El placer de comer sin remordimientos
de Chef Bosquet

Publicación: 10 febrero 2021
Editorial: Espasa
Páginas: 200
ISBN: 978-8467060911

Biografía del autor

Roberto Bosquet es chef, bombero, atleta y creador del exitoso blog saludable Chef Bosquet. En 2018 fue nombrado el mejor foodie de España. Durante la sexta temporada de Masterchef (TVE) fue consejero oficial del programa y se encargó de resolver las dudas de los seguidores sobre la cocina de aprovechamiento, un tema que le apasiona especialmente. En la actualidad es chef y cofundador del restaurante Naked a Sated donde ofrece comida fast food saludable

Un chico de treinta y cinco años, casado y padre de un niño y, cuando estés leyendo esto, puede que ya de dos. En resumidas cuentas: soy una persona muy inquieta, que apuesta por un estilo de vida saludable y que busca un equilibrio entre deporte, alimentación, familia y amigos.

Hasta hace dos años trabajaba como bombero profesional, y ahora me paso las horas creando recetas —en realidad, antes también— y pensando en la forma de conseguir que disfrutes de la comida sin remordimientos; es decir, comer saludable, pero sin renunciar a lo que representa tomar platos deliciosos.

Sinopsis

El placer de comer sin remordimientos recoge las 70 recetas más brutales y demandadas por los miles de seguidores de Chef Bosquet, con las mejores opciones que existen para cocinar sano.

Descubrirás que las pizzas, las croquetas, los arroces o los dulces no están reñidos con la alimentación saludable, y aprenderás cómo combinar sabores, texturas y colores para disfrutar de la cocina al desnudo.

Además, el chef te enseñará a comprar los ingredientes más idóneos, a preparar cada alimento de la manera más correcta, a sustituirlos por otros menos perjudiciales y te dará información nutricional detallada de cada plato. En definitiva, todo lo necesario para que no se te resistan ninguna de sus recetas.

Porque comer sano te hace sentir bien y, además, engancha.

Nota de prensa

«Come sin remordimientos. Suena bien y parece sencillo, aunque si lo piensas, en la práctica puede resultar un poco más complicado. Hasta hace unos años era difícil comer saludable y disfrutarlo a la vez. Solo había dos formas: o comías sin importante para nada la salud y cómo te sentías en el día a día, o comías de manera sana y aburrida. Pero las dos eran insostenibles. La primera porque podía perjudicarte físicamente; y la segunda, psicológicamente, ya que, o asumías que no ibas a disfrutar de la comida o pronto pasabas a comer con remordimientos. Además de las más de 65 recetas, en El placer de comer sin remordimientos vas a aprender a preparar platos increíbles, pero también a cocinar, a saber qué productos son sanos y a disfrutarlos en todo momento. Este libro es para encontrar soluciones. Ante los problemas a veces nos agobiamos ante ellos porque no sabemos cómo resolverlos, pero la respuesta siempre es la misma: ¡soluciones! Cuando tengas un cumpleaños, una merienda, una visita, el desayuno de un martes en casa, la cena del jueves, una quedada con tus amigxs… para cualquiera de estos momentos encontrarás una solución brutal aquí. Si estás ya en mi tren, será un placer tenerte conmigo en esta nueva aventura; y si subes por primera vez, espero que valga la pena esta oportunidad que me has dado y te quedes para siempre.


 

GRUPOS DE ALIMENTOS, SUSTITUCIONES Y DÓNDE COMPRARLOS

¡La gran pregunta! «¿Cómo puedo sustituir…?». A veces, es por necesidad —debido a alergias, enfermedades, intolerancias…—, otras, por convicciones personales. Aquí podemos intentar reemplazar ingredientes, pero nos arriesgamos a que el resultado final no se parezca al original.

Los puntos clave a tener en cuenta:

En el momento en que para sustituir un ingrediente necesites añadir más de uno, lo mejor es que cambies de receta.

Si un ingrediente está en el título, no se puede cambiar. Es el protagonista; en torno a él se ha creado el plato, por lo que sin él estarás preparando otra cosa. Mejor cambia de receta.

Para sustituir un ingrediente, debe tener la misma textura. No se puede cambiar un líquido por un sólido, por ejemplo.

Si hay muy pocos ingredientes, cada uno es demasiado importante para reemplazarlo.

FRUTOS SECOS

Se pueden cambiar entre sí, aunque hay que tener en cuenta el sabor que van a dar a la receta.

En caso de alergia, sustitúyelos por copos o harina de avena, harina de trigo sarraceno o de coco, pero con menos cantidad. Funcionaría bien en caso de galletas, pero es más complicado en bizcochos.

Las mantecas de frutos secos se consiguen triturando los frutos secos, tostados o sin tostar, hasta que liberan sus aceites y se convierten en crema.

LÁCTEOS

La nata montada y el queso mascarpone tienen un sabor similar, pero muy diferente a los lácteos anteriores. En cuanto a textura, el mascarpone se puede sustituir por queso crema y parte de la nata por mascarpone —y viceversa—.

Sustituciones: Queso por skyr: sí. Skyr por yogur griego: sí. Queso por yogur griego: no. Yogur natural por cualquier otro lácteo: no. Por textura. Queso crema o mascarpone: por queso crema vegano o tofu sedoso. Yogur griego o skyr: por yogur de soja o de coco. Nata: la parte sólida de la leche de coco.

TUBÉRCULOS

Tienen la función de dar cuerpo en los postres, sustituyendo a la harina. Se pueden intercambiar entre ellos, pero no siempre funcionan igual.

Boniato. Lo mejor es emplearlo en crudo para los postres, ya que de lo contrario puede que el conjunto quede excesivamente seco.

Calabaza. Mejor asada, porque ya ha perdido parte del líquido. Si la usas en crudo puede que haga que tu preparación quede excesivamente frágil.

Zanahoria. Entre el boniato y la calabaza crudos, ligeramente más frágil, pero va genial. Lo puedes comprobar en el carrot cake o los donuts de zanahoria.

CACAO Y ALMIDÓN

Aunque muchxs lo crean, no es intercambiable por chocolate, ya que tienen texturas muy diferentes y aportan cosas distintas a cada receta.

Usa el de yuca —mandioca, tapioca— y el de patata. Ambos tienen un sabor y un resultado similar, aunque el último tiene una textura más fina.

En su caso, y excepcionalmente, se podría sustituir por almidón de maíz —maicena—.

Su función es ligar masas sin gluten, hacer de pegamento. También tiene gran poder para absorber de líquidos.

CARNES Y PESCADOS

En ocasiones puedes sustituir una carne por un pescado —por ejemplo, pavo al curry lo puedes convertir en salmón al curry— y por opciones vegetales, ya sea añadiendo más verduras como la berenjena o el calabacín, legumbres, tofu —en caso de buscar texturas similares y aporte de proteínas— o tubérculos, si quieres más hidratos de carbono

Prioriza la carne ecológica y de pasto. Es más sostenible, respetuosa con los animales, más saludable y, además, tiene mejor sabor.

Evita también carne ultra o mal procesada como longanizas, nuggets, fiambres con menos de un 90 % de carne, jamón de mala calidad…

Asegúrate de que el pescado tiene el sello MSC, que certifica que proviene de una pesca sostenible, siendo azul para pescado salvaje y verde para acuicultura.

*Contenido original proporcionado por la editorial Espasa

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...