Huaco retrato
de Gabriela Wiener

Publicación: 7 octubre 2021
Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE
Páginas: 176
ISBN: 978-8439738091

Biografía del autor

Gabriela Wiener (Lima, 1975) es autora de los libros Sexografías, Mozart con priapismo y otras historias, Llamada perdida, Dicen de míNueve lunas y del libro de poemas Ejercicios para el endurecimiento del espíritu. Sus textos han aparecido en diversas antologías y han sido traducidos al inglés, portugués, polaco, alemán, francés e italiano. Fue redactora jefe de la revista Marie Claire en España y hoy publica regularmente columnas de opinión para elDiario.es, Vice y para el contenido en español del New York Times, así como una videocolumna en lamula.pe. Ganó el Premio Nacional de Periodismo de su país por un reportaje de investigación sobre un caso de violencia de género. Es creadora de varias performances literarias que ha puesto en escena junto a su familia y de la obra de teatro Qué locura enamorarme yo de ti. En la actualidad reside en Madrid.

Sinopsis

La muerte de su padre y los fantasmas de su herencia marcan el retorno de Wiener con esta exploración memorable sobre el amor, el deseo, los celos y el racismo.

Un huaco retrato es una pieza de cerámica prehispánica que buscaba representar los rostros indígenas con la mayor precisión posible. Se dice que capturaba el alma de las personas, un registro que ha sobrevivido oculto en el espejo roto de los siglos.

Estamos en 1878, y el explorador judío-austriaco Charles Wiener se prepara para ser reconocido por la comunidad académica en la Exposición Universal de París, una gran feria de «progresos tecnológicos» que cuenta entre sus atracciones con un zoo humano, culmen del racismo científico y del proyecto imperialista europeo. Wiener ha estado cerca de descubrir Machu Picchu, ha escrito un libro sobre el Perú, se ha llevado cerca de cuatro mil huacos y también un niño.

Ciento cincuenta años después, la protagonista de esta historia recorre el museo que acoge la colección Wiener para reconocerse en los rostros de los huacos que su tatarabuelo expolió. Sin más equipaje que la pérdida ni otro mapa que sus heridas abiertas, las íntimas y las históricas, persigue las huellas del patriarca familiar y las de la bastardía de su propia estirpe -que es la de muchos-, la búsqueda identitaria de nuestro tiempo: un archipiélago de abandonos, celos, culpas, racismo, vestigios fantasmales ocultos en las familias y la deconstrucción de un deseo tercamente anclado en un pensamiento colonial. Hay temblor y resistencia en estas páginas escritas con el aliento de quien recoge los pedazos de algo que se rompió hace tiempo, esperando que todo vuelva a encajar.

Nota de prensa

En 1878, el explorador de origen judío-austriaco Charles Wiener espera el reconocimiento de la comunidad académica en la Exposición Universal de París, una gran feria donde se exhiben los últimos adelantos tecnológicos, obras de arte y una nueva atracción: un zoo humano con habitantes nativos de las colonias que Europa tiene repartidas por el mundo. Tras una travesía de dos años por Perú, y muy cerca de encontrar las ruinas de Machu Picchu, Wiener escribe un libro sobre su viaje y regresa a Europa trayendo unas cuatro mil piezas arqueológicas y un niño indígena, y dejando allí a una mujer, María Rodríguez, que da a luz a un hijo bastardo suyo.

