El edificio de piedra
de Asli Erdogan

Publicación: 17 marzo 2021
Editorial: Armaenia
Páginas: 170
ISBN: 978-8412003970
Traductor: Rafael Carpintero Ortega

Biografía del autor

Asli Erdoğan (Estambul, 1967) es una de las escritoras turcas más reconocidas. Ha recibido multiples premios, tanto por su labor literaria como por su activismo político en favor de los derechos humanos. Fue arrestada y encarcelada por el Gobierno turco en una amplia redada contra voces disidentes después del fallido intento de golpe de Estado de julio de 2016. Miembro del PEN International y PEN America, ha publicado novelas, colecciones de historias cortas y prosa poética, además de selecciones de sus ensayos políticos. Como periodista, ha cubierto temas controvertidos como la violencia estatal, la discriminación y los derechos humanos, por los cuales ha sido perseguida de varias maneras.

Sinopsis

Tres historias interconectadas muestran a mujeres cuyas vidas han sido interrumpidas por fuerzas más allá de su control. El exilio, las enfermedades graves o el encarcelamiento de la persona amada son enfrentados con resiliencia, fuerza y audacia, aunque no se pueda deshacer lo que el destino ha forjado. Estos relatos atmosféricos e introspectivos culminan en una novela experimental de múltiples voces, donde el «edificio de piedra» es una metáfora de las diversas instituciones opresivas (prisiones, jefaturas de policía, hospitales y asilos psiquiátricos) que dominan la vida de todos estos personajes. Aquí se ofrece una destilación literaria de la alienación, la impotencia y la furia controlada del exilio y el encarcelamiento, tanto físicos como mentales, que son presentados en una serie de retratos luminosos, conmovedores, de vidas atrapadas por las estructuras de poder. «Asli Erdogan es una escritora excepcionalmente perceptiva y sensible que siempre produce textos literarios perfectos». ―Orhan Pamuk, premio Nobel de Literatura

Nota de prensa

Trayectoria literaria

La escritora turca ha escrito un total de ocho obras entre novelas, relatos, prosa poética y ensayos que han sido traducidas a veinte idiomas. Esta labor la ha compaginado con la de articulista durante cinco años en el diario pro-kurdo Özgür Gündem, y en Radikal, uno de los diarios más influyentes de Turquía entre 1996 y su cierre en 2016. En este último escribió durante tres años una columna semanal sobre los olvidados de la sociedad: las mujeres, las víctimas de violaciones, personas torturadas, encarceladas, etc. y finalmente fue despedida por considerarse sus artículos demasiado politizados (“nunca fui una escritora ideológica y evité el discurso político. El enfoque populista tiene trucos fáciles de atrapar al lector que trato de evitar. Siempre quise concentrarme en la tragedia humana”).

Reconocimientos

En 2005 la revista francesa Lire consideró a Asli Erdogan como “un clásico contemporáneo” y la incluyó en la lista de los “50 escritores del futuro”. La escritora ha recibido múltiples premios en reconocimiento a su trayectoria literaria y a su labor como activista como por ejemplo el Premio Simone de Beauvoir de 2018 por los derechos humanos y la libertad de las mujeres, el Erich Maria Remarque, el Vaclav Havel de 2019 o el Tucholsky, que el PEN de Suecia otorga a escritores que luchan por la paz y la libertad de prensa bajo circunstancias difíciles en sus países o en el exilio.

Temas de su literatura y estilo literario

Su literatura se centra principalmente en la falta de libertades a la que se ven sometidas las mujeres, al maltrato físico y emocional que les inflige la sociedad, etc. Ian McEwan ha dicho sobre la escritora turca que “tiene una preciosa y rica imaginación, posee un inmenso talento y nos enseña a todos lo que significa el coraje en el escritor”. Uno de sus temas predilectos es la soledad: “Toda mi escritura es una profunda soledad. También exploro el tema del ‘yo’. Intento construir mis novelas como si estuviera componiendo música de cámara”. Otro, el dolor: según la novelista turca Sema Kaygusuz, “el mundo en la mente de Erdogan es un cuerpo herido. Ella se identifica con la herida. El dolor que siente la autora no es personal, sino que es el dolor del mundo». Respecto al estilo literario, la crítica literaria la ha comparado con Kafka, Joyce, Malcolm Lowry o Antonin Artaud entre otros. Erdogan se describe a sí misma como una “escritora existencialista” y define su estilo de escritura de “prosa poética. Es duro, estrecho: es una literatura marginal”.

El edificio de piedra

Su libro de ficción más reciente, El edificio de piedra (2012; Armaenia Editorial, 2021), incide en sus temas clásicos de la alienación, la impotencia y la furia controlada del exilio y el encarcelamiento, tanto físicos como mentales, y los convierte en una serie de retratos luminosos, conmovedores, de vidas atrapadas por las estructuras de poder. En una entrevista concedida el año pasado a la revista digital Kedistan, Asli Erdogan lo explicaba con detalle:

