Las niñas salvajes

Las niñas salvajes
de May R. Ayamonte

Un thriller extremo que te mantendrá en vilo hasta su desgarrador final

1975, GRANADA: En el Virgen del Carmen, un colegio religioso y exclusivo para niñas, una de ellas espera con ilusión ser adoptada. Los años transcurren y su esperanza, cerca de desvanecerse, cambiará cuando reciba el aviso de que una familia está interesada en ella.

2017, UN BRUTAL ASESINATO: Jimena Cruz, una periodista en horas bajas, recibirá la noticia de que un cuerpo sin vida ha aparecido en el Albaicín. Cuando acude a la escena, descubre que pertenece a María, quien fue su maestra en la infancia y a quien consideraba su segunda madre. Hugo, su amante y uno de los oficiales al cargo de la investigación, intentará mantenerla al margen. Pero para Jimena, el caso acaba de convertirse en personal y nada ni nadie podrá detenerla.

Y UNA REVELACIÓN QUE LO CAMBIARÁ TODO: Cuando el pasado irrumpe en el presente y los secretos que se creían enterrados salen a la luz, las vidas de todos los personajes que transitan esta novela cambiarán para siempre.

May R. Ayamonte. Graduada en Estudios Ingleses con dos másteres en Enseñanza y Literatura con Perspectiva de Género; activista y militante de movimientos sociales; vecina del Albaicín, el barrio granadino en el que se ambienta «Las niñas salvajes», cuenta con una fuerte presencia en sus redes sociales, en las que promociona la lectura. Tiene hasta la fecha seis novelas publicadas de literatura juvenil entre las que destaca «Mar Profundo», su última obra de prescripción para institutos. Actualmente es CEO de su propia empresa, Literali Box, y se dedica a dar charlas de fomento de lectura para colegios e institutos. En «Las niñas salvajes», su última novela, da un verdadero salto en su narrativa y se dirige, por primera vez, al lector adulto.

Sobre el libro

Las niñas salvajes, el impactante debut en la novela negra de May R. Ayamonte

Tras sus tres novelas orientadas a un público juvenil, la autora andaluza da el salto a la literatura de adultos con una historia cargada de acción, misterio y emociones.

Ayamonte va más allá y aborda cuestiones histórico-políticas y de género que harán reflexionar a los lectores.

Necesitaba dar un salto en mi narrativa y en los conflictos madurativos de mis personajes. Por eso decidí lanzarme de una vez a escribir literatura adulta. Esa decisión también conllevó elegir qué género quería escribir. Soy lectora de novela negra desde hace años y amante de las historias de Stieg Larsson, así que no fue difícil decantarme por escribir novela negra histórica-política. Mis obras siempre tienen una carga política detrás y no quería que Las niñas salvajes fuera menos. Me siento cómoda escribiendo novela negra con perspectiva de género y con mis ideales en primera fila”. Así explica May R. Ayamonte (Huelva, 1996) su decisión de estrenarse en la narrativa dirigida a un público adulto.

En Las niñas salvajes conocemos a Jimena Cruz, una periodista en horas bajas que está frustrada con su vida. Cuando Jimena comienza a investigar el asesinato de una monja que aparece en El Albaicín y que había sido como una tía para ella, comenzarán a sucederse una serie de crímenes que cambiarán su vida y la de los que le rodean para siempre.

Ayamonte sitúa la acción en Granada, ciudad en la que vive actualmente. “Es una ciudad mágica y cargada de historia. Necesitaba una ambientación que me diera juego histórico y que pudiera seguir explotando en el futuro. No hay nada tan fácil como ambientar una obra en un lugar que conoces como la palma de tu mano. Llevo viviendo aquí cinco años y mi plan es quedarme. Así que no fue difícil. Además, se presta a la oscuridad y el misterio porque de noche tiene un aura interesante por el contraste de culturas que se mantienen vivas en los símbolos históricos. Para mí, parte del proceso de escribir Las niñas salvajes es aprender más sobre Granada y su historia. Creo que la trama se enlaza muy bien con todo ese legado histórico que tiene esta bella ciudad”, comenta la autora.

La escritora y creadora de contenidos digitales aborda en esta obra cuestiones de género y de memoria histórica. Señala que es una novela que va más allá de unos crímenes que hay que resolver y que se remonta a cuestiones histórico-políticas que, espera, harán reflexionar a los lectores. “Además, hay un gran abanico de personajes que construyen la historia y que no dejarán indiferente a nadie. Pero, sobre todo y como he mencionado, la emoción está a la orden del día”, añade.

Las niñas salvajes es un reflejo de la sociedad granadina actual, con una gran variedad de personajes muy verosímiles que representan a diferentes secciones de la población. El lector fácilmente encontrará alguno con el que se pueda sentir más identificado. Para crearlos, la autora hizo un intenso trabajo de documentación sobre familias granadinas con una posición similar a la de la protagonista.

Otro de los retos a la hora de escribir Las niñas salvajes, ha sido pasar a escribir para un público adulto: “Aunque hay elementos en común porque el proceso de escritura ha sido similar. Sin embargo, en Las niñas salvajes he cuidado mucho más el estilo, he profundizado en descripciones y me ha llevado muchísimos días de documentación que con otras obras no he tenido que hacer. Otra gran diferencia, que además buscaba, ha sido plantear los conflictos de los personajes desde una edad más adulta y que ya se asemeja un poco más a la mía. He podido tratar otros temas y, sobre todo, darles una perspectiva más madura”, afirma May R. Ayamonte.

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...