografía del autor

Pilar Cebrián es es una periodista española que cubre conflictos armados en países de Oriente Medio desde el año 2011. Ha vivido en Jerusalén, El Cairo y Estambul. Colabora en medios como Antena 3, El Confidencial o France24, y su línea de investigación se centra en la radicalización yihadista y la repercusión de los frentes bélicos en la seguridad europea. Galardonada con la Beca Leonardo del BBVA en 2018 y el Premio al Periodista Joven del Año de la Asociación de la Prensa de Madrid en 2014, ha publicado otros libros como Refugiados.

Sinopsis

Los protagonistas de este libro son militantes del grupo terrorista Estado Islámico; ciudadanos europeos que, de la noche a la mañana, decidieron mudarse a los enclaves terroristas de Siria e Irak. Los padres de Yolanda nunca imaginaron tal desventura para una niña bien del barrio más pudiente de Madrid; ni los compañeros de celda de Tarik, quien ni siquiera sabía rezar cuando ingresó, con dieciocho años, en la cárcel más peligrosa de Bélgica; tampoco lo sospecharon los padres de Léonard, descendientes de anarquistas y judíos que murieron en Auschwitz; ni la familia de Fadel, un espía abandonado en las prisiones de la Coalición Internacional. La inesperada migración de estos personajes estuvo motivada por un sinfín de razones que esta obra analiza.

¿Cómo fue la infancia de las generaciones de migrantes musulmanes en Europa? ¿Y el acercamiento al islam de los conversos? ¿Cuál fue el desencadenante del viaje al califato? ¿Qué papel desempeñaron en el ISIS? ¿Y ahora? ¿Están arrepentidos? ¿Qué pasará si regresan? ¿Y si no lo hacen? Pilar Cebrián ha entrevistado a decenas de prisioneros en las cárceles de Siria e Irak, así como a familiares, amigos y policías, para componer estas biografías inconclusas que un día se cruzaron con el camino perverso del terrorismo yihadista.

Nota de prensa

La historia de los europeos que se adentraron el califato del Estado Islámico y el espinoso dilema de su repatriación

Un relato de la única periodista extranjera que ha accedido a las cárceles de ISIS en Irak

ALGUNOS FRAGMENTOS DE LA OBRA

«En ocasiones el devenir de la historia se construye con analogías. Y esta es la que explica el fervor, en nuestros tiempos, de los europeos que se han mudado a vivir al califato fundado por el autodenominado EI. En los años posteriores a 2011, y sobre todo a partir de 2014, cerca de cinco mil ciudadanos europeos siguieron la senda de la marcada hégira, o migración, hacia la tierra de la yihad. […] Miles han sido las causas que han motivado la emigración hacia Siria e Irak, pero en todas ellas prevalece la absoluta idealización del sueño y evolución hacia una vida mejor.»

«El yihadismo propiamente dicho es el salafismo militante, un credo musulmán integrista que identifica religión con política, y que confía en la guerra constante como su raison d’être, que apuesta por la violencia armada, que pasa de la doctrina al campo de batalla. El sistema político es teocrático, totalitario y absolutista; la ley que impera es la islámica; y el espacio público está reglado por unas normas de recato estricto. Esta definición expone una realidad anacrónica, pero que también es absolutamente contemporánea, porque introduce una revolución en un tiempo de caos ideológico, vacío existencial y cambio sociológico. La filosofía yihadista responde a cuestiones innatas del ser humano que la sociedad de hoy no se atreve a plantear, como la espiritualidad, la identidad colectiva, la trascendencia de la existencia o la oportunidad de redención tras una vida de fracaso. El EI es una respuesta a la crisis de identidad de los musulmanes que viven en Occidente […]. El yihadismo del siglo XXI es una vía de salida para quienes buscan una segunda oportunidad.»

«Después de las más crueles batallas, el tormento de la traición, la pérdida de seres queridos… no ha quedado otro final que la derrota, otra redención que la huida, el regreso a casa, volver a Europa. Tras las pérdidas militares a partir de 2017, los yihadistas foráneos han abandonado el sueño perdido del califato y han planeado el retorno a la vida del pecado en Occidente.»

