El desencanto político y el creciente aumento de la derecha y la extrema derecha, sobre todo en la población más desventajada, no dejan de sorprenderlo, razón por la cual, con el presente libro, trata de dar una explicación, simple, a posibles causas no analizadas en foros y debates. Los argumentos en discusión no dejan de ser espinosos, pero piensa que su tratamiento en modo tan conservador es compartido por esas llamadas mayorías silenciosas que, votando, pueden llevar a elegir a personas consideradas poco recomendables por sus negativas tendencias extremistas.

El autor expresa sin tapujos su opinión y se dirige, en particular, a lo que él considera esas mayorías silenciosas

Guillermo Cuéllar Franco irrumpe en el panorama literario con Retrógrados (Editorial Tregolam), un ensayo en el cual explora y analiza una inquietud generalizada: la situación económica, política y social actual.

El autor nunca había tenido intención de escribir nada, pero tras la lectura de un artículo de opinión un día cualquiera, decidió responder en forma de libro, dejando constancia en este texto reflexivo de una punzante opinión que solicita no pasar inadvertido.

«Sin lugar a duda la libertad de expresión desaparece paulatina y constantemente. Es por eso que la gente dice una cosa, pero en realidad está pensando en otra».

Retrógrados es una vía de desahogo y de expresión donde el lector realiza un ejercicio introspectivo para preguntarse: ¿es lícito guardar silencio cuando no se está de acuerdo con el panorama mundial? ¿Es posible dar a conocer lo que pensamos sin caer en el riesgo de ser criticados?

«La sociedad todos los días habla de paz, pero la agresividad está cada vez más presente en nuestra vida cotidiana imponiéndose una no declarada ley de la selva donde los más fuertes, sobre todo económicamente, imponen sus condiciones».

Guillermo Cuéllar Franco, dentro de su conservacionismo, insta al lector a buscar la contrainformación, a sopesar las diferentes vías de conocimiento y sabiduría, a explorar todos los medios para que cada uno se forme una opinión lo menos adulterada posible.

«Diría a los lectores que lean, pero que sobre todo lean autores que digan cosas diferentes, incluso, a nuestras propias ideas. Solo así podremos entender qué es lo que realmente debemos considerar importante para volver a tener los derechos que en la actualidad perdemos a plena luz del día».

Entre los diversos aspectos que trata Guillermo Cuéllar Franco, destaca el pilar fundamental y la simiente de la situación actual: la economía. Un factor que el autor considera desequilibrado e injusto y que afecta sobremanera a aquellos que no tienen la misma capacidad adquisitiva, puesto que la riqueza recae solamente en unos pocos. Y dentro de este contexto, el autor de Retrógrados quiere también hacer reflexionar al lector.

«La sociedad todos los días habla de paz, pero la agresividad está cada vez más presente en nuestra vida cotidiana imponiéndose una no declarada ley de la selva donde los más fuertes, sobre todo económicamente, imponen sus condiciones».

Igualmente, la economía solo es el telón de fondo de una sociedad que, a juicio del escritor, se desmorona con su modernidad. El concepto de familia, las relaciones humanas, el devenir más próximo, incluso el propio sentido de la existencia, se entrelazan en las páginas de Retrógrados gracias a una pluma directa y mordaz.

El autor con esta obra no busca crear confrontaciones, tampoco imponer su punto de vista sobre temas sociales tan candentes. Guillermo Cuellar solo reflexiona sobre su verdad, sobre sus círculos más próximos, y extiende el ensayo a todo el marco social para ofrecer otra mirada. Una mirada que pide no ser sentenciada, solo convivir con las demás.

Descubre las últimas Noticias Literarias haciendo clic en la imagenNoticias_Literarias

Compartir...