Ilustrepedia: Enciclopedia del desconocimiento
de Dani Rodríguez (Ilustres Ignorantes)

Publicación: 24 febrero 2021
Editorial: Lunwerg Editores
Páginas: 224
ISBN: 978-8418260391

Biografía del autor

Dani Rodríguez comenzó su carrera en televisión en el área de cine de Canal+ como guionista en programas como Cinexprés o Nos gusta el cine. Dio el salto a la comedia con Ilustres Ignorantes (Movistar+), donde lleva catorce agotadoras temporadas. Ha sido guionista de Óxido nitroso (Canal+) y Cero en historia (Movistar+). Ha escrito un documental para televisión, Buscarse la vida en el cine (Canal+), y ha dirigido varios cortos. Ilustrepedia es su primer libro.

Sinopsis

Durante trece años, Ilustres Ignorantes ha generado un sinfín de información irrelevante que
ahora ha sido recopilada en un libro. Todo lo que Javier Coronas, Javier Cansado y Pepe Colubi
han expuesto en el programa, junto con sus insignes invitados, llega hasta este ejemplar
elaborado por el inigualable Dani Rodríguez, el guionista de este programa sin guion.
Porque ¿en qué otro manual aparece el Principio de Incompetencia de Peter, la lista de patriarcas
antediluvianos, la fórmula matemática del amor, el panóptico de Bentham, los inventos
del profesor Bacterio, los signos del zodiaco de los dictadores o las tarifas de una funeraria?
Hágase ya con este volumen único para convertirse en todo un ilustre ignorante.

Nota de prensa

ILUSTREPEDIA
Enciclopedia del desconocimiento
MANUAL DE CONSULTA
Dani Rodríguez


Una desternillante enciclopedia ilustrada
que resume el universo de Ilustres Ignorantes

• Durante trece años, Ilustres Ignorantes ha generado un sinfín de información irrelevante que ahora ha sido recopilada en un libro. Todo lo que Javier Coronas, Javier
Cansado y Pepe Colubi han expuesto en el programa, junto con sus insignes invitados,
llega hasta este ejemplar elaborado por el inigualable Dani Rodríguez, el guionista de
este programa sin guion.

• Porque ¿en qué otro manual aparece el Principio de Incompetencia de Peter, la lista de
patriarcas antediluvianos, la fórmula matemática del amor, el panóptico de Bentham,
los inventos del profesor Bacterio, los signos del zodiaco de los dictadores o las tarifas
de una funeraria? ¡Hágase ya con este volumen único para convertirse en todo un
ilustre ignorante!

Ilustres Ignorantes es un programa que no parece un programa. También se define, con acierto, como la charla más gamberra e irreverente de la TV. Miles de espectadores acuden semanalmente a este debate delirante dirigido por Javier Coronas y presentado por él mismo en #0 (Movistar+) con la participación de Pepe Colubi, Javier Cansado y diferentes invitados en cada programa. El humor sin control ni tabúes es el protagonista de este espacio que, en sus ya 14 temporadas, ha reunido a importantes personalidades de todos los sectores alrededor de las cuestiones más banales de nuestro día a día, manteniendo la esencia nihilista que ha caracterizado al programa desde sus comienzos.

Es una importante legión de fieles seguidores la que arropa cada entrega de este espacio donde el guion ni está ni se le espera. He ahí lo que conquista y fideliza a una audiencia que no falta a una cita de media hora en la que saben que cualquier cosa puede ocurrir. El humor desinhibido y espontáneo que fluye en estos debates parece haber cuajado en las parrillas televisivas y también en la radio, puesto que a Ilustres Ignorantes le siguieron otros formatos que, en esta línea, llegaron para quedarse y que hoy nos resultan imprescindibles, como La Vida Moderna o La Resistencia.

