Oscura Roma: Saga de Marco Lemurio I
de Luis Manuel López Román

Publicación: 5 de febrero de 2020
Editorial: La Esfera De Los Libros
Páginas: 296
ISBN: 978-8491647447

Biografía del autor

Luis Manuel López Román nació en Madrid en 1982 y desde muy pronto descubrió la que sería su gran pasión: los libros. Como consecuencia de su amor por la lectura, decidió estudiar Historia y Filología Clásica en la Universidad Complutense de Madrid, institución en la que permaneció durante varios años como investigador. En la actualidad combina su faceta de profesor de secundaria con la divulgación histórica en diversas plataformas digitales y páginas webs. Su pasión por la escritura nació también de forma muy temprana, y ha desarrollado un gusto especial por dos temáticas: el terror y la novela histórica. Es padre de dos niños y activo comentarista de la actualidad en redes sociales.
Web: www.luismalopez.com
Twitter: @luisma_lopez
Instagram: luisma.lopez82

Nota de prensa:

Roma, año 67 a. C. La oscuridad nos rodea en una de las callejas más recónditas de la ciudad. Nuestro pasado nos persigue y nuestro futuro, aún más oscuro que la propia oscuridad, nos dice que tenemos que involucrarnos en lo que jamás querríamos. Miramos a un lado y a otro, pensamos que no tenemos más opción: corremos hasta nuestro destino. Lo que nos deparará el día siguiente solo los dioses lo saben. Oscura Roma es un viaje fascinante a la Roma más desconocida, la ciudad nocturna en la que brujas, hechiceros, asesinos, sicarios y todo tipo de criaturas acechan en las sombras.

EL LIBRO Roma. Año 67 a.C. La dictadura de Sila es historia, y las instituciones republicanas parecen haber recuperado su funcionamiento tradicional. Sin embargo, el enfrentamiento entre la facción de Pompeyo y los senadores más conservadores amenaza con llevar a Roma a un nuevo conflicto. En un momento de máxima tensión, uno de los hombres de Pompeyo aparece muerto en el Aventino en extrañas circunstancias. Sin sangre, sin heridas… como si hubiera muerto de miedo. Sólo Marco Lemurio parece tener la clave para averiguar quién o qué está detrás de esta extraña muerte. Una historia que combina brujería, política, aventuras e intrigas en el corazón de la República romana. Desde los callejones de la Subura a las casas de los nobles en el Palatino, pasando por el Foro, el Circo Máximo, los templos de los dioses, las tabernas y los prostíbulos… Oscura Roma es un viaje fascinante a la Roma más desconocida, la Roma nocturna en la que brujas, hechiceros, asesinos, sicarios y todo tipo de criaturas acechan en las sombras. La saga de Marco Lemurio combina la mejor tradición de la novela histórica, con total y absoluto rigor en la reconstrucción de la época, y los elementos más fascinantes de la literatura de terror. Oscura Roma es una novela que no dejará indiferente a ningún lector. Ideal para los amantes de la antigua Roma. Idónea para los apasionados de la literatura de terror. Una novela perfecta para quien combine ambas aficiones.

LOS LECTORES HAN DICHO:
Estoy muy contento de haber leído esta novela, bueno más que leído devorado, porque se lee con mucha rapidez. Es una novela histórica que seguro que os sorprenderá, a mí me ha encantado. Tiene una trama muy bien estructurada que te atrapa desde el principio hasta el fin. Une elementos de historia con otros paranormales, pero sin irse a la fantasía. Es el típico libro que no puedes dejar de leer. Con muchas ganas de que salga el siguiente de la saga. Es la ópera prima del autor, pero ya está entre mis favoritos. Espero que sea una saga larga porque tiene muy buena pinta y no hay mucho de este estilo. Muy entretenido. Un libro que deja muy buen sabor de boca y con ganas de seguir leyendo las nuevas aventuras del protagonista. Altamente recomendable. Lo estoy devorando literalmente. Interesante novela que aúna una gran historia fantástica en un contexto histórico real y muy veraz. Muy bien escrito, muy bien ambientado, estás leyéndolo y estás viéndolo todo. Me ha gustado el libro, la saga promete. Se nota que el autor es experto en la historia de Roma. El argumento me capturó desde el principio y los personajes me encantaron, me encantaron mucho.

Una crítica especial
La oscuridad nos rodea en una de las callejas más recónditas de una ciudad mítica. Nuestro pasado nos persigue y nuestro futuro, aún más oscuro que la propia oscuridad, nos dice que tenemos que involucrarnos en lo que jamás querríamos. Miramos a un lado y a otro, pensamos que no tenemos más opción: corremos hasta nuestro destino. Lo que nos deparará el día siguiente solo los dioses lo saben. En este entorno mistérico y oscuro, donde tendremos que elegir entre vivir en nuestra cotidianidad y con nuestros recuerdos y salir a la luz pública e involucrarnos en la acción política, se encuadra el relato de Oscura Roma –Saga de Marco Lemurio I– de Luis Manuel López Román.

