NOVEDADES 2020
FEBRERO
«Buena parte de las entrevistas que recoge este libro fueron realizadas a lo largo de cinco días, y cada miembro del grupo concedió entre diez y quince horas de su tiempo para rememorar la historia de cómo, por qué y cuándo hicieron los Clash lo que hicieron durante sus azarosos siete años de existencia. Un pequeño porcentaje de las entrevistas fue utilizado en el documental ganador del Grammy Westway to the World, dirigido por el viejo amigo del grupo Don Letts. También se han llevado a cabo nuevas entrevistas para la confección de este libro, que presenta, por vez primera, la historia de los Clash contada por The Clash; en sus propias palabras. Ahí es nada.»
Extracto de la Introducción

SINOPSIS

Los Clash fueron un grupo insólito, una perfecta anomalía que pronto trascendería su militancia en el punk más atroz, en compañía de bandas como los Sex Pistols, a fin de ir incorporando, sin renunciar a su combativo ideario ni a sus principios estéticos, otras tradiciones musicales a su paleta sonora. Pioneros, pues, del efervescente punk rock que haría las delicias de las hordas de encrestados imberbes que abominaban del jipismo burguesito, los mods, los teddy boys y la edulcorada grandilocuencia del rock progresivo –no sin antes abjurar del folk electrizado y bien atemperado que gastaban la acomodada clase media y la aristocracia más cool–, los Clash sacudieron los cimientos de la aún omnipotente industria discográfica con sus incendiarios conciertos y sus lúcidas composiciones. La brillante singularidad de su estilo y la pasión de su compromiso político lograron, además, plasmar el espíritu de una época y los convirtieron en un auténtico fenómeno mundial cuyo legado sigue influyendo en los mejores músicos emergentes y despertando el entusiasmo, cuando no la veneración, de nuevas audiencias. No deja de ser significativo que su documental autobiográfico Westway to the World obtuviera un premio Grammy o que la revista Rolling Stone escogiese London Calling como uno de los mejores álbumes jamás grabados.

Exhumar esta autopsia coral en pleno cuadragésimo aniversario de la obra cumbre del cuarteto, London Calling, devino un antojo irreprimible a la par que también un sentido homenaje a quienes ayudaron a toda una generación a desprenderse del azote de un pop cuya meliflua agonía amenazaba con perpetuarse en los oídos de los adictos al vinilo y las ondas radiofónicas.

Solo ellos estaban llamados a emprender aquel largo y azaroso camino hacia una reconciliación con las rudas esencias del rock más disruptivo, mestizo y atemporal. Por desgracia, aquel periplo tan desbordante acabaría pasando factura a la banda y certificaría, mediados los ochenta, la defunción de tan eufónico disturbio. Iconos, iconoclastas, arietes de todas las insurgencias, su historia está ya impregnada de leyenda. Mucha gente ha opinado sobre el cómo y el porqué de aquel estruendo, pero no está de más que los verdaderos protagonistas nos ofrecieran su versión.

NOTA BIOGRÁFICA

Formada en los albores del punk británico, The Clash no tardaría en convertirse en la banda de rock más representativa y versátil de su época, al tiempo que en símbolo por antonomasia de la canción protesta insular en los turbulentos finales de los setenta y durante el no menos convulso arranque de la década siguiente. Su ferviente apología del mestizaje musical traía causa de su temprana hibridación roquera con el reggae, una de sus más distintivas afinidades electivas junto a otros promiscuos escarceos con el dub, el funk, el jazz y el hip hop; mescolanza gracias a la cual se convirtieron en una de las bandas más respetadas y sampleadas por sus compañeros de armas, DJs y demás congéneres.

Pese a su separación mediados los ochenta, dejaron un extraordinario legado discográfico que comprende cuatro álbumes: The Clash (1977), Give ‘Em Enough Rope (1978), Combat Rock (1982) y Cut The Crap (1985); las cuatro caras del legendario doble London Calling (1979) –por muchos considerado su obra cumbre–, y las seis del polémico, experimental y variopinto triple Sandinista! (1980).

