Lo que la marea esconde
de María Oruña

Publicación: 16 junio 2021
Editorial: Ediciones Destino
Páginas: 416
ISBN: 978-8423359660

Biografía del autor

María Oruña (Vigo, 1976) es una escritora gallega que desde joven conoce a fondo Cantabria. Allí ha ambientado la serie de novelas «Los libros del Puerto Escondido», todas publicadas en Destino: Puerto escondido (2015), un exitoso debut en el género negro que ha sido traducido al alemán, al francés y al catalán; Un lugar a donde ir (2017) y Donde fuimos invencibles (2018). En todas estas historias de misterio, los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado la admiración de cientos de miles de lectores. Su última novela, El bosque de los cuatro vientos, la primera al margen de la serie, ha supuesto su consagración en nuestro país.

Sinopsis

La presidenta del Real Club de Tenis de Santander, una de las mujeres más poderosas de la ciudad, ha aparecido muerta en el camarote de una preciosa goleta que con unos pocos y selectos invitados surcaba las aguas de la bahía al anochecer.

El crimen recuerda a las novelas de la «habitación cerrada» de principios del siglo pasado: el compartimento estaba cerrado por dentro, tanto la extraña herida que presenta el cuerpo de la empresaria como el misterioso método utilizado para perpetrar el asesinato resultan inexplicables y todos los invitados a la fiesta parecen tener motivos para haber acabado con su vida. Nadie puede haber salido o entrado de la nave para cometer el crimen o escapar. ¿Quién ha matado a Judith Pombo? ¿Cómo? ¿Y por qué?

La novela más ambiciosa de María Oruña, un thriller adictivo y elegante en el que descubriremos una nueva faceta de la vida de Valentina Redondo, quien además de enfrentarse al caso más enigmático de su carrera deberá luchar contra un sorprendente e inesperado golpe en su vida personal.

¿Por qué tienes que leer este libro?

1 María Oruña da una vuelta de tuerca a su exitosa serie policial, «Los libros del Puerto Escondido», con una historia ambientada en la bahía de Santander y que rinde homenaje a las novelas de crimen clásicas.
2 La serie protagonizada por la teniente Valentina Redondo es todo un éxito, con más de 300.000 lectores.
3 Una lectura adictiva con personajes inolvidables de la élite deportiva, la alta sociedad y los negocios en la que descubriremos además una nueva faceta de la vida de Valentina Redondo, marcada por la pérdida y el amor y con un toque de feminismo.
4 La nueva novela de María Oruña llega después del gran éxito cosechado con El bosque de los cuatro vientos, con más de 65.000 ejemplares vendidos.

La autora de El bosque de los cuatro vientos regresa a la serie de Puerto Escondido, un fenómeno imparable de más de 300.000 lectores

La teniente Valentina Redondo se enfrentará al caso más enigmático de su carrera en uno de los peores momentos de su vida

María Oruña eleva el listón novela tras novela. Entre otras cosas, porque en cada historia, en cada misterio, va más allá buscando siempre nuevos laberintos, nuevas tramas que supongan un reto en la creación de un relato. Y así, libro a libro, la autora gallega se ha convertido en un fenómeno imparable, con más de 300.000 lectores.

Con su anterior libro, El bosque de los cuatro vientos, sorprendió con una novela histórica basada en una leyenda gallega que finalmente la realidad se empeñó en confirmar como cierta: dos meses después de su publicación se hallaron cuatro de los nueve anillos «milagrosos» de Santo Estevo y la noticia dio la vuelta al mundo.

Ahora María Oruña supera ese hito con la que sin duda es su novela de Valentina Redondo más ambiciosa  y lograda hasta la fecha, un verdadero desafío a la inteligencia de los más avezados sobre el incombustible motivo de la «habitación cerrada», al mejor estilo clásico de las novelas de misterio y con una factura impecable.

