Reseña del libro «El italiano» de Arturo Pérez-Reverte. Por Paqui Bernal.

La novela de Pérez-Reverte narra las hazañas bélicas de tres buzos italianos en la bahía de Gibraltar durante la Segunda Guerra Mundial, al tiempo que describe la relación de uno de ellos con una librera española viuda. Estas dos tramas -a su vez- están contadas desde la voz de un personaje que investiga los hechos, tanto históricos como amorosos, décadas después.

La obra tiene características del “best-seller”, por citar algunas, la longitud del libro y capítulos muy cortos -hecho éste que le imprime un gran dinamismo y facilita su lectura-. Esta lectura rápida y fluida resulta muy conveniente, si se tiene en cuenta la pluralidad de tramas y los continuos “flashbacks” y regresos al tiempo cero (por más que esto también está muy bien conseguido).

Es una historia perfectamente documentada, con frecuentes pinceladas de realismo social. El autor dibuja también un retrato terriblemente veraz de la sociedad española de los años cuarenta, de su pobreza -que lleva a algunas mujeres al extremo de ejercer la prostitución al servicio de los ingleses del Peñón-, de ese franquismo recién estrenado que otorga a la mujer el rol empobrecedor de ama de casa y persona virtuosa.

Hay que destacar la capacidad de Reverte para darle profundidad a la caracterización de sus protagonistas. En relación con esto, me ha llamado la atención un rasgo en su estilo que es poco común: su narrador juzga el comportamiento de algunos de sus personajes (como hacia Saramago en “Ensayo sobre la ceguera”), un lujo que quizá sólo se pueden permitir escritores consagrados como ellos sin que los tachen de antiguos o ideologizados.
En ese sentido, el relato me ha resultado muy épico, muy mitificador de la figura del soldado musculoso y valiente. “Not my piece of cake”, que dicen los ingleses, porque la dimensión bélica no apela a ningún valor con el que yo me identifique ni a mis lecturas anteriores. Además, creo que es un poco ambicioso armar una novela de aventuras y romántica a la vez, y pretender que funcione con un amplio sector de lectores. Para mi gusto esa combinación -en lugar de sumar- resta, aunque entiendo que expreso una opinión absolutamente subjetiva.

En cuanto al lenguaje, Pérez-Reverte no sólo hace uso de un vocabulario enormemente rico y preciso, como corresponde a un académico de la lengua, sino que además elabora unas metáforas y unos símiles muy imaginativos.

Lo que sin duda me ha parecido más impresionante, y con mayúsculas, es la construcción de la atmósfera. Reverte describe con tantos y tan pequeños detalles que el lector visualiza perfectamente, siente la temperatura, oye los sonidos, huele los olores. Tuve la sensación de que me abducía y me dejaba caer en el centro mismo de la escena. En este aspecto la novela es tan potente como el mejor producto cinematográfico.

En resumen, aunque yo no lo haya podido apreciar en toda su dimensión, “El italiano” es el relato de un narrador muy hábil que además escribe divinamente.

Por Paqui Bernal
@_PaquiBernal

Título: El italiano
Autor:  Arturo Pérez-Reverte
Editorial: ALFAGUARA
Publicado: 21 septiembre 2021
Páginas: 400
ISBN: 978-8420460499
Artículo anteriorBuena suerte
Artículo siguienteLa mirada vaciada
Paqui Bernal es una escritora nacida en Andalucía. Publicó su segunda novela, “La mirada vaciada” (Nova Casa Editorial) en abril de 2021. También es autora de varios cuentos y artículos de prensa. Licenciada en Filología, estudió el Máster en Creación Literaria en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.