Escrita por Junot Díaz, dominicano criado en Estados Unidos, La maravillosa vida breve de Oscar Wao recibió el Premio Pulitzer de novela de ficción 2008. Es una obra curiosa y está escrita de una manera original, informal y atrevida.

Sin duda, lo mejor del libro es su sarcasmo. Desde las primeras páginas el autor provoca la risa en lectores de mente abierta. Y es que tira bastante de humor negro para introducirnos al mundo de este personaje pringado, Oscar Wao, centro giratorio y gravitacional del libro.
El propio título es puro sarcasmo. La maravillosa vida breve de Oscar Wao no es tan maravillosa, ni tan breve. A Óscar se le hace eterna. Realmente eterna. Y no me extraña, leídas las desgracias que le suceden.

Oscar Wao es un paria sin remedio. Cada minuto de su vida va de mal en peor. Cada acción que acomete le hunde más en su propia miseria.
Oscar es un rarito, un friki, un nerd, incapaz de aclimatarse al mundo que le ha tocado vivir. Definitivamente, la sociedad no está hecha para él.

Oscar no sufre de hambre, ni de enfermedad, ni siquiera de mala suerte.
¿Cuál es su problema?
Su inaguantable comportamiento le lleva a la marginación social. Su falta de habilidad para enfrentarse al mundo real transforma su percepción de la sociedad en una especie de burbuja romántica. (Supongo que a algunos esto ya os huele a Don Quijote).

La fantasía de Oscar Wao se alimenta de la sobreprotección de su madre y hermana. La primera es posiblemente el personaje más admirable de toda la novela. Una superviviente que prefiere que su hijo no sea consciente de lo que hay alrededor. En cuanto a la hermana, esta se limita a hacer lo que cree que tiene que hacer sin comprender gran cosa.

Madre e hija son los «Sancho Panza» (salvando las distancias), personajes envueltos en la fantasía de Oscar y que tienen que enfrentarse rápidamente a la realidad que las rodea. ¿Podrán sobrevivir a todas las desgracias que provoca Oscar?

Un crítico comentaba que La maravillosa vida breve de Oscar Wao contenía un mensaje muy profundo sobre la búsqueda de la felicidad humana. Debe ser que sí, pero debe estar muy profundo. Tan profundo que yo no lo encontré. O se expresó mal y quería decir que debemos sobrellevar las desgracias y aprender a vivir felizmente con ellas. Entonces sí hemos llegado a la misma conclusión, porque La maravillosa vida breve de Oscar Wao es una historia de problemas y crueldad humanas.

Los personajes, en general, no resuelven ni escapan de los problemas, más bien, se adentran en ellos, en una noria de malas decisiones. El ser humano que nos presenta Junot Diaz es más tonto que un chicle.

Y malvado. La maravillosa vida breve de Oscar Wao transcurre en una época de horrible dictadura y deja entrever las terribles consecuencias que sufrían los ciudadanos a causa de los abusos del dictador y sus policías. Una barbaridad.

Los lectores que se animen a leerla pueden ahorrarse el último quinto del libro. No aporta nada. Les ahorro el tiempo.

La obra va de más a no tan más. Empieza grande, su primera parte es colosal (de lo mejor que se puede leer en este siglo); luego, se desarrolla bien, quitando algún pequeño tramo ilegible; pero, al final, acabas pidiendo la hora.

En cualquier caso es una novela interesante e inteligente, muy recomendable para escritores y lectores avanzados, quienes, sin duda, encontrarán en ella multitud de frases para enmarcar.

Por Carlos Álvarez Parejo
@carlos_escritor

Título: La maravillosa vida breve de Óscar Wao
Autor:  Junot Diaz
Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE
Publicado: 6 junio 2008
Páginas: 320
ISBN: 978-8439720942
Compartir...