Una Biblia para niños
de Lydia Millet

Publicación: 7 octubre 2021
Editorial: Alianza Editorial
Páginas: 264
ISBN: 978-8413624822
Traductor: Carmen Francí Ventosa

Biografía del autor

Lydia Millet (Boston, 1968) es autora de libros y relatos. Se la conoce por el humor negro de sus tramas, la idiosincrasia de sus personajes, el lenguaje que emplea en sus textos y su gran interés por las relaciones entre humanos y otras especies. Ha recibido el apodo de «novelista de ideas» y recibió el premio PEN-USA en la categoría de ficción por su primera novela, «My Happy Life» (2002). En 2010, su colección de relatos «Love in Infant Monkeys» fue finalista del premio Pulitzer. Posteriormente, en 2008, 2011 y 2012, publicó tres novelas que exploraban la extinción y la pérdida personal y por las que recibió la ovación unánime de la crítica: «How the Dead Dream«, «Ghost Lights» y «Magnificence. Sweet Lamb of Heaven«, un thriller psicológico sobre una mujer que se esconde de su exmarido, vio la luz en mayo de 2016. «A Children’s Bible» es su primera novela traducida al español y ha sido finalista del National Book Award 2020 y considerada una de las mejores novelas del año por los principales medios de comunicación norteamericanos.

Sinopsis

Finalista del National Book Award 2020

Una de las cinco mejores novelas de 2020 para The New York Times

Una de las mejores novelas del año según TimeThe Washington PostNPRChicago TribuneEsquire y BBC

Una Biblia para niños sigue a un grupo de doce niños de madurez escalofriante a los que, contra su voluntad, arrastran a una mansión junto a un lago para pasar las vacaciones con sus respectivas familias. En un arrebato de rechazo hacia sus padres, los niños deciden escaparse justo cuando estalla una tormenta descomunal en el lugar. Así, el grupo, en medio de su incursión, se ve envuelto en el caos del mundo exterior.

Lydia Millet concibe, en esta aclamada novela escrita en un tono realista pero con un claro mensaje alegórico, una historia profética y descorazonadora que explora el conflicto intergeneracional y nos muestra una visión inquietante sobre lo que nos espera al otro lado del Apocalipsis.

Declaraciones de Lydia Millet para  LITHUB, acerca del fin del mundo, los liberales engreídos y los buenos adolescentes

 

«Me ha sorprendido la aparente incapacidad que tenemos para asustarnos en conjunto como cultura. Esa especie de suficiencia fría, inarticulada y general que mostramos con respecto a todo. Ese egoísmo, esa manera tan insolente en que fijamos la mirada en nuestros asuntos personales y excluimos todo lo demás.»

«Vivimos un narcisismo cultural contra el que reaccionan los chicos de esta novela. Ese narcisismo no es comparable con el de, por ejemplo, nuestro temerario jefe de Estado [Trump].»

«La cultura que tenemos, la cultura literaria e intelectual, parece mucho menos dispuesta que la cultura científica a lidiar con lo que son cuestiones existenciales profundas que afectan sí o sí todo lo que hacemos, o al menos deberían afectarnos. No es exactamente una negación científica, sino una negación ontológica, una negación del incómodo y urgente peso de estas cuestiones. En general, Nueva York se me antoja más europea que el resto del país, pero aun así está más ensimismada, obcecada incluso, más centrada en el individuo… La adherencia a la ciencia, la educación y el conocimiento se ha vuelto una cuestión casi totalmente oportunista, una actitud del todo vinculada a las necesidades del ser más que a cualquier valor objetivo.»

Una Biblia para niños comienza como un cuento de hadas, en un Edén ya desaparecido. Allí se amontona una variopinta selección de familias, pero las verdaderas distinciones triba- les nada tienen que ver con la sangre y sí mucho con la edad. Los chicos están en un bando, los padres en otro, y el despre- cio que estos últimos inspiran en los críos se topa con… con nada en realidad. Los mayores están demasiado absortos en sí mismos, centrados en sus placeres más inmediatos, como para preocuparse por que sus hijos los hayan repudiado.

Es difícil no verlos reflejados en esas personas que, en medio de la pandemia, han intentado mantener sus rutinas todo lo posible, buscar la manera de ser cada vez más productivos y seguir viviendo la vida con normalidad, a la espera de que sus bares favoritos vuelvan a abrir. Son distintos estados de emergencia, pero la insistencia en priorizar un nivel de vida que ya no tiene sentido es inquietantemente similar.

Críticas

«Un clásico inmediato». The Washington Post

«Un cuento en el que quienes nos sobrevivan reconocerán una imperfecta e inevitable continuidad: retazos extravagantes pero identificables del mundo sin rumbo que ya es nuestro planeta». The New York Times

«Millet hace acopio de valentía para establecer símiles entre nuestra forma de quitarle importancia a la crueldad de la infancia -plasmada en sus juegos y narrativas- y las acrobacias mentales con las que ignoramos la destrucción del planeta». Los Angeles Review of Books

«Millet demuestra que el placer y la belleza se encuentran incluso cuando nuestra tarea consiste en sacar a la luz verdades incómodas». The Wall Street Journal

«Si alguien tiene el poder de expresar la rabia de una generación y plasmarlo como solo la ficción puede hacerlo es Lydia Millet». Los Angeles Times

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...