TÍTULO, por JAVIER CORONAS

Quiero mucho a Dani. Me refiero al Dani que ha escrito este libro, porque estas cosas conviene aclararlas. Y no solamente lo digo, además lo escribo siendo el director, presentador y comprador oficial de los regalos de los chinos que s e entregan en el programa de televisión Ilustres Ignorantes. Para quien no sepa de qué estoy hablando, les diré que es un programa que ha marcado un antes y un después. Hay que tener en cuenta que marcar «un antes y un después» no tiene mérito alguno, basta con fijar una fecha determinada y ya está. Y vale para un cumpleaños, un bautizo, una ruptura, una muerte, un beso, la compra de un ordenador, el primer coito, el segundo gatillazo, tu primer coche, un martes, el 23-F, tu primera muerte o, incluso, un programa de televisión.

Creo que ha quedado claro. Dani es un referente para mí, siempre he admirado a este tipo de gente que con su trabajo estafa al sistema, a la banca, a la sociedad, a la familia, a los amigos, a las productoras de televisión, a sus maestros o a la vida misma. Tengo un máster en estafismo. Conozco a Cansado y a Colubi desde hace años. Pero lo de este muchacho supera todos los límites. Estoy hablando del guionista de un programa que no tiene guion. Y eso no tiene parangón. En argot televisivo se denomina «tócate los cojones».

Se ha convertido en el cuarto Ilustre, el que no sale en las fotos (que por algo será). Pero está por encima de nosotros, ya no por talento, que anda escaso, sino porque es más joven, más delgado y estuvo en el 15-M. Y por si todo eso fuera poco, ahora se ha creado un centón sobre el saber. El saber es algo que asocio mucho a mi madre, sobre todo cuando yo le ponía pegas para ir a estudiar y me argumentaba sus razones con la típica sentencia de «El saber no ocupa lugar». Yo siempre le respondía con la misma frase: «Ni el follar tampoco, madre, siempre y cuando se pongan precauciones».

Hay que hacerse a la idea de que por aquella época yo solo tenía treinta y un años. Ahora, gracias a mi madre principalmente, y a Dani, el que ha escrito lo que vais a leer y cuyo apellido no me viene ahora a la cabeza, he descubierto que lo que ocupa lugar es el desconocimiento. Porque cuando no sabes algo, el rato que inviertes pensándolo es tiempo que pierdes para hacer otras cosas como puzles, visitar un museo, morrearte a lo fuerte o leer este libro.

CUENTO

Historia ficticia que puede contener personajes folclóricos hoy considerados políticamente incorrectos: enanos, brujas, princesas, duendes, elfos, sirenas, troles, gigantes, gnomos o animales parlantes. Conlleva un aprendizaje moral que, en ocasiones, puede ser confuso: si un lobo mete la pata embadurnada en harina por debajo de la puerta de tu domicilio simulando ser un cordero, no conviene abrir.

DICTADOR

Soberano que recibe o se arroga el derecho de gobernar con poderes absolutos y sin someterse a ninguna ley. Que abusa de su superioridad, de su fuerza o de su poder en su relación con los demás. No seas dictador: Deja a los chavalotes, déjalos que caminen como ellos camelen; si los chavales camelan pegándole un poco a la lejía o camelan pegándole a la mandanga, pues déjalos. (El Fary)

HOGAR

Domicilio habitual de una persona en el que desarrolla su vida privada o familiar, que se puede conformar en cualquier lugar: apartamento, yurta, barraca, cortijo, mansión, palafito, iglú, palacio, bungaló, cabaña, rancho, masía, cortijo, chabola, chamizo, favela, cueva, mediagua, loft, ático, villa, dacha, adosado, caravana, casa consistorial, tienda quechua, oficina, disco pub, bajo un puente, la Casa Blanca, after o cualquier construcción donde se pueda poner un felpudo y una máquina de Nespresso.

