Pequeño manual de la perfecta felicidad

Pequeño manual de la perfecta felicidad
de Ilarie Voronca

Publicación: 19 abril 2021
Editorial: Hermida Editores
Páginas: 160
ISBN: 978-8412281132
Traductor: Christian Santacroce

Biografía del autor

Nacido bajo el nombre de Eduard Marcus (Brăila -1903) en el seno de una familia judía, desde muy joven comenzará al frecuentar el círculo literario Sburătorul, dirigido por el célebre crítico Eugen Lovinescu, en cuyo semanario, ya bajo el nombre de Ilarie Voronca, aparecerá su primer poema Tristeţi de toamnă (Tristezas de otoño), en 1922. Su primer poemario, Restrişti (Tribulaciones), de marcada inspiración simbolista, vería la luz al año siguiente. En 1924 funda junto a Victor Brauner la explosiva revista 75 HP, colaborando asimismo con otras publicaciones periódicas como Contimporanul, Punct, Integral y unu. Muy pronto se convertiría en uno de los mayores precursores de la vanguardia artística rumana, destacando como el gran teórico del integralismo. Con más de una decena de volúmenes publicados en su lengua natal —entre los que destacan Colomba (1927), Ulise (1928), A doua lumină (1930) o Zodiac (1931)—, desde 1933, huyendo de las «tinieblas balcánicas», se instala de manera permanente en París junto a su esposa Colomba, donde comenzará a escribir definitivamente en francés. En 1936 da a la luz una de sus producciones más relevantes: La Poésie commune. Obra que supondrá un giro capital en su concepción poética. Nacionalizado francés en 1938, tras el comienzo de guerra se refugia en el sur de Francia, donde colaborará con la Resistencia francesa. Durante ese período, paralelamente a su producción poética, escribe y publica las piezas más importantes de su obra en prosa, a la que pertenece Petit manuel du parfait bonheur [Pequeño manual de la perfecta felicidad], compuesto entre 1941 y 1944, e inédito hasta 1973. A raíz de un desengaño amoroso, se quita la vida en su apartamento de París, el 4 de abril de 1946.

Sinopsis

«Decía saber lo que había que hacer para que los corazones rebosasen de amor, de paz, de asombro, de éxtasis. Había además casi acabado de escribir un Manual de la perfecta felicidad…».

Así recuerda Eugène Ionesco su último encuentro con Voronca a comienzos de marzo de 1946, poco antes de que éste se quitase la vida en su apartamento de París. A su lado dejaba una carta dirigida al editor que debía publicar su último libro: Petit Manuel du Parfait Bonheur, que permanecería inédito hasta la edición bilingüe de 1973.

Fundador junto a Victor Brauner de la explosiva revista 75 HP y de la Pictopoesía, teórico mayor del integralismo y cantor de La Poésie commune, Ilarie Voronca (Brãila, 1903) constituye junto a figuras como Tristan Tzara, Benjamin Fondane o Jacques Hérold una de las piezas clave de la vanguardia artística rumana y europea del siglo XX.

Escrito durante los años de la ocupación nazi, entre 1941 y 1944, «este Pequeño manual, que Voronca presenta como un ensayo de libro sobre la felicidad, como un acto de adhesión y de fe en la felicidad del mañana, no es una ficción, sino una prosa eminentemente poética, un texto testamentario, un manifiesto que muy bien podría ser el del integralismo», nos dice Christophe Dauphin en su magnífica monografía sobre el autor.

De un prefacio de Tristan Tzara

«Leyendo la obra de Voronca, uno puede perderse en conjeturas sobre las razones que le hicieron romper con esta vida que pretendía elevar a la altura de una imagen de alegría y de amor. Sus poemas son el testimonio, cuán genuino, de la esplendente simpatía humana que irradiaba de él. Hemos de creer que esas razones fueron engendradas por la pureza misma de las aspiraciones del poeta. Al término de un dolor oculto, chocaron éstas, como si de la rigidez de un muro se tratara, contra la imposibilidad de contenerlas. Así, era de nuevo a un poeta a quien incumbía realizar la prueba de la incompatibilidad entre el sueño y la vida, tal como ésta está ordenada de cara a mutilar su profundo impulso hacia un futuro armonioso. No hay lección que extraer de un drama individual que en su trayectoria encierra todos sus pormenores, su deslumbrante claridad y su oscuridad ante el razonamiento. Uno puede no obstante afirmar que la desesperación cobró para Voronca las dimensiones de su tan intenso optimismo, desbordando los límites de esa apasionada búsqueda de la verdad que tantos poetas han transformado en regla de vida.»

(Tristan Tzara. De su prefacio a la edición póstuma de Ilarie Voronca: Poèmes choisis, 1956)

Enlaces de compra

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...