Reseña del libro «No hay bisontes en los valles de amapolas», de María Jesús Puchalt.
Por Inés Román.

No hay bisontes en los valles de amapolas de María Jesús Puchalt es un relato conmovedor, evocador, retrospectivo, y estimulante, donde la intriga está muy presente por todas las sombras y mentiras que envuelven la historia de la familia de Blanca, los Estevill.
Una historia «de pérdidas, abusos, rencores, amistad y mucha culpa».

Conoceremos las costumbres de la sociedad española desde el segundo cuarto del siglo XX hasta 1991.

Y de las tres generaciones de la familia Estivill nos muestra las diferencias existentes donde, a pesar de los años transcurridos, existen cosas que parecen no cambiar: los privilegios de los poderosos, inalcanzables para las clases más humildes que siguen explotadas en nuestros días; el mundo de la burguesía caprichosa que danza en torno a los mandatarios; el del servicio, de los jóvenes universitarios, del estamento castrense, y la influencia que durante esos años mantiene la Iglesia en gran parte de nuestro entorno.

No es una sola historia de amor, sino muchas y también de desamor. Nos encontramos ante una novela con historias como la vida misma, los sentimientos de las personas y sus contradicciones, los miedos, delirios, ilusiones, emociones; la familia en su verdadera proyección, no como nuestro lugar de cobijo, sino como el entorno más inhóspito, asfixiante y cruel que puede llegar a ser, y el vértigo que nos envuelve cuando entre un instante y el siguiente de nuestra vida se instala un abismo.

Una novela bien escrita, que despierta en el lector el interés por acontecimientos históricos sucedidos en nuestro país y que en muchos casos son desconocidos, así como el descubrimiento de lugares de nuestra geografía.

Muy bien armada, con una buena prosa y una compleja historia, busca hacer sentir, y enseñarnos, entre otros muchos aspectos, que existen sucesos que cambian la vida de quien los sufre y también de las generaciones venideras porque en ocasiones, la maldición no desaparece.

Blanca nos presentará Valencia y su maravillosa luz blanca.
De Madrid y Galicia nos mostrará su búsqueda incansable hacia la felicidad y una lucha feroz por acabar con la maldición de las mujeres de su familia.

Por Inés Román
@inesroman.escriviva

No hay bisontes en los valles de amapolas
Autor: María Jesús Puchalt
Editorial: Sargantana
Publicado: 1 enero 2022
Páginas: 438
ISBN: 978-8418552670
Artículo anteriorMaus
Artículo siguienteAl cuerpo de una mujer
Mi pasión: escribir, leer, la fotografía, ayudar a expandir la cultura por todos los rincones posibles. Coautora en el libro Vivir mejor es posible, 20 claves que transformarán tu vida de la editorial https://isthar.org/libros/vivir-mejor-es-posible/ Agente Literaria y acompaña a los autores con entrevistas, reseñas, charlas, talleres, presentaciones, firmas en ferias y librerías… Ha trabajado en la Cadena Ser. Ha publicado artículos en revistas como Hola, Semana, Diez Minutos… Reseñista en la revista Publisher Weekly. Creadora del club de lectura GADEU. Ha vivido en EE.UU y varios países latinoamericanos. Actualmente reside en Escocia.