Ciento cincuenta años después, la protagonista de esta historia visita la colección Wiener en el museo etnográfico de París, y se descubre reflejada en los huacos retratos, unas cerámicas prehispánicas que reproducen con máxima precisión los rostros indígenas, y que su tatarabuelo expolió. Así comienza su investigación en torno a esta polémica figura, representante del proyecto imperial europeo, cuya sangre corre por las venas de su familia. Investigación que entronca con un viaje urgente que la protagonista debe hacer desde Madrid, donde reside, a Lima, su ciudad natal, porque su padre se está muriendo. El avión, sin embargo, llega demasiado tarde, y en los escenarios de infancia y juventud se adentra en la experiencia del duelo, y en la historia de adulterio que su padre vivió con otra mujer durante más de treinta años. Entre cartas, mensajes y conversaciones con la amante y la esposa, su madre, intenta comprender las dinámicas de una relación triangular hecha de pactos tácitos, infidelidades, anhelos y temores mejor o peor disimulados. Al mismo tiempo, ella también debe traficar con la culpa y los celos cuando, echando por tierra los principios sobre los que se sostiene su relación de tres con un hombre y una mujer, abre la puerta a los affaires clandestinos. De regreso en Madrid, la sombra de lo vivido en Lima desata una crisis de confianza en ella y pone en riesgo la supervivencia de su proyecto de familia poliamorosa.

Un taller de descolonización del deseo para personas racializadas; la aparición de un acta de bautismo que pone en duda la veracidad del parentesco de la familia Wiener con el explorador, y el embarazo de su esposa Roci, son otros de los hitos de una narración donde entre lo íntimo y lo histórico se trama una búsqueda identitaria hecha de linajes bastardos, pérdidas, imposturas, el rastro fantasmático de los antepasados, la infamia del colonialismo y heridas difíciles de sanar.

CLAVES DEL LIBRO

Irreverente, transgresora, impúdica o kamikaze son algunas de las etiquetas que Gabriela Wiener ha cosechado a lo largo de una trayectoria conformada por libros como Nueve lunas, Sexografías o Llamada perdida, y numerosas columnas en prestigiosos medios donde se ha ido consolidando como cronista y referente del periodismo gonzo. Más allá de estas etiquetas, un estilo crudo y preciso, y el anclaje en la exposición del yo son los denominadores comunes de una obra que, sin embargo, trasciende el exhibicionismo para poner en el centro una literatura excepcional donde lo íntimo y lo político forman un entramado de complejas resonancias.
Su sentido del humor, su desparpajo y una honestidad brutal vuelven a destacar en Huaco retrato, un libro que cabalga entre géneros como el testimonio, la crónica, la saga familiar, la recreación histórica y la literatura del duelo. La historia de un tatarabuelo que encuentra en la exploración, la arqueología y el expolio una vía de reconocimiento social; el duelo por la muerte del padre; una trama de secretos y mitos familiares; y la crisis de una relación poliamorosa acechada por la culpa y los celos, son los heterogéneos elementos que Wiener enlaza para componer un potente relato que, entre fragmentos de la genealogía y de la propia experiencia, recorre desde el antisemitismo europeo a las puertas del caso Dreyfus hasta la discriminación que viven hoy los sudamericanos migrantes en España, pasando por las dinámicas de dominación y racismo del mundo colonial. Exponiendo sus heridas y las huellas de una violencia que atraviesa cuerpos y continentes, pero dejando también espacio para que la ternura asome a través de una anécdota doméstica o el discurrir de los vínculos familiares, Wiener emprende una personal exploración acerca del amor, la muerte, la herencia, el racismo y un deseo que necesita deshacerse del pensamiento colonial.

En un contexto donde los discursos del odio y la xenofobia resurgen con alarmante fuerza, Huaco retrato nos ofrece entonces una reflexión sagaz e implacable sobre la ficción de la pureza identitaria, y cómo se conforman, actualizan, pero también deconstruyen, los conceptos de la otredad y la barbarie.

LOS PERSONAJES

La protagonista y narradora
De apellido Wiener y un aspecto que se ve reflejado en los rostros de los huacos retratos expoliados por su tatarabuelo, la protagonista de esta historia es una periodista y escritora que se encuentra en una encrucijada identitaria que la impulsa a indagar sobre su linaje a la par que su proyecto de familia poliamorosa se aboca a una crisis provocada por ella misma.

