El iris silvestre
de Louise Glück

«El iris silvestre» (El iris salvaje) de Louise Glück, una de las poetas más reconocidas y premiadas de la literatura contemporánea. El libro, publicado en 1992, es una colección de poemas que exploran temas como el amor, la muerte, la naturaleza y la memoria. Glück utiliza el símbolo del iris silvestre, una flor que crece en lugares inhóspitos y que resiste las adversidades, para representar la fuerza y la fragilidad de la vida humana.

«El iris silvestre» es una colección de poesía de la aclamada autora estadounidense Louise Glück, publicada en 1992. Este libro, que ganó el Premio Pulitzer de Poesía en 1993, es conocido por su enfoque en la relación entre la naturaleza, la humanidad y la divinidad. A través de su lenguaje lírico y sus imágenes evocadoras, Glück logra capturar la esencia de la experiencia humana en sus versos.

La colección se compone de una serie de poemas que exploran la relación entre el ser humano y la naturaleza, así como la comunicación entre ambos. Los poemas están organizados en una estructura que sigue el ciclo de un año, comenzando en la primavera y terminando en el invierno. Cada poema está narrado desde la perspectiva de una planta, un elemento de la naturaleza o un ser humano, lo que permite al lector experimentar la conexión entre todos los seres vivos.

Uno de los temas centrales de «El iris silvestre» es la comunicación entre la naturaleza y la humanidad. Glück utiliza la voz de las flores y las plantas para transmitir mensajes de sabiduría y consuelo a los seres humanos. Por ejemplo, en el poema que da título a la colección, el iris silvestre habla de la importancia de la renovación y el renacimiento, tanto en la naturaleza como en la vida humana.

Otro tema importante en la obra es la búsqueda de la divinidad y la conexión con lo trascendental. A lo largo de la colección, Glück explora la idea de que la naturaleza puede ser un medio para experimentar lo divino y encontrar consuelo en momentos de dolor y pérdida. En el poema «Matins», por ejemplo, la voz del poeta se dirige a Dios a través de la contemplación de la belleza de la naturaleza.

El estilo de escritura de Glück en «El iris silvestre» es característico de su obra en general: lírico, evocador y a la vez accesible. Su lenguaje es sencillo y directo, lo que permite que sus palabras e imágenes lleguen al lector de manera clara y poderosa. A pesar de la simplicidad de su estilo, Glück logra transmitir una profundidad emocional que resuena en el corazón del lector.

El libro se divide en tres partes: «La vida de un día», «La vida de una noche» y «La vida de un año». En la primera parte, Glück nos presenta una serie de poemas que retratan momentos cotidianos y fugaces, como el despertar, el desayuno, el trabajo o el ocio. Estos poemas tienen un tono íntimo y reflexivo, y nos muestran la belleza y el dolor que se esconden en lo ordinario. Por ejemplo, en el poema «Despertar», Glück escribe:

Despertar: un momento
antes de que el sol aparezca sobre el horizonte,
cuando los colores del mundo
aún no se han formado.

Y tú eres el primer ojo que los ve.
Es suficiente para llenarte de alegría.
Pero hay también un vacío en tu corazón
que nadie puede llenar.

En la segunda parte, Glück cambia de registro y nos ofrece una visión más oscura y misteriosa de la realidad. Los poemas de esta sección están inspirados en los mitos griegos y en las leyendas nórdicas, y nos hablan de personajes como Orfeo, Eurídice, Perséfone o Freya. Estos poemas tienen un tono épico y dramático, y nos revelan el conflicto entre el deseo y el destino, entre la vida y la muerte. Por ejemplo, en el poema «Orfeo y Eurídice», Glück recrea el momento en que Orfeo pierde a su amada por mirar atrás:

Él volvió la cabeza para verla
y ella se desvaneció.
Así terminó su intento
de rescatarla del infierno.

¿Qué sintió él en ese instante?
¿Amor, culpa, ira, dolor?
¿O simplemente una profunda sorpresa
ante la fragilidad del amor?

En la tercera parte, Glück vuelve a la temática de la naturaleza y del paso del tiempo. Los poemas de esta sección están dedicados a las cuatro estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno. Estos poemas tienen un tono lírico y melancólico, y nos transmiten la sensación de cambio y de ciclo que caracteriza a la existencia. Por ejemplo, en el poema «Invierno», Glück describe el paisaje nevado con estas palabras:

El invierno cubre todo con su manto blanco.
Los árboles parecen esqueletos dormidos.
Los animales se esconden en sus madrigueras.
Los humanos se refugian en sus casas.

El invierno es el tiempo del silencio y del sueño.
El tiempo de olvidar y de esperar.
El tiempo de morir y de renacer.

En resumen, «El iris silvestre» es una colección de poesía excepcional que explora la relación entre la naturaleza, la humanidad y la divinidad a través de un lenguaje lírico y evocador. Louise Glück demuestra su habilidad para capturar la esencia de la experiencia humana en sus versos, abordando temas como la comunicación entre la naturaleza y los seres humanos, la búsqueda de lo trascendental y la conexión con lo divino. Con su estilo de escritura directo y sus imágenes evocadoras, «El iris silvestre» es una lectura que vale la pena para cualquier amante de la poesía.

Título: El iris silvestre
Autor:  Louise Glück
Editorial: VISOR LIBROS
Publicado: 16 diciembre 2021
Páginas: 158
ISBN: 9788498954470
Artículo anteriorArarat
Artículo siguienteVita nova
Informático, Community Manager, lector y maquero  Reseño en @algunoslibrosb En mis ratos libres desconecto de la vida 2.0 escuchando rock