Reseña del libro «El Imperio Final» de Brandon Sanderson.
Por Ander Terrones Arellano.

«El imperio final» es la primera novela de la saga “Nacidos de la bruma” de Brandon Sanderson, situada en un extenso universo literario llamado “Cosmere”. Este autor está llamado a dominar el género fantástico las próximas décadas con decenas de entregas de este universo ya programadas y con adaptaciones cinematográficas no muy lejanas.

«Nacidos de la bruma», o «Mistborn» en inglés, consta de siete libros, por ahora. Y se divide en eras. En esta primera entrega vislumbramos un mundo feudal triste y deprimente, del que llueve ceniza y se llena de brumas por la noche, dominado por un emperador-dios que lleva mil años en el poder, conocido como el lord Legislador. Desde el principio de la novela, una rebelión se está gestando y somos espectadores de ella a través de los protagonistas, que forman parte activa y son los líderes y creadores del movimiento.

El estilo de Sanderson no destaca por sus florituras a la hora de narrar o por descripciones exhaustivas. Muy funcional, el estadounidense se limita a contar la historia sin darle gran importancia a la forma en la que lo hace, más allá de escribir de forma clara y entendible.

Las escenas de acción son su punto fuerte. Si bien el sistema de magia que utiliza, la alomancia, y sus leyes pueden resultar algo confusas, Sanderson cuenta las luchas de forma épica y peliculera, aprovechando todos los recursos a su alcance para que el lector se pueda imaginar la escena.

Se nota en gran medida su influencia con los videojuegos, algo normal siendo un autor contemporáneo. El sistema de magia antes mencionado recuerda sin duda a lo que un personaje puede hacer en un juego. Es algo positivo para los más jóvenes, que entenderán con mayor facilidad la mecánica y que, además, conectarán mejor con la historia.

La historia de «El imperio final» contiene muchos lugares comunes, por lo que el lector no encontrará dificultades para internarse en los recovecos de Luthadel, la ciudad en la que se desarrolla la mayor parte de los hechos. Además, Sanderson concentra todas sus energías en hacer una escritura correcta y sencilla que logre conectar con todo tipo de lectores.

Los personajes están bien construidos pero su desarrollo no es el centro de la obra, si bien el personaje protagonista, Vin, una joven pobre pero con un extraordinario poder acogida por la rebelión, tiene un claro cambio del que somos conscientes a través de las hojas y los capítulos.

La historia está narrada desde los puntos de vista de los personajes, la mayoría de las ocasiones de Vin y de Kelsier, el líder de la rebelión. Esto hace que el autor no tenga que contar en su totalidad todos los hechos contra el gobierno, le vale con mencionarlo en boca de un personaje.

En conclusión, «El imperio final» es una buena novela de fantasía épica, la primera de una saga extensa dentro de un universo más extenso. La historia tiene los ingredientes suficientes como para calar en la sociedad, por lo que es probable que estemos ante el autor del futuro. Sus adaptaciones cinematográficas están al caer, y puede venirle como anillo al dedo a la época de universos y sagas inacabables. Sanderson parece una fuente de ideas inagotable y de calidad, por lo que tiene todo lo necesario para hacerse un hueco importante en la cultura popular.

Por Ander Terrones Arellano
@anderterrones

Título: El Imperio Final
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Nova
Publicado: 8 julio 2021
Páginas: 672
ISBN: 978-8418037214
Artículo anteriorLa historia de los vertebrados
Artículo siguienteLas dos vidas de Mina Índigo
Leo desde que tengo uso de razón y escribo desde adolescente. Aprendiendo algo nuevo todos los días.