Lo que la marea esconde rinde homenaje a la gran Agatha Christie que, como ella misma cuenta en su autobiografía, se lanzó a la escritura por culpa de El misterio del cuarto amarillo de Gastón Leroux. Impresionada por el ingenio, aceptó el desafío de su hermana Madge, quien estaba segura de que no sería capaz de tramar un enigma semejante. María Oruña, en un guiño a la dama del crimen, también acepta el reto: «Yo misma me planteé la posibilidad de escribir un misterio de habitación cerrada; había leído trabajos de Christie, Poe, Leroux, Bruce Montgomery, Marion Harvey… ¿Sería capaz? La idea había germinado en mí hacía ya muchos años, en un viaje por Europa: sentí que podía hacerlo, que la historia y el misterio podían ir de la mano. Sin duda, Lo que la marea esconde ha supuesto para mí un desafío con el que provocar deliberadamente el ingenio y la agudeza de los lectores, mostrándoles la verdad desde el principio», confiesa.

La teniente de la Guardia Civil Valentina Redondo se enfrenta al caso más enigmático y difícil de su trayectoria profesional justo cuando atraviesa el peor momento, con creces, de su vida personal. No se trata de una simple crisis o de un periodo de inestabilidad, sino que está hundida en un oscuro pozo de dolor, culpa y desconsuelo ante una pérdida irreparable. El violento desenlace de una investigación sobre una red de narcotráfico la obligó a exponerse frente al peligro. Una herida de bala, una carrera desesperada hasta el hospital, una terrible noticia de madrugada… A partir de entonces desaparecerá para ella el resto del mundo que merece la pena recordar.

No tuvo opción, pero se siente profundamente culpable. Y esa culpa la empuja a la soledad: la lleva a separarse de Oliver, su comprensiva y cariñosa pareja de origen escocés, e incluso a distanciarse de las personas que la quieren y se preocupan por ella, como la forense y buena amiga Clara Múgica.

Ahora Valentina lleva una visible cicatriz que le cruza la mejilla desde la oreja hasta el mentón, pero quizá la más lacerante e indeleble es la cicatriz que lleva por dentro. Su mirada bicolor (uno de sus ojos es verde y el otro, color café) se ha endurecido, y una nueva frialdad en el trato la gobierna. Maniática del orden y la disciplina por naturaleza, su incipiente trastorno compulsivo se ve aún más reforzado, hasta el punto de que el capitán Marcos Caruso le aconsejó el apoyo del psicólogo del cuerpo. Pero la teniente prefiere agotarse en arduas sesiones de ejercicio físico y entregarse por completo a su trabajo. En ese sentido, el endiablado misterio de un asesinato en un camarote cerrado mientras la embarcación navegaba por la bahía de Santander es el caso de su vida, porque quizá la ayudará a superarlo.

De eso trata también Lo que la marea esconde, de cómo el dolor de la pérdida nos moldea y cambia para siempre. Hay quien frente al negro pozo del desconsuelo simplemente se deja caer hacia las profundidades, otros continúan su camino fingiendo una felicidad ya irrecuperable, y unos pocos espíritus valientes, como la teniente Redondo, abrazan con fuerza su pesadumbre para luego dejarla ir con la brisa. Lo que la marea esconde explora esas posibilidades, hasta que el aire que se mueve cuando sube la marea, por fortuna, lo cambia todo.

EL MISTERIO DE LA HABITACIÓN CERRADA

El Real Club de Tenis de Santander celebra una cena de homenaje a una vieja gloria del deporte a bordo de La Giralda, su lujosa goleta de reciente botadura, con un puñado de distinguidos y selectos invitados. Judith Pombo, la presidenta del club, una exitosa empresaria y una de las mujeres más poderosas de la ciudad, se encierra en su camarote antes de la fiesta para despachar unos correos electrónicos urgentes. Desde allí profiere un grito y, tras forzar la puerta, cerrada desde el interior, la reducida tripulación y los distinguidos invitados descubren el cadáver de la empresaria, que tiene una pequeña herida a la altura del corazón. Pero no hay arma homicida a la vista ni señales de huida del hipotético asesino, y el ojo de buey del camarote también está cerrado por dentro. Nadie ha abandonado la embarcación en su travesía nocturna por la bahía ni ha podido colarse en la goleta desde el agua. Y por descontado, todos los invitados tienen sobrados motivos para haber matado a la señora Pombo, pero ¿quién ha cometido el crimen? ¿Y cómo?

