Los mejores años
de Kiley Reid

Publicación: 20 abril 2021
Editorial: Suma De Letras
Páginas: 320
ISBN: 978-1644733639

Biografía del autor

Kiley Reid (1987, California) se formó en el Taller de Escritores de Iowa, donde se le otorgó la beca Truman Capote y enseñó escritura creativa enfocada en temas raciales y de diferencia de clases. Sus relatos han sido publicados en PlowsharesDecemberNew South y Lumina. Vive actualmente en Filadelfia.

Los mejores años es su primera novela y con ella ha logrado un éxito asombroso: los derechos de traducción se vendieron a diecisiete países y ya hay una adaptación cinematográfica en camino. Ha sido nominada al premio Man Booker; finalista del prestigioso premio Young Lions de la Biblioteca Pública de Nueva York; elegida como novela del año por The TimesStylistElleGlamour y la BBC; e incluida entre la selección de libros destacados de publicaciones como The New York TimesUSA TodayVogueElleMarie ClaireO, The Oprah MagazinePeopleGlamourPsychologiesCosmopolitanVultureBook RiotKirkus Reviews y Bookish, entre muchos otros.

Sinopsis

NOMINADA AL PREMIO MAN BOOKER
GANADORA EN LOS PREMIOS GOODREADS CHOICE COMO LA MEJOR NOVELA DEBUT DE 2020

¿Qué sucede cuando haces lo correcto por el motivo equivocado?

Emira Tucker tiene veinticinco años, está sin un duro y no tiene ni idea de qué hacer con su vida. Cuando una noche la detienen en la tienda del barrio acomodado de la familia para la que hace de canguro, acusándola de haber secuestrado a la pequeña Briar, no le cabe duda de que el motivo es el color de su piel. Aunque quiere pasar página lo antes posible, las buenas intenciones de su jefa, Alix, que está dispuesta a lo que sea con tal de ayudarla, no van a permitírselo.

Alix Chamberlain siempre consigue lo que se propone y su trabajo consiste en enseñar a otras mujeres a hacer lo mismo. No es consciente del privilegio que le otorgan tanto su dinero como el ser blanca y la vida de Emira es lo más interesante que le ha pasado en los últimos meses.

Cuando ambas mujeres descubren que tienen mucho más en común de lo que creían, su forma de ver el mundo que las rodea, e incluso a sí mismas, da un vuelco que pone sus vidas patas arriba.

Nota de prensa

Emira Tucker es una joven negra que está a punto de cumplir los veintiséis años y no tiene ni idea de qué hacer con su vida. Para ganar algo de dinero, alterna un trabajo de transcriptora en la sede local del Partido Verde con ser la canguro de una niña muy especial, Briar Chamberlain. Una noche, la madre de Briar llama a Emira para que se lleve a la niña tras un incidente muy desagradable en la casa familiar. La joven, que ha estado de juerga con sus amigas, se lleva a la pequeña de casi tres años al supermercado pijo del barrio. En el establecimiento, tras los comentarios preocupados de una de las clientas, que da la voz de alarma después de escuchar a Briar decir que no está con su mamá, el vigilante de seguridad, al ver a una niña pequeña blanca con una mujer negra, acusa a Emira de haber secuestrado a Briar. Un hombre joven, Kelley Copeland, graba la escena con su móvil y (después de que el padre de Briar acuda al supermercado, zanjando así el asunto y liberando a su canguro de la situación) se encuentra con Emira y la anima a denunciar el abuso. Sin embargo, Emira se niega a subir el vídeo a las redes y le pide que lo borre.

Alix Chamberlain es una mujer que siempre consigue lo que se propone y su trabajo consiste en enseñar a otras a hacer lo mismo a través de su marca personal, #HablAlix. Pero desde que fue madre y cambió Nueva York por Filadelfia, siente que ya no es la misma. Ha engordado, su trabajo como creadora de contenido y gurú feminista está de capa caída y no parece ser capaz de escribir el libro que le han encargado. Después de un comentario racista y desafortunado que su marido Peter, presentador en una cadena de noticias local, hace en televisión, Alix cree que las cosas ya no pueden ir a peor, pero justo entonces se entera del incidente que ha tenido Emira, su canguro, en el supermercado. A pesar de que Emira solo quiere pasar página lo antes posible, la avalancha de buenas intenciones de Alix no va a permitírselo. Angustiada por reparar su reputación, Alix convierte a la canguro en lo más interesante que hay en su vida y se decide a trabar amistad con Emira y ayudarla en todo lo que pueda. Sin embargo, en mitad de la cena de Acción de Gracias, ambas mujeres descubrirán que tienen en común mucho más de lo que creían, y su forma de ver el mundo, e incluso a sí mismas, dará un vuelco que pondrá sus vidas patas arriba.

