Nicole
de Virginia Gasull

Publicación: 4 marzo 2021
Editorial: SUMA
Páginas: 504
ISBN: 978-8491294313

Biografía del autor

VIRGINIA GASULL , nacida en Irún en la década de los setenta, comienza su actividad profesional en el sector de la arquitectura y después lo dirige hacia el desarrollo de proyectos relacionados con Internet. Durante la siguiente década mantendrá su actividad en este campo. En paralelo realiza estudios de sexología y en 2009 inicia su labor profesional como formadora impartiendo charlas sexológicas para grupos y asociaciones de mujeres. Su afición por la cultura del vino la lleva también a realizar diferentes cursos de enología y cata, así como visitas a bodegas en las principales regiones vinícolas de Europa. Durante una de estas visitas a la región de Burdeos comienza a conocer la historia de los viticultores franceses durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial y, tras años escribiendo relatos cortos, en 2013 se sumerge en la investigación y elaboración de In Vino Veritas, una novela que aúna la cultura del vino, el nazismo y el mundo del arte.

Sinopsis

La valiente historia de la primera mujer médico del ejército francés durante la Primera Guerra Mundial

Nicole es un homenaje al papel de los sanitarios a lo largo de la historia.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, la doctora Nicole Mangin recibe por error una orden de alistamiento en la que la confunden con un hombre. En vez de revelar su verdadera identidad, se presenta y se convierte en la única mujer que sirve como médico en el ejército francés a lo largo de todo el conflicto.

Después de una documentación minuciosa y varios años de investigación, la escritora vasca Virginia Gasull ofrece a los lectores una novela histórica que pone de relieve la labor de los sanitarios en la Primera Guerra Mundial y recrea de forma magistral el ambiente bélico de esos años y el papel que desempeñaron en la contienda mujeres como Nicole.

Nicole es un homenaje al cuerpo médico, a la ciencia y a los cuidados de los sanitarios en situaciones extremas a lo largo de la Historia.

Nota de prensa

Llamada a filas por una confusión con su apellido de casada, Nicole ha de ser aceptada por unos mandos que la desprecian. En su dramático periplo por algunas de las batallas más terribles y sangrientas de la Primera Guerra Mundial, conocerá a mujeres como ella, valientes, preparadas, que hicieron avanzar la medicina.

«Tendría que ser como el doctor Carré, como muchos de los otros médicos, convertidos ya en piedras insensibilizadas al dolor humano, directos y desagradables. Pero no puedo. Yo no soy así. No puedo forzarme a ser ciega para no ver a los hombres desgarrados; no puedo forzarme a ser sorda para no escuchar sus gemidos. No puedo actuar como si ya todo hubiera muerto dentro de mí».

«—Buenas noches, enfermera Grosbois. Es usted una mujer muy valiente —le confieso ya en la oscuridad. —Gracias, doctora Mangin, pero yo soy solo una mujer. Una mujer en tiempos de guerra». 21 de febrero de 1916: Da inicio la que será la batalla más larga de la Primera Guerra Mundial, la batalla de Verdún entre los ejércitos francés y alemán. Tras cinco días de intensos bombardeos, de una «tormenta metalúrgica de obuses, granadas y morteros», la teniente y doctora Nicole Mangin ha de supervisar la evacuación y traslado de los heridos del hospital nº 13 del sector de Argonne-Verdún debido al avance de las tropas alemanas. Llamada a filas por un error burocrático al confundir su apellido de casada con un nombre masculino, sin que a sus mandos les quede otra opción más que aceptar su reclutamiento, la doctora aprende muy pronto a no responder al notorio menosprecio que recibe por ser mujer. Divorciada hace unos años (otro estigma a sumar), aprovechó la ruptura de ese vínculo para retomar sus estudios en La Sorbona y doctorarse summa cum laude en Medicina, y obtener además una licenciatura en Ciencias. A pesarde su impresionante currículum, su formación y conocimientos y su innegable talento, seguirá siendo para muchos «una civil disfrazada de militar». Junto a su inseparable Dun, una perra pastor alemán rescatada de entre las ruinas de una granja, y el auxilio durante un tiempo de Fouquet, el leal conductor de su ambulancia, la doctora recorrerá algunos de los escenarios más cruentos de la guerra, y conocerá las historias vividas por mujeres tan valerosas como ella, el dolor, la desolación y, por supuesto, la muerte. La historia de Nicole, olvidada hasta este momento, es al mismo tiempo la de un buen puñado de mujeres que rompieron moldes, que no aceptaron en verse relegadas a un papel secundario, que tuvieron arrojo, que investigaron, que pusieron en práctica ideas, que estuvieron a la vanguardia de la ciencia, que innovaron la medicina, que descubrieron técnicas de sanación/transfusión/estética y las aplicaron. Marie Curie, la ganadora de dos Premios Nobel, es un personaje fundamental en la novela, como inspiradora, como maestra, como voluntaria, como arrojada conductora de las unidades móviles de radiología que ella misma diseñó. Nicole es una brillante reconstrucción histórica que pone nombre y apellidos a algunas de las mujeres que con su entrega y sacrificio salvaron vidas o ayudaron a que se salvaran, también a las que dieron ejemplo de activismo y empoderamiento, mujeres fuertes en todos los aspectos a las que recupera y homenajea Virginia Gasull a través de las palabras de la única mujer médico del ejército francés durante la Primera Guerra Mundial.

