La forja de una rebelde
de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo

Publicación: 19 enero 2022
Editorial: Destino
Páginas: 336
ISBN: 978-8423360420

Biografía del autor

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) es uno de los grandes referentes de la literatura contemporánea y sus novelas policiacas e históricas suman más de dos millones de lectores. Ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), La sustancia interior, El ángel oculto, El nombre de los nuestros, Carta blanca (Premio Primavera 2004), El blog del inquisidor, Niños feroces, Música para feos, Recordarán tu nombre y la «Trilogía de Getafe». Es autor del libro de viajes Del Rif al Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos y de Sereno en el peligro (Premio Algaba de Ensayo). Suya es también la exitosa serie protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, de la que El mal de Corcira es la última entrega, tras El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000) y La marca del meridiano (Premio Planeta 2012), entre otras. Su último libro es Castellano. Junto con Noemí Trujillo, firma una serie policiaca que han iniciado con Si esto es una mujer y que tendrá su segunda entrega en 2022 con La forja de una rebelde. @VilaSilva

Noemí Trujillo (Barcelona, 1976) es poeta y escritora y ha publicado catorce poemarios, entre ellos La Magdalena, Lejos de Valparaíso, La muchacha de los ojos tristes (también en edición bilingüe The Girl with Sadness in her eyes) y Solo fue un post. Brooklyn Bridge fue finalista de la XXXIII edición del Premio Internacional de poesía Ciudad de Melilla. Además de poesía y relato breve escribe literatura infantil y juvenil. Es autora de las novelas Suzanne y El amor tan temido.

Sinopsis

Desde el inicio de la alerta sanitaria, Manuela Mauri no ha tenido un respiro y por primera vez en su vida se siente desbordada por los acontecimientos. En medio del caos, un doble crimen ocurrido en Alcalá de Henares le quitará el sueño: Carlota, una joven de diecinueve años, avisa a la policía al encontrar a su padre y a su madrastra muertos a tiros en su casa. Una fiesta ilegal y el testimonio de diez jóvenes en guerra con la sociedad serán claves en la resolución del caso.

Una novela policial que va mucho más allá de la investigación de un homicidio. En un Madrid sitiado por un virus, las diferencias generacionales de nuestra sociedad explotarán en este caso para recordarnos, a cada uno de nosotros, el peso de nuestra conciencia.

Una reflexión literaria sobre las experiencias y los deseos que forjan nuestro carácter y que combina los argumentos y recursos del género policial clásico con la mirada sobre asuntos candentes a los que no podemos dar la espalda.

Sobre el Libro

«Los libros están muy bien, y se ve que te han dado muchas cosas buenas, pero no te líes, no apliques las ideas que lees en ellos donde no vienen a cuento, y no los uses para alterar la realidad a tu conveniencia. Las lecturas que al final sirven son las otras, las que desde la imaginación te alumbran lo que hay.»

Martina Hernando, inspectora retirada y la mejor amiga de Manuela, pierde a su madre durante la pandemia de la COVID-19. Es una de las muchas personas que han muerto en las residencias de ancianos de Madrid durante el confinamiento. La inspectora de homicidios Manuela Mauri no encuentra palabras para consolarla: tiene las emociones a flor de piel y ella añora, también, las manos de su madre.

Este es el estado de ánimo en el que se encuentra Manuela Mauri antes de enfrentarse a la investigación del nuevo crimen que ocupa las páginas de La forja de una rebelde. Desde el inicio de la alerta sanitaria no ha tenido un respiro; sus hijos, en casa, están irritables y agresivos y a Alberto, su pareja, no le ha sentado nada bien la convivencia forzosa con ellos. Manuela, por primera vez en su vida, se siente desbordada por los acontecimientos.

 

Una investigación en tiempos de pandemia

«Me dieron ganas de gritar: “¡Javier, coño, que no nos podemos tocar!”, pero no lo hice. Sabía que Javier se había hecho tres PCR, una tras otra, y había dado negativo. Llevaban ambos puesta la mascarilla, además. Y quizá yo me estaba volviendo un poco paranoica con tanta higiene y tanta distancia de seguridad. Qué extraño, qué triste y qué desangelado resultaba todo en aquellos primeros días. Cómo nos desbordó.»

En medio del caos, con calles fantasmagóricas y carreteras vacías, un doble crimen en Alcalá de Henares le quitará el sueño a Manuela: Carlota, una joven de diecinueve años, avisa a la policía al encontrar a su padre y a su madrastra muertos a tiros en su casa. Una fiesta ilegal convocada al más puro estilo Agatha Christie imitando su novela Los diez negritos y el testimonio de diez jóvenes en guerra con la sociedad serán claves en la investigación.

 

 «Ven a la Isla del Negro, un sitio encantador. Tenemos tantas cosas que contarnos… De 17 a 20 h en casa de Jorge. Trae alcohol.»

 

  No es solo una novela negra: es, además, un homenaje a la lectura.

Una novela policial que va mucho más allá de la investigación de un homicidio, porque nos enfrenta a conflictos invisibles que conviven con el sujeto contemporáneo: la infelicidad, la frustración, la ira y el odio como males propios de nuestro tiempo. En un Madrid sitiado por un virus las diferencias generacionales de nuestra sociedad explotarán en esta investigación para recordarnos, a cada uno de nosotros, el peso de nuestra conciencia. Como en su día Maj Sjöwall y Per Wahlöö, Trujillo y Silva unen sus miradas para esbozar a través del género negro una instantánea de la sociedad en la que viven.

 

La forja de una rebelde combina los argumentos y recursos del género policial clásico con la mirada sobre asuntos candentes a los que no podemos dar la espalda. La novela atraviesa el género transformándose también en una reflexión literaria sobre las experiencias y los deseos que forjan nuestro carácter. Para enfatizar más si cabe el poder que los libros ejercen en nuestras vidas, Noemí Trujillo y Lorenzo Silva acuden a las páginas de la trilogía de Arturo Barea, al que aluden desde el mismo título, en un notorio homenaje a La forja de un rebelde —al igual que en la primera novela de la serie, Si esto es una mujer, homenajeaban al Primo Levi de Si esto es un hombre—, como una de las lecturas que desde la imaginación alumbran la realidad. A lo largo del relato se mezclan otras lecturas, desde London, Melville y Dumas, a quienes Manuela lee con su hijo pequeño las noches que su trabajo se lo permite, hasta Cortázar o el Pável Kohout de La hora estelar de los asesinos. Un juego metaliterario que acompañará al lector a lo largo de la novela y a la propia Manuela Mauri durante la investigación.

*Contenido original proporcionado por la editorial Destino

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...