Lamer Las Heridas

Lamer Las Heridas
de Leticia Castro

Un perro vagabundea por un pueblo del sur de España. Está lastimado y famélico. Camila se encuentra igual de perdida y dañada que él. Es argentina, tiene treinta y ocho años y acaba de abandonar su ciudad de origen, familia, trabajo, amigos y medicación psiquiátrica.

Su huida la lleva a refugiarse en el pueblo andaluz donde se cruzará con el perro. Aunque a ella no le gustan los animales, decide ayudarlo: el perro tiene una herida infectada que requiere de cuidados y reposo.

No sabemos qué fantasmas acompañan a Camila en su nueva vida en España, lo que sí sabemos es que no le permitirán establecer vínculos afectivos con las

personas que allí encuentra. Solo la necesidad de ayuda del perro parece hacer mella en la coraza que trae de Buenos Aires.

Esta es también la historia del perro, contada desde su perspectiva. Sentiremos su hambre, su soledad, su anhelo de calor humano. Y lo mejor: a través de él disfrutaremos de las cosas más sencillas, aquellas por las que merece la pena vivir.

LETICIA CASTRO (Buenos Aires, 1977) estudió traducción literaria de la lengua inglesa en su ciudad natal y actualmente vive en Madrid con su perro Tofi.

Ha resultado ganadora o finalista en diversos concursos literarios de relatos, como el certamen de relatos cortos de la Fundación Ateneo Cultural 1º de Mayo de Madrid, el certamen Pablo de Olavide, o el certamen de narrativa corta “Carmen Martín Gaite”. También ha participado en varias antologías de cuentos. Se dedica profesionalmente a la docencia de inglés y participa en distintos talleres literarios. Fruto de toda una vida rodeada de libros, Lamer las heridas es su primera novela.

Entrevista

HarperCollins (HC): ¿Cómo definirías el libro Lamer las heridas?

Leticia Castro (L. C.): Es la historia de dos vidas que se entrecruzan. La de Camila, una argentina que huye de su pasado refugiándose en un pueblito del sur de España, y la de Tofi, un perro abandonado intentando sobrevivir. Diría también que es una historia para aprender a amar y aprender a amarse tal y como uno es, olvidándose de las convenciones impuestas.

HC: ¿Qué se van a encontrar los lectores en este libro?
L. C.: Los lectores van a encontrar a un perro y a una mujer que lo han perdido todo,

quienes apoyándose el uno en el otro conseguirán lamer sus heridas.

HC: En esta novela, el lector es testigo de la relación humano-perro. ¿Qué papel tiene el perro en esta historia?

L. C.: El perro tiene un papel fundamental en la novela por dos motivos: por lo mucho que su presencia supone para Camila, y porque el libro está escrito también desde su punto de vista. De este modo, sabemos qué siente el perro y cómo ve el mundo.

HC: En tu vida real, cuentas con varias mascotas. ¿Cómo crees que influyen éstas en las emociones humanas? ¿Y viceversa?

L. C.: Influyen de manera positiva en tu día a día, sobre todo levantándote el ánimo. Yo a veces tengo un mal día, pero entro en casa y la alegría de mis perros al verme me cambia el humor. Veo a mis gatos jugar y me hacen reír. Reírse es un buen remedio para todos los males, ojalá lo hiciéramos más.

Nosotros cubrimos sus necesidades primarias y les damos el amor y la protección que necesitan.

HC: ¿Crees que los animales contribuyen a una mejora de la salud mental?

L. C.: Sin lugar a dudas. Y no es solo mi sensación, sino que hay muchos estudios al respecto. Hoy en día se utilizan animales en el tratamiento de algunas enfermedades mentales, como el autismo. Además, se ha demostrado que la interacción con animales disminuye los niveles de cortisol (una hormona relacionada con el estrés) y la presión arterial.

HC: ¿Qué sientes al publicar tu primera novela?

L. C.: Una enorme felicidad. Llevo muchos años escribiendo, tengo unos cuantos manuscritos terminados en un cajón y llegué a pensar que ninguno vería la luz. Me siento muy afortunada, e ilusionada.

HC: ¿Por qué has decidido donar parte de las ventas de este libro a una organización que ayuda a los animales? ¿Por qué a ANAA?

L. C.: Me encantan los animales y quiero ayudarlos en todo lo que pueda. Uno de los temas que trata el libro es el del abandono. Los refugios no dan abasto. Creo que es importante el adoptar animales, no comprarlos. ANAA es una institución que hace una labor maravillosa, la conozco desde hace años porque allí adopté un gato.

*Contenido original proporcionado por la escritora Leticia Castro

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...