Los olvidados
de Chris Lloyd

Publicación: 19 mayo 2021
Editorial: Principal de los Libros
Páginas: 416
ISBN: 978-8418216183
Traductor: Iris Mogollón González

Biografía del autor

Tras graduarse en Estudios Hispánicos y Franceses, Chris Lloyd se subió a un autobús en Cardiff y puso rumbo a Cataluña, donde vivió durante más de veinte años. También ha vivido en Grenoble, donde investigó sobre el movimiento de la Resistencia francesa, en el País Vasco y en Madrid, donde enseñó inglés y trabajó en una editorial especializada en libros de texto y como escritor de viajes. Actualmente vive en el sur de Gales y es traductor y novelista. Los olvidados es su primera novela ambientada en París.

Sinopsis

«La guerra nos convierte en desconocidos. Y de eso, nunca nos recuperamos.» París, viernes 14 de junio de 1940. El Gobierno francés ha declarado la capital francesa ciudad abierta y los nazis inician un periodo de ocupación que copa los titulares internacionales. El detective Eddie Giral, un superviviente de la Gran Guerra que no se rige por las normas, es testigo impotente del despliegue de las tropas alemanas en París cuando recibe la noticia de un macabro hallazgo: cuatro refugiados han aparecido muertos en un vagón de tren. Son los olvidados, hombres a los que nadie llora y de los que no se habla. Para descubrir quién es el responsable de estos terribles asesinatos, el detective Giral tendrá que sumergirse en las altas esferas nazis y la Resistencia, y navegar entre mentiras al tiempo que batalla con sus propios demonios y lucha por sobrevivir a una guerra que amenaza con cambiar su mundo para siempre.

Nota de prensa

Una novela policíaca ambientada en la
Segunda Guerra Mundial perfecta para los
lectores de Philip Kerr y Alan Furst

París, viernes 14 de junio de 1940. El Gobierno francés ha declarado la capital francesa ciudad abierta y los nazis inician un periodo de ocupación que copa los titulares internacionales. El detective Eddie Giral, un superviviente de la Gran Guerra que no se rige por las normas, es testigo impotente del despliegue de las tropas alemanas en París cuando recibe la noticia de un macabro hallazgo: cuatro refugiados han aparecido muertos en un vagón de tren. Son los olvidados, hombres a los que nadie llora y de los que no se habla. Para descubrir quién es el responsable de estos terribles asesinatos, el detective Giral tendrá que sumergirse en las altas esferas nazis y la Resistencia, y navegar entre mentiras al tiempo que batalla con sus propios demonios y lucha por sobrevivir a una guerra que amenaza con cambiar su mundo para siempre.

«La guerra nos convierte en desconocidos. Y de eso, nunca nos recuperamos.»

 

Nota del autor

Este libro es una obra de ficción, pero está basado en hechos reales. Las masacres de la ciudad de Bydgoszcz y sus alrededores ocurrieron de verdad. Entre las víctimas había maestros de escuelas locales, y se calcula que, durante el primer año de la invasión nazi, unas 10500 personas fueron asesinadas allí. A muchas de ellas se las enterró en fosas comunes en un valle a las afueras de la ciudad, donde hoy se erige un monumento. Los protagonistas de la historia son totalmente ficticios, aunque con el propósito de situarla en su contexto histórico, se han mencionado o aparecen algunos personajes reales como actores secundarios en la trama.

Uno de ellos es Roger Langeron, el prefecto de la policía de París, que recorrió las comisarías de policía de la ciudad al menos dos veces el día en que los alemanes entraron en la ciudad. Las promesas que los altos oficiales alemanes hicieron y que Langeron transmite a la policía del Treinta y Seis en esta historia se basan en sus conversaciones reales con los invasores esa mañana y en las garantías que le dieron. Otro personaje real es el doctor Thierry de Martel, un célebre neurocirujano que decidió suicidarse antes que ver la ocupación alemana de la ciudad. Cuando los periódicos volvieron a aparecer en los quioscos durante la semana siguiente, dieron una amplia cobertura a su muerte y excluyeron muchas otras historias, muy probablemente debido a la imposibilidad de imprimir más a causa de la censura nazi. En cuanto al asunto de los suicidios que presencia Eddie –el protagonista— se sabe que hubo al menos quince personas que se suicidaron en París el primer día de la ocupación.

En una ciudad que había perdido más de dos tercios de su población debido a que muchos parisinos habían huido en las semanas previas a la ocupación, esta es una cifra asombrosa que habría afectado a la policía que intentaba mantener el orden ese día. Por último, y por extraño que parezca, todavía hay incertidumbre sobre la fecha en la que Hitler visitó París, y es probable que solo pasara unas horas en la ciudad en la única ocasión que fue allí. Las dos fechas más citadas son el domingo 23 de junio y el viernes 28 de junio. Al menos tres de sus acompañantes ese día —entre ellos, el escultor favorito de Hitler, Arno Breker, y el arquitecto Hermann Giesler— citan que la visita tuvo lugar el 23 de junio.

El arquitecto Albert Speer y el ayudante de Hitler, Nicolaus von Below, a!rman que la fecha fue el 28 de junio. Todo lo que he leído me lleva a creer que es más probable que el domingo 23 de junio sea la fecha correcta, y es la que he decidido utilizar en este libro.

*Contenido original proporcionado por la editorial Principal de los Libros

Enlaces de compra

eBook

.

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...