A este caso imposible e indescifrable se enfrenta Valentina Redondo junto con su equipo justo cuando no pasa por su mejor momento. Y el enigma no solo recuerda al clásico misterio de la habitación cerrada que ensayaron los grandes maestros del género como E. A. Poe, Gastón Leroux, Agatha Christie o A. C. Doyle, entre otros, sino que la autora se inspira en todos ellos y les rinde homenaje (explícito en los breves epígrafes de cada capítulo) en una genial vuelta de tuerca que sorprenderá a los lectores.

El estilo y la técnica narrativa empleadas en esta ocasión por Oruña recrean con notable pericia la factura de aquellas novelas de misterio clásicas de hace casi un siglo. E incluso, el habitual plano aéreo del género está presente, al incluir en la narración un detallado plano de la goleta. Una verdadera máquina de relojería narrativa, tan ambiciosa como efectiva y lograda, con la que la autora de Puerto Escondido se ha superado a sí misma.

UN DESAFÍO AL INGENIO

A la manera del popular juego del Cluedo, María Oruña propone al lector de Lo que la marea esconde un desafío lúdico para descubrir quién es el asesino. Aunque el arma y el inaccesible escenario del crimen plantean a su vez sendos enigmas de no fácil resolución, el acento está puesto en desvelar la identidad del homicida. Entre otras cosas, porque la lista cerrada de sospechosos es incuestionable: el asesino se encuentra entre la tripulación de la goleta La Giralda y sus pasajeros, que tienen sobrados motivos para haber matado a la señora Pombo y ninguna coartada. De la mano de las pesquisas y los interrogatorios de Valentina Redondo y su equipo, ningún lector podrá librarse del juego planteado. Un delicioso tour de force a su inteligencia y poder deductivo.

Los sospechosos:

Margarita Rodríguez

Parece una ama de casa de mediana edad, pero es la secretaria de la víctima y principal sospechosa, puesto que es quien soporta su carácter irascible y autoritario.

Pablo Ramos

El afable joven ocupa el quinto puesto del ranking de tenis en silla de ruedas y su discapacidad es un obstáculo añadido, pero eso no lo libra de la sospecha.

Basil Rallis

Una carismática vieja gloria del deporte con cuatro títulos de Grand Slam y una medalla de oro en su haber, cuyo homenaje propicia el crimen.

Félix Maliaño

Con su aspecto bonachón y su barriga prominente, el presidente de la Federación Cántabra de Tenis parece incapaz de algo así, pero la víctima era una amenaza a sus intereses.

Victoria Campoamor

La joven sobrina del señor Maliaño es una inofensiva bibliotecaria aficionada al tenis. Suma pocos puntos como sospechosa, pero nunca se sabe.

Emilio Rojas

De ademanes toscos, calvo y corpulento, el presidente de la Confederación de Empresarios es uno de los grandes beneficiados de la gestión empresarial de la víctima.

Marco Fiore

Un maduro italiano, galante y siempre bronceado, socio de honor del Real Club de Tenis, que quizá mantuviera relaciones demasiado cercanas con la víctima.

Rosana Novoa

Adinerada esposa de Fiore, comparte con él la afición por el deporte, pero parece que vive en la ignorancia en lo referente a sus asuntos.

La tripulación

La reducida tripulación de La Giralda competa la lista de los posibles sospechosos: el eficiente capitán Alan Alonso y su primer oficial Timoteo Comesaña, el fornido jefe de máquinas de origen griego Mikaël Dubach, el cocinero Suki Ito y la camarera Makoto Usui, ambos de origen japonés.

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...