Estamos acostumbrados a que Gonzalo Giner nos lleve a visitar épocas pasadas y nos haga adentrarnos en unos ambientes tan realistas que, durante el tiempo que pasamos devorando sus novelas, tenemos la impresión de habernos convertido en un personaje más de la época retratada. Con Las ventanas del cielo no podría haber sido de otra forma.

En esta ocasión, Gonzalo Giner nos transporta al siglo XV y junto a su protagonista, Hugo de Covarrubias, nos adentramos en la sociedad hispánica de la época. La trama comienza con un Hugo rebelde que decide hacer frente a su padre al negarse a cumplir con el cometido en la vida que el último le había impuesto: continuar su legado y ser mercader de lanas. El destino quiere que Hugo se haga conocedor de un plan orquestado para sabotear el negocio de su padre y, para poder escapar de los villanos y sobrevivir, tiene que huir de inmediato. Es entonces cuando comienza la verdadera aventura del protagonista, quien se embarcará en una odisea que lo llevará a recorrer parte de la España de la época y lo catapultará a lugares tan dispares como Túnez o Brujas.

Durante su periplo, Hugo conocerá a otros personajes que jugarán un papel importante en su vida, incluido un halcón que lo acompañará y llegará a salvarlo en alguna que otra ocasión. Hugo tampoco será inmune a las flechas de Cupido y conoceremos su faceta de enamorado, un amor que le llevará a tomar decisiones importantes y que marcará en buena medida el curso de su vida. Y es que no será una, sino que serán dos las mujeres que dejarán huella en el alma del protagonista.

El título de la obra, Las ventanas del cielo, hace referencia a la actividad que consigue encandilar a Hugo y a la que se dedicará en cuerpo y alma: el arte de las vidrieras. A lo largo de las páginas, iremos viendo cómo Hugo pasa de ser un simple aprendiz a convertirse en uno de los maestros vidrieros de mayor renombre. Hugo tendrá la oportunidad de realizarse como persona a la vez que decora las nuevas iglesias y catedrales góticas con sus vidrieras.

Para mí, este es sin duda uno de los puntos fuertes del libro. Las ventanas del cielo nos abre todo un universo y nos adentra en las maravillas de un oficio ya prácticamente olvidado. Junto con Hugo iremos conociendo los pormenores de la actividad y nos familiarizaremos con todas las fases por las que tiene que pasar una vidriera hasta que la vemos decorando las paredes de alguna iglesia. Se podría decir que Gonzalo Giner es experto en dar a conocer al lector detalles de nuestra Historia que han caído en el olvido.

Las ventanas del cielo es, en definitiva, una obra maestra del nivel al que nos tiene acostumbrados su autor. Sin dejar de lado nuestro lado más humano, lo que caracteriza la literatura de Gonzalo Giner es, sin duda, su capacidad de hacernos partícipe de los aspectos más desconocidos de nuestra Historia. Si eres un amante de la novela histórica y te apasiona la Edad Media, ten por seguro que Las ventanas del cielo no te dejará indiferente.

Por Isabel Fresno
@armoredlilibet

Título: Las ventanas del cielo
Autor: Gonzalo Giner
Editorial: Planeta
Publicado: 14 marzo 2017
Páginas: 736
ISBN: 978-8408168614
Compartir...