“El edificio de piedra habla de confinamiento y desestructuración, una metáfora de los traumas de los que no podemos escapar. Pero, en realidad, es también una metáfora de la memoria, del ego, y en cierto modo, de la historia. Una memoria que se llena de aguas anegadas, de barro, una historia que no permite que exista ninguno de sus personajes, incluidos el narrador y el autor. Un ego que estalla constantemente bajo los traumas: que muere, que permanece en vida, que se delata y es delatado. Un aterrador estallido de risa, un grito en el desierto. Un ángel caído entre los humanos y un loco que lleva la misma cicatriz que él. En este libro utilicé una técnica narrativa que nunca antes había experimentado. La narradora – yo – es como una cáscara vacía a través de la cual van fluyendo las voces. Los personajes del libro, es decir, las voces, son como miembros de un coro que, aunque canten la misma melodía, no pueden oírse entre sí. Compuse este libro con historias sin comienzo ni fin, cíclicas, e incluso en jirones tejidos como un lienzo […] Me mantuve alejada de las técnicas narrativas clásicas, de personajes cuyos límites se definen, se enriquecen, a medida que se va tejiendo la trama. Llevo al lector hacia un vórtice emocional, hacia un vacío, privándolos de la liberación que podría ofrecer una tragedia, una catarsis. Les recuerdo que, en el edificio de piedra, pagarán un precio con sus propias vidas por cada cosa que vean, que sueñen”.

La justicia turca y su arresto

Tras el intento fallido de golpe de Estado del 15 de julio de 2016 en Turquía, Asli Erdogan se vio inmersa en la caza de brujas emprendida por el primer ministro Recep Tayyip Erdogan contra jueces, intelectuales, periodistas y políticos. La escritora, que se había mostrado siempre muy crítica con el Gobierno turco, llegando a denunciar en numerosas ocasiones los abusos sufridos por la comunidad kurda, fue arrestada el 16 de agosto de 2016 junto a otros 22 periodistas del periódico Özgür Gündem —donde ejercía de columnista— bajo acusación de “propaganda terrorista”, “pertenencia a organización terrorista” e “incitación al desorden público”. El diario fue clausurado por distribuir «propaganda del PKK” y funcionar como “portavoz de esta organización».

La vida en prisión

Asli Erdogan pasó 136 días en prisión preventiva en la cárcel de mujeres de Bakirköy. Tras su detención, 149 intelectuales turcos firmaron un manifiesto exigiendo su inmediata puesta en libertad. La activista, que ya antes de ingresar en prisión sufría diversos problemas de salud, fue encerrada en una celda de confinamiento durante los primeros cinco días, sin el mínimo imprescindible de higiene personal y sin acceso a agua corriente durante los dos primeros días. El trato recibido mejoró ostensiblemente cuando amenazó con denunciar a las autoridades penitenciarias del país.

Presión internacional y excarcelamiento

La presión internacional sin duda influyó desde el primer momento en su traslado cinco días después de su arresto a un módulo con 24 presas acusadas de tener vínculos con el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), de las cuales 21 eran kurdas y solo 3 turcas. Sesenta intelectuales franceses publicaron un artículo en su defensa en Libération bajo el título “Salvemos a Asli Erdogan y a los demócratas encarcelados en Turquía”. En Turquía las librerías colocaron sus libros en los escaparates como forma de protesta. Asli Erdogan fue liberada el 29 de diciembre de 2016. En septiembre de 2017, en cuanto las autoridades turcas le levantaron la prohibición de viajar, se exilió a Berlín — como muchos otros represaliados turcos— donde vive bajo asilo político mientras se recupera de una enfermedad autoinmune que le fue diagnosticada el año pasado.

Acusación de propaganda para una organización terrorista

Pero su odisea con la justicia turca no acabó allí y el proceso judicial se alargó tres años más. El 13 de enero de 2019 la escritora de Estambul fue acusada de hacer propaganda para una organización terrorista por la publicación en 2016 en Özgur Gundem, de cuatro artículos (ver los enlaces) sobre las matanzas de Cizre, Sur y Nusaybin: Este es tu padre, El diario del fascismo: hoy, Lecturas de la historia de un loco y El más cruel de los meses, por los cuales el fiscal solicitó una condena de 9 años. Asli Erdogan afirmó al respecto en una entrevista: “Me encarcelaron por el simple hecho de escribir acerca de las barbaridades cometidas en un pueblo kurdo, Cizre, donde habían quemado vivas a 150 personas”. La escritora no asistió al juicio. El 14 de febrero de 2020 la justicia turca la absolvió de todos los cargos. Asli Erdogan se ha convertido estos últimos años en todo un símbolo para los más de 150 escritores y periodistas encarcelados todavía hoy en Turquía.

 

Este libro forma parte del proyecto “Minorías”, de Armaenia Editorial, apoyado por el programa Europa Creativa de la Unión Europea.

*Contenido original proporcionado por la editorial Armaenia Editorial

Críticas

«Un libro bellamente escrito y sinceramente contado, tan tierno como los jardines de tulipanes de Estambul y tan valiente como el corazón humano». ―Elif Shafak

«Asli Erdogan es una escritora excepcionalmente perceptiva y sensible que siempre produce textos literarios perfectos». ―Orhan Pamuk, premio Nobel

«Muy bien escrito e iluminador: un libro fabuloso». ―The Huffington Post «Una de las once mujeres poderosas que conocimos en todo el mundo en 2017». ―The New York Times

«De este texto tan sublime como breve, del que la tragedia humana es la matriz, emana sin embargo una dulzura poética». ―Le Nouvel Observateur

Enlaces de compra

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...