«[…] Dieciséis gobiernos europeos han alcanzado un consenso para impedir a toda costa que los que se unieron al grupo terrorista más temido de la historia regresen en masa a sus países de origen.»

«[…] La grave crisis económica de 2008, así como la de los refugiados en 2015, han tenido con- secuencias en nuestras sociedades: el auge de la extrema derecha, los movimientos nacionalistas, el sentimiento antieuropeo, la pérdida de confianza en las políticas liberales, el levantamiento de nuevas fronteras, el incumplimiento de los convenios internacionales y la radicalización yihadista. El terrorismo made in Europe es el siguiente reto, pero también la nueva oportunidad, para que Europa pueda reinventarse, y sobreponerse a este problema, sin contradecir los valores que han logrado la paz, el bienestar y la libertad de mayor duración en nuestra historia.»

YOLANDA MARTÍNEZ:
UNA ESPAÑOLA EN EL ÚLTIMO BASTIÓN DEL CALIFATO (ESPAÑA)

«A veces le cuesta reconocer a su niña entre las telas negras del niqab, el velo íntegro. No es vergüenza, deshonra o decepción, sino la sensación de vivir una realidad que le es ajena. La foto del periódico saca en portada a Yoli, como la llaman en casa, detenida en el campamento de miembros del EI en Siria.»

«La estampa de Luis Martínez es la de un padre herido por los cuatro costados, que no solo arrastra las secuelas de un problema de salud que sufrió hace años, sino el eterno sentimiento de culpa que acecha a los padres de quienes se han unido al EI.»

«A pesar de la novedosa portada del periódico, para Luis esta historia no es ninguna noticia. Hace días que sabe que Yolanda ha salido con vida del califato. […] Para él ha supuesto el fin de una vida clandestina que él también ha debido llevar en secreto. Un secreto que empezó el día en el que Yoli salió por la puerta de este piso madrileño del barrio de Salamanca, para después fugarse a Turquía e infiltrarse en los dominios del EI. Una tragedia, la afiliación de su hija al grupo terrorista, que ha terminado en la batalla final del califato en Baguz. En esas lindes ha resistido cinco años Yolanda, en compañía de su esposo y sus cuatro niños pequeños, tres de ellos nacidos bajo el yugo de la organización.»

«En la penumbra de una gélida noche de febrero, entre el pesar y la esperanza, Omar al Harchi se despide de Yolanda. Se agarra con fuerza a ella, como si no la quisiera perder, como si quisiera sentirla por última vez, para guardar su forma en el recuerdo.

—Esta es la única forma de salvarnos, Yoli —le dice tras hacerle entrega del permiso, que corresponde al mahram, o varón guardián, para que camine la senda de la rendición. El momento de la despedida es una punzada en el corazón de una mujer que siente una devoción desmesurada por su marido. Ella teme no volver a ver a ese hombre por el que lo ha dado todo, por el que se convirtió a una nueva religión, por el que abandonó a su familia y por el que se adentró en los confines de un grupo terrorista.»

«Han pasado tres meses desde que Yolanda, quien se registró en la oficina principal con su nombre civil y nacionalidad, anotara “España” como el destino de una posible repatriación. Unas mujeres que viven frente a su tienda le dicen que las kurdas la están buscando.»

«—¡Venga! ¡Recoged vuestras cosas, os vais a España! —grita la miliciana kurda cuando las encuentra.

La noticia corre como la pólvora en la sección 7 de Al Hol ante la perplejidad de las otras extranjeras, ya que ningún país europeo ha sacado de aquel lugar a ni siquiera uno de sus prisioneros patrios. Hasta ese momento, solo Francia y Suecia han repatriado a cinco y siete menores huérfanos. Pero la salida de los adultos es todavía una fantasía inalcanzable para las prisioneras.»

« […] Yolanda, Luna y Romina desembarcan en otro campamento a unas cuatro horas de trayecto. Y enseguida comprenden que han sido víctimas de una trampa para facilitar su traslado. La maniobra no concluye con el vuelo a Madrid, sino con su internamiento en un recinto más reducido y controlado por las tropas estadounidenses: el campamento de Al Roj.»

