Sakura es un viaje que nos transporta desde Francia hasta Japón en el que vamos acompañados del pintor Van Gogh y algunas de sus obras más emblemáticas. Al igual que el resto de obras de su autora, la alicantina Matilde Asensi, se suele hablar de Sakura en términos de novela histórica de aventuras. En esta ocasión, somos testigos de las peripecias que viven cinco personajes que, a priori, no pueden ser más diferentes, cuyo objetivo es resolver uno de los enigmas más curiosos del siglo pasado.

La narración nace como respuesta a la muerte de un millonario japonés llamado Ryoei Saito, quien, antes de morir, se hace en una subasta con el cuadro Retrato del Doctor Gachet de Van Gogh. No obstante, debido a lo elevado de los impuestos que el gobierno japonés le exige por la adquisición de la obra, Saito decide vengarse anunciando que se llevaría consigo la pintura a la tumba. Si bien hay diversidad de opiniones respecto a si Saito llegó a cumplir su amenaza o no, lo cierto es que, desde la muerte del millonario, se le ha perdido la pista a este cuadro de Van Gogh. El hilo conductor de Sakura será, precisamente, la búsqueda de la obra y las respuestas a todas las incógnitas que rodean su desaparición. Liderados por la familia japonesa de los Koga, un grupo compuesto por tres hombres y dos mujeres de las más distintas procedencias (un constructor, un galerista, una pintora, un grafitero y una enfermera) se embarcan en un viaje de dos semanas durante el que tendrán que hacer frente a toda una serie de desafíos que pondrán a prueba sus capacidades individuales y que los llevarán incluso al borde de la muerte.

Si buscas un libro con argumentos creíbles o previsibles desde el comienzo de la acción, desde luego en Sakura no lo vas a encontrar. Y es que precisamente, las novelas de Matilde Asensi se caracterizan por sus tramas inverosímiles llenas de momentos poco probables en la vida real, así como por los giros inesperados que suponen el final de la historia. No obstante, la trama de Sakura es una de las más dinámicas dentro de la producción literaria de Matilde Asensi y se desarrolla a muy buen ritmo, lo que consigue que el lector se enganche, casi sin darse cuenta, desde la primera hasta la última página.

Además de ser un relato sobre las relaciones humanas que pueden forjarse entre personas totalmente desconocidas que, por motivos que escapan a su control, se ven obligadas a convivir durante parte de su vida, Sakura es una novela edificante que nos brinda la oportunidad de aprender sobre temas tan diversos como la historia de Japón y la vida de Van Gogh, así como sobre géneros de pintura poco conocidos en el mundo occidental como los llamados ukiyo-e (que, a pesar de no soler mencionarse siquiera en las universidades occidentales, fueron una de las principales fuentes de inspiración del movimiento impresionista). Al terminar la obra, incluso nos habremos familiarizado con los nombres y las funciones de las diferentes partes de una casa japonesa tradicional. Por otra parte, si, como yo, eres un apasionado de la Historia del Arte, verás que los comentarios y descripciones que hace Matilde Asensi de algunas de las obras más exquisitas de la historia son un regalo: y es que, en mi opinión, uno de los puntos fuertes de la autora es su forma magistral de describir y comentar cualquier obra de arte que se proponga. Por un momento, olvidarás que estás leyendo solo una descripción y creerás que estás ante la mismísima obra.

A lo largo de la novela también nos encontramos pasajes sobre la relación entre el mundo del arte y la época contemporánea que invitan a la reflexión. En este sentido, hay un momento en el que vemos a los personajes debatir sobre la situación actual de las galerías de arte tradicionales y cómo estas están desapareciendo y dejando paso a las galerías online, por ejemplo. En otro punto de la obra, también se hace mención al papel de las redes sociales y a cómo, según la opinión de uno de los protagonistas, en la actualidad es más popular el artista que tiene más seguidores en Twitter o Instagram que aquel cuyas obras son, objetivamente hablando, mejores en técnica o composición. Otro de los personajes llega incluso a afirmar que si Van Gogh hubiera vivido hoy, su obra no habría recibido la atención que merece, puesto que sus seguidores le habrían dado más importancia a su vida privada y a su personalidad (que, según las fuentes de las que disponemos, fue bastante difícil) que a la calidad de su producción artística.

Por último, si te animas a acompañar a los personajes de Sakura en la resolución del enigma, además de poder disfrutar de una novela en la que el misterio y el suspense son los protagonistas de cada capítulo, podrás aprender también un sinfín de detalles sobre aspectos los artistas deben tener en cuenta a la hora de pintar un cuadro. ¿Sabías, por ejemplo, que el color marrón no existe? Esta y otras curiosidades te están esperando entre las páginas de Sakura.

Por Lilibet
@armoredlilibet

Título: Sakura
Autor:  Matilde Asensi
Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
Publicado: 26 de mayo de 2020
Páginas: 416
ISBN: 978-8491645160
Compartir...