Fondo histórico
Cuando me enteré de la publicación del libro me interesé desde el minuto uno porque su autor, profesor de secundaria de historia, es experto en esta época de la historia de Roma. No iba a destrozar la historia. La novela se sitúa en el año 387 a. u . c. (ab urbe condita), es decir, en el año 67 a. C., después de la dictadura de Sila, uno de los dictadores más crueles de la historia de Roma, según un bando, claro. Esto nos interesa porque nuestro autor coge de manera muy inteligente un tiempo de nadie, un tiempo donde la historia conocida no es tan conocida, de manera que puede mantener el rigor histórico y fabular sobre él. de este modo, va dibujando la historia venidera, la que se conoce más, desde su germen. ¿Cuál será esa historia? La obtención de imperium de Cneo Pompeyo Magno y su consideración como héroe de Roma. El Pompeyo que luego peleará contra Julio César y que morirá en Egipto.

Así, podemos ver las fluctuaciones políticas del momento, los anhelos de las diferentes facciones de la política romana y los movimientos que se realizaban para poder obtener el poder en una ciudad que, como se dice en el libro, tenía unas leyes institucionalizadamentecorruptas. Todo valía, incluido el olvido de los propios actos y el recuerdo constante al contrario de los suyos. Todo ello, además de ilustrarnos en los vaivenes políticos nos ayuda a conocer el entorno de nuestro protagonista, Maco Lemurio, que no es sino ejemplo de la sociedad que más desconocemos, el hombre de a pie, el romano libre que había de trabajar para ganarse míseramente el pan. Nos ayuda a entender su descreimiento en la política, el del protagonista y el del pueblo romano, pero también cómo, paradójicamente, se veían envueltos en los juegos de los poderosos, aunque ellos no lo quisieran. Incluso aunque no tuvieran ideas políticas…

Pero, ¿quién no tenía ideas políticas en Roma? Y es que esta es una de las cuestiones que, a mi parecer, el libro trata maravillosamente: no puedes escaparte del juego de los poderosos, juega y al menos sobrevive a él. La magia cotidiana Pero esta novela no es una obra política, aunque esta sea motor de su trama. En un mundo donde en cada esquina se encontraba un templo, no podría despreciarse la cuestión sobrenatural, la magia. Y es que es cierto que la mayoría de los romanos rendían culto de manera automática y con un sentido completamente pragmático. Como un por si acaso. Sin embargo, con la entrada de los cultos orientales, con la llegada de griegos y egipcios a la urbe, la espiritualidad y lo sobrenatural comenzó a involucrarse más en la sociedad romana.

Así lo podemos comprobar en el motivo de la investigación de Marco Lemurio. En ella, de la cual no revelaré mucho para no hacer spoilers, se ve en la necesidad de acudir a un templo al dios Apolo. Apolo, un dios grecolatino, que sin embargo aparece transfigurado con una cabeza de pájaro. Este sincretismo entre Grecia, Egipto y Roma será la atmósfera que rodee la novela y la propia vida de nuestro protagonista, de padre romano y madre griega. Podría parecer que este elemento sobrenatural desluce una novela con una raigambre tan puramente histórica.

Nada más lejos de la realidad, ya que el autor ha conseguido una conjunción, un sincretismo, por no alejarnos de esta idea, entre la realidad histórica de la época y los aspectos sobrenaturales que se relatan, ya que estos son aspectos reales de esa Roma, la que menos conocemos, la más oscura. Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre. Esto es lo que nos dice Alexandre Dumas y estoy muy de acuerdo con él. Esta novela es uno de los mejores ejemplos que he encontrado para darle la razón. Porque en sus pocas páginas, nuestro autor ha conseguido unir no solo, como decíamos antes, lo sobrenatural con lo histórico, sino que además ha conseguido dos cosas fundamentales, bajo mi punto de vista: explicar una realidad histórica y deleitarnos con unos personajes estupendos.

Que la época que ha cogido no es casual lo he mencionado varias veces, pero es que, además, este marco temporal le permite mostrar estupendamente las consecuencias de un enfrentamiento civil. Nos enseña las causas que este tiene para las clases populares y como estas se ven arrastradas a las turbulencias políticas. El protagonista, y varias escenas concretas de la novela, nos enseñan que no podemos pensar que eso de la política es cosa de otros, porque pensamos, porque vivimos en sociedad y porque no sirve trabajar y estar a nuestros asuntos. La pelea de los poderosos mata a los humildes. Pero para poder mostrarnos esto no servía una historia plana, diría que no serviría una narración rigurosamente histórica.

Había que imbuir de humanidad a esos actores. de esta manera, a pesar de que la novela es corta, nuestro autor consigue perfilar los personajes no a través de descripciones ampulosas, sino de sus acciones y afectos respecto a otros personajes, mezclando los personajes históricos con los ficticios como si ambos siempre hubieran estado allí. Así tenemos a Antígona, a Céfiro, a Alda, a Periandro, a Varrón… que no solo importan por su interacción con el protagonista, sino por los tipos de la sociedad romana que representan. Y para conseguir que todo esto conecte, Luis Manuel López Román juega y juega muy bien. Juega con los géneros, ya que podemos encontrar, por supuesto, rasgos de la novela histórica, pero también descripciones de literatura fantástica muy perfiladas, que consiguen transmitirnos el temor y el frío de la escena, y lo mejor de la novela de investigación, con un manejo de la tensión argumental genial.

La intriga, historia y el mundo sobrenatural se entremezclan estupendamente en una historia que nos enseña y nos deleita a partes iguales. Sus personajes son tan potentes que aún después de leerlo los recuerdas como viejos amigos y todo ello escrito con una tensión atrayente y unos acontecimientos intrigantes. Su lectura es adictiva, amena y sencilla, en la que siempre queremos más. Horacio hubiera estado orgulloso. Ilion18

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...