Reseña del libro «La cortesana de León» de Francisco Sempere .
Por Raquel San Martín Rodríguez
 

 

Una vida de lucha por el rono. Una batalla de reyes en la que se alzará una reina.

1100 d. C . La turbulenta línea de sucesión de los reinos de León, Castilla y Galicia obliga a doña Urraca de Zamora, hermana y mano derecha del rey Alfonso VI, a asegurar un futuro para su sobrina, la infanta Urraca, a la que el monarca ha apartado del trono en favor de su hijo menor, Sancho Alfónsez.

Sin embargo, la consejera real no está dispuesta a permitirlo y por ello decide encargar a Lisarda, una joven y astuta cortesana con pocos medios, intrigar en la corte con el objetivo de que su protegida sea coronada como reina de pleno derecho en contra de la voluntad del soberano.
El cometido de Lisarda no es fácil, pero con la ayuda del mercenario Petro el Cartaginés, pronto comenzará a urdir una estratagema para que reyes, nobles y demás señores de la corte caigan en sus redes.

Mi valoración personal:

Francisco Sempere nos adentra en los entresijos de la corte de León y nos cuenta la historia de Urraca I la temeraria en una novela llena de aventuras, intrigas, deseo y luchas de poder.

A lo largo de la historia ha habido muchas reinas cuyo nombre ha pasado a la posteridad por su gran influencia, pero solo unas pocas lograron ejercer el poder como soberanas de pleno derecho y no solo como regentes. En la España medieval, a principios del siglo XII, hubo una que lo logró por primera vez, aunque con grandes dificultades y riesgos, y que por ello es recordada como «la Temeraria»: Urraca I de León.

Urraca de Zamora tía de Urraca la posteriormente llamada la temeraria en sus últimos meses de vida urde un plan para asegurar el futuro de su sobrina asegurándose que llegará a ser la reina de pleno derecho. Para ello contará con la ayuda de Lisarda, una cortesana a la que encargará la difícil y peligrosa misión de intrigar dentro de la corte para lograr dicho objetivo.

Con la ayuda del mercenario Pedro el Cartaginés Lisarda comenzará a urdir esa tela de araña que llevará a nobles  y señores a caer rendidos a sus pies.

Sin lugar a dudas Lisarda en nuestra gran protagonista, una mujer que abandonada casi en su  niñez tiene que pelear con uñas y dientes para conseguir su único objetivo: tener sus propias tierras.

Lisarda se introduce en la corte en un tiempo muy convulso donde las traiciones, los pactos, la sangre y las batallas serían el caldo de cultivo por done nuestra inteligente cortesana se habría de mover.

Francisco nos relata unos hechos históricos con gran maestría, con un lenguaje sencillo y unos capítulos cortos lo que hace que La cortesana de León sea una lectura ágil y de amena lectura.

Otro gran personaje es Pedro el Cartaginés, mercenario contratado para velar por Lisarda, un hombre que acabará enamorado de la cortesana sin remedio. Este libro no tiene tintes románticos ya que la relación de ambos es algo colateral que se sucede a lo largo de los años en los  que trascurre la novela.

Personajes reales que se mezclan con ficticios para formar una novela que hará las delicias de aquellos que amamos la novela histórica.

La trama de La cortesana de León está llena de traiciones, de planes que se urden en las camas de los nobles y de batallas que se pierden o se ganan todo ello para  contribuir a que Urraca I de León pase a la posteridad como la primera emperatriz de Europa.

En conclusión, una novela con la que he disfrutado mucho ya que tiene todo aquello que se pide de un libro que es intriga, buena documentación y unos grandes personajes. Solo me queda animaros a leerla para no solo conocer a la gran Urraca I de León sino también a la inteligente cortesana que la llevó a poseer dicha corona.

Raquel San Martín Rodríguez
@rachel_en_su_tinta

La cortesana de León (Histórica)
Autor: Francisco Sempere

Editorial: B

Publicado: 25 mayo 2023

Páginas: 464

ISBN: 978-8466674737

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Artículo anteriorLa Vampira de Dánae del Toro
Artículo siguienteLa ciudad ausente
Un lector vive mil vidas antes de morir. Quien nunca lee solo vive una. Bookstagramer @rachel_en_su_tinta