LOS INGREDIENTES QUE HAN HECHO TRIUNFAR A ESTA ÓPERA PRIMA

Los mejores años, primera novela de Kiley Reid, ha logrado un éxito asombroso: los derechos de traducción se cedieron a veintiún países, ha vendido más de medio millón de ejemplares en lengua inglesa y ya hay una adaptación cinematográfica en camino. Ha sido nominada al premio Man Booker; finalista del prestigioso premio Young Lions de la Biblioteca Pública de Nueva York; elegida como novela del año por The Times, Stylist, Elle, Glamour y la BBC; e incluida entre la selección de libros destacados de publicaciones como The New York Times, USA Today, Vogue, Elle, Marie Claire, O, The Oprah Magazine, People, Glamour, Psychologies, Cosmopolitan, Vulture, Book Riot, Kirkus Reviews y Bookish, entre muchos otros. Lo que comienza siendo la novela sobre una millennial en busca de su futuro que se ve inmersa en una situación racista acaba siendo la mordaz sátira de quien se divierte arrancándole las máscaras a esos liberales bienintencionados que se congratulan por tener un invitado negro a la mesa. Algo que nos trae ecos de un clásico tan ácido y brillante como Adivina quién viene a cenar, la película basada en el guion de William Rose que protagonizaron Sidney Poitier, Katherine Hepburn y Spencer Tracy.

Sin embargo, Kiley Reid va aún más allá y mete el dedo en la llaga al dibujar unos personajes que, en su intento de no parecer racistas ni clasistas, se comportan como adalides de una causa que muchas veces no entienden. Nos habla del tipo de buenismo que acaba por discriminar haciendo de una raza, de un género o de una clase, un todo, sin pensar que cada persona es diferente. Se trata de una idea de salvación que, según los prejuicios del que se erige como «maestro», a menudo acaba en un intento de transformación del otro.

No obstante, la obsesión por la raza y el fetichismo racial que tienen los blancos no son para nada la única punta de lanza de esta novela fresca y atrevida. Otras virtudes de Los mejores años son, por ejemplo, los momentos en los que centra su mirada en los privilegiados con dinero que se desmarcan de otros a los que califican de «ostentosos» o «esnobs»; sus creencias en torno a la meritocracia y los buenos valores; y ese discurso de los que pretenden hacer ver a quienes tienen menos que ellos que también saben «comprar barato» e igualarse a las clases menos adineradas. En este engranaje, Reid sabe además entretejer inteligentemente otras reflexiones sobre el matrimonio, el amor entre personas de diferentes edades, la amistad, los prejuicios sexistas y, sobre todo, la maternidad, que acaba en el ojo del huracán de algunas críticas acertadísimas.

La voz de Kiley Reid es potente, es divertida y está llena de ingenio, pero, por encima de todo eso, es increíblemente necesaria. Su humor es el contrapunto perfecto para el retrato certero, a veces incómodo, y siempre entretenido, que hace de la sociedad actual. Es una historia sobre las buenas intenciones y las meteduras de pata y, al igual que sucede cuando vemos a alguien cometer un error monumental, no somos capaces de apartar la vista hasta descubrir en qué quedará todo.

PASAJES DE LOS MEJORES AÑOS

«La expresión de Emira pasó al asombro. Era como si su existencia entera hubiera sido borrada. Tuvo ganas de levantar un brazo, como cuando se busca a un amigo en una multitud con el teléfono pegado a la oreja y diciendo: “¿Me ves? Estoy haciendo señas con la mano”.» «—Quédate así —le dijo Kelley antes de pegar la boca contra su pelvis. —Uy, no tienes que… —comenzó a decir Emira, algo que le sonó a una expresión típicamente blanca. Lo que quería decir en realidad era: “Preferiría no tener que devolverte el favor cuando termines”.»

