Todas las horas del día

Todas las horas del día
de Clara Fuertes

Una extraordinaria novela basada en la vida de María Casares, la actriz española de teatro que triunfó en el exilio en Francia: su historia familiar, su carrera artística y su relación con Albert Camus, con el que vivió una apasionada historia de amor.

¿Cuántas veces puede nacer una persona en su vida?

1990. Airas, un joven periodista gallego, recibe su mayor encargo hasta el momento: cubrir la entrega del Gran Premio Nacional de Teatro de Francia a la actriz María Casares. Con más de sesenta años, María, todavía en activo, vive en una gran casa en la campiña francesa, junto a los fantasmas de sus dos grandes amores: Albert Camus, su amante, y André Schlesser «Dadé», su mejor amigo y posterior marido. El acento gallego de Airas y su enorme parecido con Camus llevarán a María a revivir sentimientos que creía olvidados y a reconstruir su historia personal y profesional, desde que abandonó España tras el estallido de la Guerra Civil con catorce años por ser hija de Casares Quiroga hasta que Francia la convirtió en una de las figuras más influyentes de su teatro. Una vida irrepetible marcada por el mar, el exilio, el amor y la soledad.

Sensible, nostálgica y exquisitamente narrada, esta novela explora la intimidad de la artista que llevó el acento gallego a lo más alto del arte europeo. En Todas las horas del día, Clara Fuertes recupera y reivindica la voz de una mujer polifacética que convivió con los grandes nombres de su época.

Sobre el libro

La escritora Clara Fuertes reivindica la figura de María Casares en el centenario de su nacimiento con la novela Todas las horas del día.

María Casares fue mucho más que la amante de Albert Camus y la hija del repúblicano Santiago Casares Quiroga. María fue por encima de todo, una de las grandes figuras de la interpretación del siglo xx. Una actriz extraordinaria que triunfó en el exilio francés y frecuentó los círculos de la intelectualidad.
Esta es la historia de una mujer que vivió y amó intensamente.

«Interpretó tantos papeles que se perdió en ellos. Sombra y luz, todo y nada, voz en el escenario, rompedora, desarraigada, libre, diva, sencilla, una mujer recuerdo. Una mujer que merece estar muy presente hoy, cien años después, que merece que la reconozcan por todo lo que logró por ella misma y no por ser la hija de… ni amante de… María Casares es parte de nuestra historia, de esa historia que todavía nos duele y nos enfrenta, de esa historia que no ha sabido cómo reconciliarse.»
Clara Fuertes

Recuerdos, confidencias, cartas de amor y una pasión inquebrantable son los mimbres de esta ficción basada en la vida de María Casares. Una mujer que como hija del político republicano Santiago Casares Quiroga sufrió el desgarro de abandonar su tierra gallega cuando apenas contaba 14 años. Y como amante de Camus, supo lo que es estar a su sombra y en su luz: Albert jamás dejó a Francine, su mujer, pero amó con locura a María.
María transitó un camino de dolor. También de gloria. La actriz, que nació española y murió francesa, está considerada como una de las más notables de su generación.
María Casares fue musa del existencialismo francés. Más allá de los textos de Camus fue el alma y la carne en escena de obras de Sartre, Cocteau, Claudel, Genet… Su libertad y su dramatismo le dieron el carácter necesario para hacer temblar la escena, Aún podemos disfrutar de su talento en filmes como Orphée, de Cocteau, o La lectora, de Deville, el recuerdo visible de quien fue reconocida con la Legión de honor francesa.
En Todas las horas del día, Clara Fuertes devuelve la voz a esta extraordinaria mujer marcada por el mar, el teatro, el amor y la soledad. Una mujer que siempre vivió en «estado de urgencia».

Albert y María
El amor de María Casares fue correspondido por Albert Camus, aunque compartido con Francine, su esposa. El escritor y la actriz se amaron durante 16 años, hasta la muerte de él en un trágico accidente.
Años después, María seguiría acostándose cada noche abrazada al recuerdo del que fue el hombre de su vida. Su correspondencia da fe de la profundidad de su relación, también la hija de Camus, Catherine, reconoció que fue María «el gran amor» de su padre.

Una vida de novela
Clara Fuertes recoge el testigo de las cartas y arma con sus palabras la voz de María Casares. Escucha las ausencias y encuentra en los silencios a María y a Albert, desnudos: «Hay algo que es solo nuestro y donde te encuentro siempre sin esfuerzo. Son las horas que guardo silencio…» (Camus a Casares, junio de 1944).

En Todas las horas del día, Clara Fuertes narra la vida de María por su boca, interrumpidos estos capítulos por los de una segunda voz, la de un periodista llamado Airas que escribe un reportaje sobre la gran actriz. Un interesante cruce de caminos que acaba por pintar el paisaje vital de esta gran dama del teatro desde diferentes ángulos.

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...