Con la lectura de El sueño de la crisálida he puesto punto y final a este verano tan extraño que nos ha tocado vivir y, la verdad, no puedo estar más agradecida al destino por haber puesto en mi camino esta lectura que tanto me ha ayudado a sentirme un poquito más feliz y positiva para este nuevo comienzo de curso (para mí, imagino que igual que para muchos otros, septiembre es casi que más comienzo de año que enero).

El sueño de la crisálida es la última obra de Vanessa Montfort. Este libro cayó en mis manos de manera totalmente fortuita y, de hecho, ni siquiera conocía previamente a la autora. Eso sí: después de haber devorado la novela en poco más de dos días, que me haga con otras obras suyas es solo cuestión de tiempo. Mujeres que compran flores ya está en mi estantería llamándome a gritos e invitándome a sumergirme en sus páginas.

El sueño de la crisálida es, antes que nada, una historia de superación (en realidad, sería más correcto hablar de dos historias de superación). La protagonista, Patricia, es una periodista que, tras sufrir una crisis de ansiedad, se ve prácticamente obligada a replantearse su vida para poder sobrevivir. Por caprichos del destino, en el vuelo de América a España que da comienzo al libro, conoce a Greta, una monja con un pasado oculto lleno de secretos inconfesables. Es solo cuestión de tiempo que cada una se sienta atraída de forma aparentemente inexplicable por la otra. A lo largo del libro, lo que vamos descubriendo es la historia que Greta va contándole a Patricia, cuyo objetivo final es conseguir publicarla.

Patricia utiliza como excusa la historia que le va relatando Greta para, poco a poco, ir desgranando su propia historia, tan diferente y a la vez con tantos aspectos en común a la de la monja. Esta técnica que emplea la autora de ir dándonos a conocer la vida de la protagonista casi que por fascículos consigue que no queramos despegarnos de las hojas del libro hasta llegar al final y tener la imagen completa. No puedo desvelar gran cosa sobre la historia sin hacer spoilers: aquel que se sienta picado por el gusanillo de la curiosidad, no tiene más que hacerse con el libro y comenzar a leer. Desde la primera página, como por arte de magia, las palabras te empiezan a atrapar sin que te des cuenta.

La autora se esfuerza por describir hasta el último detalle de cada escena: sus olores, sus sonidos, su atmósfera; tanto es así, que por momentos nos sentimos transportados a las calles de Madrid, a sus restaurantes o incluso al centro de meditación al que acude la protagonista, y nos parece ser testigos directos de la acción que se está desarrollando. Esto pueda hacer que en ocasiones tengamos la impresión de que la trama no avanza o que lo hace a un ritmo demasiado lento. No obstante, a mí personalmente este aspecto no me ha molestado y he disfrutado de cada pasaje descriptivo de la obra.

Mientras leía El sueño de la crisálida, había momentos en los que tenía la impresión de estar leyendo un libro de autoayuda. Y no lo digo como algo negativo, todo lo contrario: a medida que Patricia se va iniciando en el mundo de la meditación, el yoga y el mindfulness y va empezando una nueva vida más auténtica y acorde a sus gustos y necesidades, tenía la sensación de que yo misma estaba también sufriendo mi propia transformación y me iba sintiendo invadida por un torrente de positividad y energía totalmente inesperado.

El sueño de la crisálida es un relato impregnado de esperanza, amistad y amor, un homenaje al lado más puro y sagrado del ser humano. También es un libro que nos hace reflexionar sobre el estilo de vida actual y el ritmo tan frenético que nos vemos obligados a seguir para lograr subsistir. La preocupación por el trabajo o la ansiedad que nos causa tener que estar constantemente al servicio de los demás hace que nos olvidemos de lo que de verdad importa: el bienestar de uno mismo. Anteponer nuestros sueños y nuestras necesidades no debería ser la excepción, sino más bien la regla. ¿La clave? Creer en uno mismo. Este es el hilo conductor de la novela, un hilo conductor que no debería quedar restringido solo a la ficción, sino que debería ser también el hilo conductor de nuestras vidas reales.

Por Isabel Fresno
@armoredlilibet

Título: El sueño de la crisálida
Autor: Vanessa Montfort
Editorial: DEBOLSILLO
Publicado: 2 julio 2020
Páginas: 560
ISBN: 978-8466350884
Compartir...