Ni después de la guerra ni en los años posteriores [Nicole] obtuvo ninguna condecoración ni distintivo militar por sus heroicas acciones. Tras su muerte llegó el olvido. Un injusto olvido que no se merecía. Y yo he intentado, con humildad y honestidad, con todo el respeto y la admiración posibles, plasmar en estas páginas una novelización de su experiencia en la Gran Guerra para que conozcas a esta mujer excepcional. La documentación recabada durante dos largos años de investigación me ha permitido conocer muchos capítulos de los que Nicole vivió durante los años del conflicto, pero no hay información completa de todos y cada uno de ellos. Por lo que he tomado como referencia otras experiencias reales de médicos y enfermeras (a través de la lectura de sus diarios personales en el Imperial War Museum de Londres y en la Bibliothèque Nationale de Francia), y haciendo uso de licencias literarias, he intentado componer una visión lo más fidedigna posible de lo que Nicole debió de haber experimentado en la realidad. El resto de personajes y los hechos históricos que aparecen en estas páginas son reales y han sido rigurosamente documentados. Todas estas extraordinarias mujeres que comparten un momento con Nicole fueron apareciendo mientras investigaba, y también merecían ser recordadas. Si quieres poner rostro a Nicole y a estos otros personajes reales (y obtener más información sobre ellos), haz una visita a mi página web sobre la novela: www.virginiagasull.com/nicole.

PERSONAJES

FOUQUET: «Fouquet es un gran hombre. Me lo asignaron como chófer hace unos meses, cuando un civil que habíamos atendido en el hospital nos entregó la camioneta como agradecimiento. Me ayudó a convertirla en ambulancia, y desde entonces la mantiene a punto y la conduce a todos los destinos a los que le envío. Nunca se queja. Es callado, tranquilo e inteligente. Nunca le he preguntado por su edad, pero calculo que debe de parecerse a la mía, rozando los cuarenta».

DUN: «—Hace un año visité a un amigo médico en su hospital de campaña en Vacherauville, un pueblecito al norte de Verdún. Días atrás la zona había sufrido fuertes bombardeos y una granja cercana al hospital había sido totalmente destruida por los obuses. Cuando los soldados entraron a buscar heridos, encontraron a un solitario granjero —que se había negado a abandonar su casa, a pesar de la cercanía con el frente—, y a su ganado aplastados por el desplome del tejado y las vigas de madera. Pero, entre los escombros, escucharon un gemido: era ella, herida en la cabeza y en una pata. A falta de un veterinario en el regimiento, los soldados la llevaron al hospital de campaña, por si mi amigo médico podía hacer algo por el pobre animal. Curó sus heridas y cuidó de ella. Y cuando fui a visitarle, sugirió que me la quedase. Podía ser útil para protegerme, además de buena compañía. Al principio dudé, no sabía si aceptar la responsabilidad que implicaba tenerla conmigo, pero cuando la acaricié, me miró, me lamió la mano, se pegó a mis piernas… y me conquistó»

VÍCTOR CATHALA: «Es un cirujano excelente, atrevido, audaz, con una enorme pasión no solo por su profesión, sino por todo lo que hace; todo lo aborda con entusiasmo, con energía. Pero a veces parece no poder contener esa pasión; es como si quisiera comerse la vida, devorarla antes de que pueda serle arrebatada. Y su carácter cambia. El hombre afable, atento, caballeroso, se vuelve terco, competitivo y casi agresivo bajo ese entusiasmo exacerbado».

HELGA BERTHENSON: «Es entonces cuando oigo una suave voz femenina que me llama desde los pies de la cama. Me giro y la veo, con su uniforme de enfermera, con la gran capa oscura colgando de los hombros».

EMILE MANGIN: «—¿Sabe que mi hermano, antes de la guerra, era uno de los mejores orfebres de París? —le digo a Tessier devolviéndole el casquillo—. Aficionado desde pequeño al dibujo y muy hábil con cualquier trabajo artesano, convenció a nuestro padre para asistir a la escuela de artes decorativas. Y ha acabado convirtiéndose en un reputado artista que vive plenamente sumergido en la bohemia de la ciudad. —Miro a mi hermano, que sonríe a la vez que se sonroja—. Cuando organizaba salones literarios en mi casa, solía arreglar una de las habitaciones como galería para mostrar las joyas diseñadas por él. ¡Todas mis amigas se peleaban por comprarlas! Incluso varias duquesas y condesas enviaban a sus doncellas a su taller en Montmartre para comprarlas, aun sin haberlas visto previamente —le digo a nuestro confidente en voz baja».

*Contenido original proporcionado por Comunicación Suma de letras

Críticas

«La autora crea una mezcla muy interesante de novela policiaca con toques justos de erotismo y todo ello envuelto en el apasionante mundo del vino. Muy recomendable».
Amazon

«La investigación que necesitas para reencontrarte con el suspense».
Glamour

«He leído tu novela y me ha encantado, Virginia. Enhorabuena».
Juan Echanove

«In vino veritas, una novela apasionante».
Revista Vinos y Restaurantes

«Esta novela cuenta con ingredientes que hacen de ella una obra cautivadora desde la primera a la última página».
Revista Vinetur

«Un buen libro basado en tres pilares: la intriga policial, el mundo del arte y el mundo del vino. ¡Y no es necesario saber ni de arte ni de vinos para disfrutarlo!».
Amazon

Virgina Gasull ha recopilado todo el material que ha encontrado durante la investigación y documentación, lo puedes encontrar aquí.

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...