«Encendió dos velas en la encimera de la cocina y puso una lista de reproducción con Fleetwood Mac y Tracy Chapman. Cuando apagó las luces de la cocina para dejar solo la araña de cristal rosa iluminando la mesa, se dio cuenta de que estaba casi cortejando a su canguro.»

«Sabía que Emira había ido a la universidad. Sabía que se había graduado en Lengua y Literatura Inglesa. Pero, a veces, cuando veía las canciones pausadas en su teléfono con títulos como Dope Bitch y Y’all Already Know y cuando la oía usar palabras como enófila, Alix experimentaba una mezcla de sentimientos que iban del desconcierto y la admiración profunda a la vergüenza y culpabilidad por su primera reacción.»

«La señora Chamberlain tenía gustos caros que nunca reconocía abiertamente. En lugar de ello, le gustaba hablarle a Emira de las gangas que conseguía. Le decía el precio exacto de una alfombra que había sido un “chollo” o afirmaba que se sentía bien por haber conseguido un vuelo barato para Navidades. Emira no podía evitar preguntarse por qué la señora Chamberlain no podía sentirse bien pagando un precio normal por las cosas, puesto que podía permitírselo.»

«Lo que le molestaba a Emira era saber que la señora Chamberlain poseía talento para ser madre. Sabía cuándo Catherine estaba a punto de llorar. Le daba a Briar las galletitas saladas en una taza, nunca en un plato. Sabía felicitar sinceramente a Briar cuando esta conseguía soltarse el cinturón de la silla de paseo, o a Catherine cuando casi conseguía decir adiós con la mano. Pero solo lo hacía cuando estaba de humor.»

«Fantaseaba con la posibilidad de que Emira descubriera cosas de ella que la llevaran a la que Alix consideraba que era la versión más auténtica de sí misma. Que descubriera, por ejemplo, que una de las mejores amigas de Alix era también negra. Que sus zapatos nuevos preferidos eran de Payless y costaban dieciocho dólares. Que había leído todo lo que había escrito Toni Morrison. Y que dentro de su grupo de amigos, Alix y Peter eran los que tenían sueldos más bajos.»

«—Es hacer fetichismo con las personas negras de una manera muy fea —dijo Tamra—. Nos hace parecer a todos iguales, como si no pudiéramos contener multitud de personalidades, de rasgos y de diferencias. Y las personas así creen que eso dice algo bueno de ellas, porque son tan valientes y únicas que se atreven a salir con mujeres negras.»

*Contenido original proporcionado por Comunicación Suma de Letras

Críticas

«Imprescindible. El debut del año.»
The Guardian

La crítica ha dicho…
«El debut de Kiley Reid no está dejando títere con cabeza.»
Glamour

«Devorarás estas páginas como si fueran tu comida favorita, pero nada te librará de su acidez.»
Vogue

«Inteligente, convincente y hermosamente escrita.»
Daily Mail

«Una primera novela memorable e impresionante.»
Publishers Weekly

«Los mejores años se revuelve contra el racismo y rinde tributo a auténticos titanes de la literatura.»
Vanity Fair

«Kiley Reid nos ofrece, incansable, una hoja de ruta de esos momentos en los que nuestras mejores intenciones fallan.»
The New Yorker

«Una historia divertida, incómoda y de compulsiva lectura.»
TIME

«A todos los grandes escritores se les da bien escuchar, y Los mejores años es el debut de una escritora con un don extraordinario.»
Slate

«Una novela inteligente, incisiva, con buen ritmo y un giro argumental irresistible.»
Elle

«Entreteje con maestría observaciones raciales con reflexiones acerca de la amistad, la maternidad, el matrimonio, el amor y más; dejando claro que somos mucho más que nuestra piel.»
The Guardian

«La novela más adictiva y provocadora del año.»
Entertainment Weekly

«Encantador, desafiante y tan interesante que no podrás soltarlo.»
Kirkus Reviews

«Una escritora a la que no perder de vista.»
Metro

«Kiley Reid le da la vuelta a lo que creíamos que era escribir sobre racismo y clases…, por no decir a lo que significa escribir sobre amor.»
Washington Post

«La pregunta que plagará a los lectores durante días tras terminar el libro será: ¿Cuál es mi papel en todo esto?»
Marie Claire

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...