«Cimas y yo fuimos compañeros de piso. En los dos años en los que vivimos en aquella casa la cocina no se limpió jamás. Dos años. Los fuegos tenían un papel albal puesto por la dueña y nosotros no lo quitamos porque pensamos que lo protegía. En el papel albal había un charco y una patata, mientras que todos los platos y vasos estaban en el fregadero. En los armarios no había ninguno, si tú querías algo tenías que fregarlo y ponerlo otra vez en el fregadero. Fijaos lo cerdos que éramos y lo acostumbrados que estábamos a vivir entre mierda. Un día llamaron al telefonillo, que estaba en la cocina, y al cogerlo se me quedó pegado a la oreja, de la grasa que tenía. Pero, es más, al despegármelo me arranqué varios pelos de la patilla. Lo miré y vi que tenía pelos de otras personas. Fui a Cimas muy preocupado y le dije: “Macho, hay pelos en el interfono”. ¿Sabéis lo que me contestó? Me miró y desde el sofá me dijo: “Pues no te lo pegues, gilipollas”». – Ernesto Sevilla

MIEDO

Angustia por un daño real o imaginario que conforma un rasgo evolutivo útil para la supervivencia: evitar picaduras de serpiente, caídas por precipicios, quemaduras, mordeduras de lobo, sequías o envenenamiento por setas. Sin embargo, la civilización lo ha transformado en fobias complejas pero justificadas para la vida moderna: desnudarse en público, los payasos de la tele, la lactosa, el gluten, la factura del gas, los peritos o las mechas mal hechas.

«No sé si funcionan las terapias de exposición frente a las fobias, porque yo tenía miedo a José Luis Moreno antes de conocerle, le conocí y, desde entonces, le tengo todavía más miedo». – Fernando Tejero

«Tengo un amigo que tiene agorafobia: miedo a la película de Amenábar. No le entra, le da un uno siempre en las críticas. Y otra fobia rara es a las cáscaras de cacahuetes, a que se te quede pegada en el paladar y no puedas ir, qué se yo, a los cumpleaños. Pero yo a quien más tengo miedo es a los unicejos». – David Broncano

«El monstruo que más me ha aterrado es el Hombre Lobo, pero no el monstruo, sino la canción de La Unión. En realidad, lo que me da miedo es La Unión». – Julián López

VILLANO

Del latín villanus (siervo). Que actúa o es capaz de actuar de forma ruin o cruel, encarnando la maldad en oposición al héroe: Darth Vader frente a Luke Skywalker o Garthe Knight frente a Michael Knight (que interpretaba el mismo actor, David Hasselhoff, pero con perilla —un claro signo de maldad—).

«Los villanos son personas que pueden destruir una raza, un país o un planeta, pero por el bien común. Parece que no, pero si luego miras sus intenciones te sale a cuenta. Y mi villano favorito es el que inventó el balconing.» – Javier Botet

 


 

«Mi intención ha sido elaborar este libro con rigor, originalidad y fidelidad en su conjunto. Sin embargo, tanto la editorial como la cadena insistieron en que esta obra siguiera la filosofía del programa. Así que, en su lugar, he tergiversado, manipulado, deformado y adulterado información, además de asearme con poca frecuencia. Gracias a Pepe Colubi, Javier Cansado y Javier Coronas (los Javis buenos) por hacerlo todo fácil. A Barbara Burani, Sofía Sánchez, Javier Ortega y Carlos Ramos por cuidar tanto este libro. A Pino Palazón, María Victoria Vaello y Jesús Rodríguez por sus apuntes. Y, sobre todo, a Helena Vaello por meter tanta mano. Y, en especial, a todos los que han formado parte del equipo de Ilustres, que no los cito porque se me olvidaría alguno. Que son trece años ya, no me jodáis». Dani Rodríguez

*Contenido original proporcionado por la editorial Lunwerg Editores

Críticas

“Nos lo pasamos muy bien sentados a la mesa. Ilustres Ignorantes ha normalizado un tipo de humor que puede ir de lo elevado a lo chabacano entre cinco personas con ganas de reírse de todo (…) Cuando el humor es bueno, es incontestable. De todas maneras, tampoco me parece muy normal que el humor tenga que explicarse continuamente” «¡Joder, es un programa cultural!» albert pla pepe colubi para el país

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...