Charles Wiener, el tatarabuelo
Nacido en Austria a mediados del siglo XIX y de origen judío, Charles Wiener pone todo su empeño en ser integrado en una sociedad, la francesa, con un fuerte sesgo antisemita. De profesor de liceo a explorador, Wiener emprende una travesía de dos años por Perú, donde está cerca de hallar las ruinas de Machu Picchu. Regresa a Europa trayendo casi cuatro mil piezas de cerámica prehispánica y un niño indígena comprado, y en la Exposición Universal de París obtiene su ansiado reconocimiento. En Perú deja un hijo bastardo que lleva su apellido y lo pasa de generación a generación, y aunque una partida de bautismo abre las dudas acerca de que el niño sea realmente su descendiente, en los hogares de todos los miembros de la familia Wiener hay un retrato del célebre antepasado.

El padre
Raúl Wiener, un periodista peruano de izquierdas, muere de un cáncer terminal y su hija no llega a tiempo para despedirse. Durante más de treinta años, y hasta el día de su muerte, sostiene una doble vida entre la familia que forma con su esposa y sus dos hijas y la relación semiclandestina que tiene con su amante, madre también de una hija suya.

La madre
Se enamora cuando ella y su futuro marido son dos jóvenes militantes de la izquierda peruana. Pese a saber que su marido le es infiel durante décadas, permanece junto a él hasta su muerte.

La familia Wiener Bravo
Los padres de la protagonista tienen orígenes igual de humildes, pero piel blanca y sangre europea en el caso del padre, y piel marrón y sangre chola en el caso de la madre. La unión de los Wiener y los Bravo es la conjunción de dos mundos que, a fuerza de racismo, discurren en paralelo en la sociedad limeña. Remontando el árbol genealógico, sin embargo, lo que se encuentran son historias de bastardía y linajes híbridos.

La familia poliamorosa
Jaime, peruano mestizo, y Roci, española blanca, son los dos extremos de una relación de tres donde la protagonista es el vértice. Tanto ella como su esposa y su esposo apuestan por un proyecto de deconstrucción amorosa, y la familia se completa con una hija y el recién nacido Amaru Wiener.

 

*Contenido original proporcionado por la editorial Literatura Random House

Críticas

«Con esa inteligencia tremenda y ese humor irreverente que la caracteriza, Wiener rescata del archivo familiar una historia íntima, que es también la historia infame de todo nuestro continente. La prosa a la vez sobria y desparpajada de Wiener es puro aire fresco, y bajo la claridad penetrante de su mirada podemos ser testigos de los ciclos de depredación y saqueo de América Latina.»
Valeria Luiselli

«¿Se imaginan un libro donde cabe la búsqueda de un ancestro europeo ladrón de cerámica peruana, un bisabuelo bastardo y blanqueado, el poliamor y sus desengaños, el duelo por la pérdida de un padre, la familia heterosexual y sus secretos inconfesables, los talleres de sexo anticolonial#? Poco a poco, lo que parece el encuentro fortuito de una máquina de coser y un paraguas sobre una mesa de disección se acaba convirtiendo en el mejor libro que he leído sobre la filiación y el amor en la condición poscolonial contemporánea. ¡Gabriela Wiener inventa la psicogenealogía queer y descolonial!»
Paul B. Preciado

«Wiener utiliza como materia prima la prepotencia de la violencia eurocéntrica para crear narrativas radicalmente hermosas e imprescindibles para las luchas antirracistas.»
Daniela Ortiz

«Seguirle la pista a Gabriela Wiener, caminar detrás de ella, soñando con alcanzarla, es uno de los pocos lujos que nos quedan.»
Alejandro Zambra

«Wiener destruye a martillazos de poesía los lugares comunes del Stand Up.»
Fabián Casas

«Gabriela Wiener es pura rebeldía, humor y ternura a un mismo tiempo».
Sara Mesa

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...