El arte de quererse

El arte de quererse: La liberación a través de la autoestima y el amor propio
de Marina Llorca

Ese alguien perfecto, tal y como soñamos, solo existe en nuestra fantasía

¿Me acompañáis? Vamos a comenzar un viaje a través de nuestro cuerpo, de nuestro amor propio, de nuestra autoestima, de nuestras inseguridades… Es normal que os dé algo de vértigo; es posible que sintáis que no estáis preparadas… No os preocupéis, demos el salto juntas para alcanzar la felicidad, porque…

Estar en paz con tu cuerpo es felicidad.
Tener autoestima y valorarte es felicidad.
Dejar atrás tus complejos y tus miedos es felicidad.
Amor, amistad, salud, tanto física como mental, son felicidad.

Cuanto más os apreciéis y os améis, más lo haréis con los demás y seremos mejores como sociedad. Aunque sea duro, ahora es el momento. Aprender a quererse a una misma es un camino largo y complicado…,
pero también es un arte.

¿Empezamos?

Marina Llorca es un referente del movimiento Body Positive. Desde muy joven se sintió atraída por todo lo relacionado con la moda y la creatividad, lo que la llevó a estudiar primero Diseño Gráfico y después Moda y Estilismo en Madrid y Nueva York. También ha sido modelo en famosas revistas femeninas y marcas de moda internacionales. A raíz de los problemas que sufrió con la alimentación, con su cuerpo y con su salud mental, y superarlos gracias a mucho amor propio, decidió utilizar las redes sociales para visibilizar y normalizar todo tipo de cuerpos. Con sus posts ha lanzado un mensaje necesario: ningún cuerpo es una moda.

Sobre el libro

Este libro es el comienzo de un importante viaje. Quizá, el más trascendental de todos; un viaje a través de nuestro cuerpo, de nuestro amor propio, de nuestra autoestima, de nuestras inseguridades, de nuestra mentalidad. Un viaje que es normal que dé algo de vértigo, porque no acostumbramos a profundizar a esos niveles de autoconocimiento, pero que merece el valor de aparcar el miedo a abrir estas páginas o la tentación de abandonar esta lectura, para adentrarse en ocho capítulos repletos de preguntas. Algunas tendrán respuestas; otras será responsabilidad de cada lector contestarla, y habrá de hacerlo en soledad. Es posible que al final de este viaje algunas incluso sigan en el aire.

La modelo e influencer Marina Llorca ha desarrollado en este, su primer proyecto literario, un contenido de lo más completo en el que no solo comparte sus experiencias y aprendizajes, sino también propone al lector retos, ejercicios, desafíos y reflexiones que lo involucrarán de lleno en la lectura haciéndolo partícipe y trazando su propio camino de autoexploración. De este modo, este libro es también utilizable a modo de diario personal.

«El plan es desnudarnos por completo, cuestionarnos, mirar en nuestro interior, expresar sentimientos y experiencias que nunca habíamos expresado en voz alta o que ni siquiera habíamos sido capaces de aceptar. Quizá es un plan un poco ambicioso, lo sé, pero también sé que este viaje merecerá la pena».

De aquellos barros…

Si analizamos lo que nos enseña la sociedad desde que somos bien pequeñas, entenderemos muchas cosas. Crecimos leyendo cuentos de hadas donde las princesas tenían que ser salvadas por un apuesto príncipe a lomos de su blanco corcel. Que sí, que ya lo sé: todas queríamos llevar esos vestidos maravillosos y soñar con un baile de máscaras en un palacio de cristal. Pero no nos equivoquemos: no necesitábamos ser salvadas de nada. Ni un hombre que nos protegiera. Queríamos bailar en la fiesta hasta que nos dolieran los pies de tanto saltar.

Blancanieves, sí, muy maja, pero se casa con el primer tío que le planta un beso casi sin mediar palabra. Ariel, un cielo, pero sacrifica todo, cambia quién es realmente y abandona a toda su familia por un hombre al que conoce hace tres días. Ya de Cenicienta ni hablamos; todo su valor como mujer se basa en cocinar, en coser y en que un príncipe medio desconocido se enamore de ella por su físico.

Crecimos con referentes de ese tipo en el amor, pero los tiempos han ido cambiando y, sin embargo, todavía hoy muchas mujeres siguen buscando esa protección o incluso la salvación en su relación de pareja, algo que puede generar dependencia cuando sientes que sin esa persona no vales lo suficiente. Cambias tus gustos, tu forma de ser, tus amistades, tu vida, para amoldarte a alguien que crees que te está salvando. Cuando lo que estás haciendo realmente es hundirte cada vez más en una relación tóxica. Sin embargo, buenas noticias…

Tu cuerpo NO es una moda

La sociedad tiene un extraño gusto por felicitarnos por cosas que no tienen ningún sentido, como por ejemplo, la delgadez. Y lo cierto es que no es culpa directamente de las personas; simplemente es lo que nos han enseñado, a lo que han acostumbrado a nuestros ojos. Y en esto han tenido un papel esencial nuestros referentes, quiénes son nuestros ídolos, a quién nos dicen que debemos parecernos.

A partir de los años ochenta empezó a asociarse la felicidad y el éxito con la delgadez. El mensaje que al final calaba es que, si estabas delgada y tenías un cuerpo atlético, automáticamente eras una triunfadora en todos los ámbitos de tu vida, incluyendo el amor, evidentemente, cuando no existe una generalización más absurda que esa. ¿Es que acaso las personas que tienen un cuerpo delgado normativo no pueden sentirse mal e insatisfechas? ¿No hay personas con cuerpos bien grandes que se ven atractivas y les va todo bien?

El primer error que hemos cometido durante estos últimos cien años es tratar el cuerpo de una mujer como un objeto más. Tu cuerpo no es una moda. A lo largo de la historia hemos sido un producto de consumo, y se ha demandado el cuerpo que más vendía.

*Contenido original proporcionado por la editorial Ediciones Martínez Roca

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...