Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo
de Jorge de Cascante

No hace mucho alguien con más años y más conocimientos sobre el mundo editorial que yo me explicaba que las antologías de relatos no suelen funcionar muy bien en nuestro país. No digo que no sea así, pero siempre hay excepciones que confirman las reglas y de paso nos hacen recuperar la esperanza a los amantes de los formatos menores. Menores, al menos en este caso, en lo que respecta a su extensión, porque a un libro como Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo es difícil hacerle sombra.

Jorge de Cascante, madrileño, traductor y editor además de escritor, se descuelga palabra a palabra con estos sesenta relatos breves, a cuál más demencial, a cuál más cargado de una sensatez que a día de hoy podemos echar a faltar. Por sus doscientas y pico páginas desfila una caterva de personajes de lo más colorido, algunos anónimos y a ratos esperpénticos, en los que tal vez nos descubramos reflejados para nuestra propia consternación. Otros no tan anónimos, fácilmente identificables, pero no menos grotescos, de los que el autor también hace mofa sin el más mínimo pudor. Sí de algo no carecen las historias de este Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo es, precisamente, de acidez y mordacidad.

En lo que respecta a temáticas y géneros, de Cascante toca casi todos los habidos y por haber: parejas de monos que se dan un capricho y se regalan una escapada a París; machistas irredentos que se arrastran ante antiguas amantes a las que doblan la edad; actrices que se lanzan a hacer las américas empeñadas en disimular su acento español sin perder la naturalidad; abanderadas de la progresía que se revelan mucho más retorcidas e intolerantes que aquellos a los que critican; toreros que parecen recién salidos de una clínica de rejuvenecimiento después de cumplir condena o, sencillamente, la historia de dos amigas que se cuentan la vida, año tras año, mientras comparten una pizza.

Es complicado que, de entre las seis decenas de relatos que componen esta antología, todas puedan ser del gusto del lector. A mí misma, he de reconocerlo, un par de ellos me dejaron un regusto agridulce y hasta puede que llegaran a incomodarme en algún momento. No obstante, tengo que admitir que nunca llegué a plantearme abandonar la lectura. Y es que este libro engancha y se disfruta, aunque, eso sí, como casi cualquier compendio de relatos, tiene sus altibajos. Admito también que gana en un segundo repaso, lo que siempre es un punto a favor cuando se trata de hacer una valoración.

Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo no es una obra pensada para agradar a todo el mundo, ni mucho menos, y me atrevería a aventurar que es ahí, precisamente, donde reside el secreto de su éxito.

Por Beatriz Alcaná
@alcana_beatriz

Título: Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo
Autor:  Jorge de Cascante
Editorial: Blackie Books
Publicado: 14 de mayo de 2019
Páginas: 264
ISBN: 978-8417552190

Compartir...