«Me encuentro con Yolanda un mes más tarde, cuando la rutina, las horas de sueño y el alimento diario le han devuelto la tranquilidad y los kilos perdidos en la vorágine de la guerra. […]»

«Yolanda comienza la crónica de su paso por el EI con un memorial de sus miserias: la malaventura en los últimos dominios yihadistas y el castigo en los campamentos de detención. Desprecio, sanciones, malos cuidados… que la perfilan como una víctima y nunca como la supuesta terrorista que ve la comunidad internacional. Al Hol —dice— era más caótico, pero tenían más libertad. Allí podían vestir con mayor recato y de color negro, que ellas veneran. »

TARIK JADAOUN:
DE LA CÁRCEL DE LIEJA A ESTRELLA MEDIÁTICA DE DÁESH (BÉLGICA)

« […] Desde que recibió la pena de muerte, hace ya cinco meses, ha perdido la esperanza de sacar algo en claro de estos encuentros con el juez. Y espera, entre la resiliencia y la desesperanza, a que el comité de jueces ratifique su ejecución.»

«[…] Después de un largo silencio, el detenido me devuelve la mirada y suspira recordando, en una de las primeras frases de nuestra conversación, el día que cruzó la frontera turco-siria para adentrarse en el califato del EI.

—Me sentí libre —contesta esbozando una amplia sonrisa bañada de una oleada de nostalgia—. ¿Por qué? Uf… ¿Cómo te lo explico? Porque lo había conseguido. Por fin había logrado mi libertad.

Tarik sabe que ha sido el primer europeo en desfilar por el corredor de la muerte iraquí, el primero que ha recibido la sentencia, quizá por su franca honestidad, su irremediable exhibición o su falta de cautela.»

«El belga no ha tenido miedo de mostrarse al descubierto, de divulgar sus acciones en las plataformas del grupo o en la web. No solo exhibe su nombre y su físico, sino reflexiones escritas en las redes sociales, posts que dan prueba de su convencimiento o innumerables conversaciones en las que incita a otros adeptos que están en Europa.

Son abundantes las pruebas que atestiguan que Tarik ha participado en la lucha armada y por ello ha sido uno de los primeros en recibir sentencia.»

BILAL AL MARCHOHI: EL PRISIONERO ENTREGADO POR ESTADOS UNIDOS AL CORREDOR DE LA MUERTE IRAQUÍ (BÉLGICA)

«En uno de los edificios de Harat al Badu se esconde desde hace días el yihadista belga Bilal al Marchohi. El recluta de veintidós años huye moribundo de casa en casa junto a su esposa Iman y un niño de dos años. […] Hace cuatro años, la explosión de una bomba de barril le arrebató la movilidad de la extremidad derecha. […] El destello lo sumerge en un inevitable examen de conciencia que le lleva a los lugares más lúgubres de su paso por Dáesh: las agresiones aéreas, las miserias de la guerra, la muerte de sus compañeros, la traición de los superiores, la corrupción de los mandos, la decepción de los firmes ideales… y piensa que lo único que importa en ese momento es sobrevivir. […] No queda otro final a la yihad que la entrega, el acata- miento, la rendición. Su única forma de salvación es presentarse ante los kurdos, que, después de un largo proceso de investigación (screening), lo devolverán a Bélgica.»

« […] El belga siente una punzada en el estómago, que lo deja sin aire y le recuerda las viejas prácticas de la guerra contra el terror. Los prisioneros de Al Qaeda que eran torturados bajo la custodia de Estados Unidos en las cárceles denominadas black sites, los centros clandestinos de detención donde la CIA, los servicios secretos estadounidenses, llevaba a cabo sus operaciones de inteligencia.»

« […] Si sugiere que está abierto a colaborar, si da información confidencial sobre los entresijos de la organización, los servicios de inteligencia de Bélgica reclamarán su extradición. Pero unos días más tarde, de improviso, los mandos de Estados Unidos ordenan su traslado a la prisión de Kobane (a unos 250 km) que encierra a los yihadistas de máxima peligrosidad.»

LOS PADRES DE LÉONARD LOPEZ:
AL RESCATE DE UNOS NIETOS ATRAPADOS EN SIRIA (FRANCIA)

« […] y los franceses Marc y Suzanne, quienes se han embarcado en esta singular aventura para poder abrazar por primera vez a sus cuatro nietos, dos de ellos nacidos en cautiverio, después de que su hijo Léonard Lopez se fugara con veintinueve años a los territorios del EI.»