«Una retrospectiva coral y cabal de las andanzas del cuarteto.»
Q Magazine«Un polifónico torrente de confesiones y muy pertinentes aclaraciones para completar el retablo de la historia de la banda.»
Irish Examiner
«El nacimiento de una banda de rock es un fenómeno ciertamente misterioso. En ocasiones, obra el encantamiento y, por ventura, se produce el encontronazo. Sus integrantes acceden a compartir un enfoque y una aspiración, y a templar el necesario desequilibrio entre sus respectivas ideas musicales. Y, entonces, coronado ya el cénit de su obra, sin previa advertencia, todo se va al infierno.»
New York Times
PRÓXIMAMENTE

SINOPSIS

Músico, compositor, productor, arreglista y empresario, Quincy Jones, sin perder un ápice de su inveterada ubicuidad y omnipresencia en las más notables páginas de la historia de la música popular norteamericana, ha acompañado durante cinco décadas –cuando no forjado el sonido y producido, por su cuenta y riesgo, sus grandes éxitos– a las más grandes estrellas de la música y la industria del entretenimiento estadounidenses. Entre sus solícitos y bienaventurados protegidos desfilaron por los estudios de grabación Frank Sinatra, Michael Jackson, Steven Spielberg, Ray Charles, Will Smith… y, pese a su provecta edad, sigue acudiendo aún al oráculo de Q un largo sinfín de celebridades.

Q es una prodigiosa cantata –opus para solista, coro mixto y orquesta–, que, a modo de autobiografía coral, traza la singladura vital y artística de uno de los grandes creadores de la cultura popular estadounidense. Con capítulos escritos por el propio protagonista de la misma y aportaciones de su familia y amigos, su vida y obra trascienden sus propios logros para brillar aún más, si cabe, al poner sus conocimientos a disposición de sus congéneres. He aquí la partitura vital del reverendísimo maestro y sin par alquimista de la producción discográfica.

SINOPSIS

Advierte, con la mayor de las solemnidades, la Reina del Soul –a propósito de la monumental biografía escrita por David Ritz–: «No malgaste su dinero en la lectura de esta biografía desautorizada». Sin ponderar en exceso el exabrupto que siguió a aquella admonición, Aretha Franklin se permitió tildarla, a continuación, de [sic] «basurilla inmunda». Bien es cierto que arrastraban ambos un turbulento historial de felices colaboraciones y no menos tormentosas desventuras: Franklin y Ritz trabajaron juntos en la confección de las memorias de la cantante, Aretha: From These Roots, publicadas en 1999. Ritz, confeso devoto de la artista, acreditaba además para tamaño encargo un Grammy a las mejores notas de tapa por su trabajo en la edición del set de Franklin reunido en 1992, Queen of Soul: The Atlantic Recordings. «Como muchos de ustedes saben, circula por ahí un libelo infecto plagado de mentiras… Las afirmaciones [del escritor] en él vertidas solo se explican desde el más absoluto rencor, dado que expurgué algunas aseveraciones que él tuvo la desfachatez de intentar deslizar en mis memorias hace 15 años», rezaba el comunicado.

Inasequible al desaliento, encontró siempre la manera de sobreponerse frente a las múltiples adversidades a las que se enfrentó a lo largo de su carrera para resurgir de las cenizas e imponer su incuestionable magisterio. Ya no abandonaría nunca el trono que le correspondía. David Ritz, escriba de sus memorias, Aretha: From these Roots, y presa del despecho que traía causa del férreo control al relato impuesto en la redacción de las mismas por la artista, nos ofrece el muy necesario contrapunto a aquella autohagiografía que tuvo que componer por encargo, echando mano, para esta ocasión, de las fuentes que componen el círculo de confianza más íntimo de la artista, y contrastando cuanto compiló en aquel primer encargo con los testimonios de quienes convivieron y trabajaron con Aretha. He aquí la biografía definitiva de una de las más excelsas y atormentadas voces de la música sacra y popular de la cultura estadounidense.

LISTOS PARA EL DÍA DEL LIBRO

La obra lírica completa de Nick Cave, en edición bilingüe, por primera vez vertida al castellano, en traducción de Miquel Izquierdo.

Pre-Textos, Papel de liar y Sexto Piso nos habían acercado a la obra en prosa del bardo australiano, pero el cancionero completo brillaba por su ausencia en las librerías del reino.

Quiso la casualidad que el Día del Libro, el próximo 23 de abril, caiga en la víspera del primer concierto que dará en España Nick -Barcelona y Madrid-. Habrá que recibirle con los deberes hechos. Devoción obliga…

Descubre las últimas Noticias Literarias haciendo clic en la imagenNoticias_Literarias

Compartir...