«La peliaguda tarea se basa en una medida planificación, según la cual se harán pasar por trabajadores humanitarios. Es la única forma de cruzar una frontera terrestre que solo autoriza el paso a empleados de organizaciones internacionales, periodistas extranjeros y efectivos militares. Con tal fin, han creado una oenegé caritativa que servirá de salvoconducto y plataforma para portear las donaciones de ropa, medicamentos y juguetes que traen a sus seres queridos.»

«Marc y Suzanne dejaron su empleo como profesores de escuela para dedicarse de lleno al caso de Léonard. Cuentan que han reducido sin pudor los gastos mensuales para enviar parte de la pensión a los campamentos de Siria. Una aportación que permite a sus nietos tener acceso a algunas comodidades o alimentos básicos. Ante la previsión de que Léonard y Asmaa [la madre de sus nietos] puedan pasar los próximos años entre rejas, los abuelos han preparado en París dos habitaciones repletas de juguetes y libros, una bicicleta, un triciclo y las últimas pinturas que hizo Nadim.»

«Esa mañana los padres, como si de una sala de operaciones militares se tratara, mantienen una reunión para discutir los pasos que seguir para lograr acceso a los campamentos. […] »

«“¡Ya está, lo hemos conseguido!”, se escucha entre vítores por la casa. Es el visado para entrar, durante unos minutos, en el universo distópico en el que viven sus hijos. Entre abrazos y risas de alegría, inspeccionan el documento escrito en árabe, con la pertinente firma y el sello de la Administración. De inmediato realizan algunas llamadas de teléfono a casa para comunicar que, en menos de veinticuatro horas, van a poder abrazar a sus hijos y nietos.

« […] Los Lopez se quedan desconcertados, la falta de una explicación coherente da rienda suelta a las conjeturas. […] A diferencia de otras nacionalidades, un veto ha sido impuesto sobre los prisioneros de Francia. Es una orden de las autoridades de Francia, un país que, como Estados Unidos, tiene tropas desplegadas en el área.»

«[…] No solo es inmoral que Francia impida el encuentro entre unos abuelos y sus nietos, sino que, con toda seguridad, es una orden ilegal.» “

«“Es porque no sois familia directa. Ella no es vuestra hija, sino vuestra nuera.” La excusa no convence a la pareja de franceses y por ello solicitan una última cita para pedir una aclaración. […] “Se ha abierto un dosier de seguridad contra Asmaa. Y por este motivo, no puede recibir visitas”.»

ROMINA MARTÍN: UNA NOVIA YIHADISTA
EN BUSCA DEL HOMBRE PERFECTO (ALEMANÍA)

«De vuelta a la comisaría de policía, a pocos metros de su residencia habitual, la madre pone empeño en detener los planes de su hija y, para ello, presenta una denuncia por desaparición. Los agentes vacilan. Le recuerdan que un individuo mayor de edad tiene derecho a viajar a cualquier país del extranjero.»

«El nerviosismo e impotencia engullen por momentos a Mia hasta que decide enseñar las únicas pruebas que tiene de la vinculación de su hija con el EI. Cuando los policías contemplan la nueva fotografía de WhatsApp, dan las órdenes para iniciar un interrogatorio. De buena tinta

conocen el tipo de logotipos y composiciones que usan las chicas que se fugan a Siria: esas sombras de oscuros velos, rosas con espinas, guantes negros y armas… […] Quiere que contacten con la gendarmería fronteriza de Turquía, pues teme que Romina cruce en cualquier momento los confines de Siria y, una vez dentro, quede atrapada como una nueva rehén del califato. Sabe que, si entra, nunca podrá volver a salir.»

« […] Romina se adentra en los grupos y chats que ensalzan los ideales yihadistas. […] Ahí entabla relación con otra joven de Bonn que le habla de su hermano, Ibrahim, un muyahid que ya cabalga las batallas más cruentas de Siria. A los pocos días, Romina chatea con el alemán de origen magrebí […]. Es él quien habla a Romina por primera vez de la oportunidad de residir en el califato como una fórmula para purificar una vida desastrosa, como una fórmula para dignificar el alma.»

*Contenido original proporcionado por la editorial Ariel

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...