Reseña del libro «Mejor la ausencia» de Edurne Portela.
Por Paqui Bernal.

Edurne Portela ha sido profesora universitaria en Estados Unidos y es autora de ensayos y de varias novelas.

“Mejor la ausencia” -con ese título tan poético y tan sugerente- ganó el Premio al Mejor Libro de Ficción otorgado por el Gremio de librerías de Madrid en 2018. Es una novela muy fácil de leer, en parte porque está dividida en escenas y plagada de diálogos (incluso se puede dejar y retomar sin ningún problema) y en parte porque relata una historia que engancha muchísimo.

La trama se desarrolla a lo largo de tres décadas, desde 1979 hasta 2009, y constituye una buena radiografía de lo que era el País Vasco en la época activa de la organización terrorista ETA.

Por un lado -y hasta donde yo conozco el conflicto- muestra de una manera fiel a los hechos reales y bastante cruda las relaciones sociales entre vecinos y compañeros de clase, que dividían a las personas en partidarios y no partidarios de la lucha armada, sin más matices.

Por otro lado, y aunque se trate de ficción, narra el deterioro de las relaciones incluso en familias que se querían, como es el caso de ésta, por la forma en que el enfrentamiento permeaba al interior de las casas.

En “Mejor la ausencia” unos miembros de la familia están a favor del independentismo y otros no. Hay una niña pequeña, Amaia, un hijo que apoya la lucha armada, otro que no lo hace -y está integrado en el sistema escolar- y un tercero que también se descuelga de los estudios y empieza a tomar drogas. Existen analistas que afirman que las drogas duras se introdujeron en Euskadi para frenar la radicalización de la juventud.

Sí a todo este caldo de cultivo para el enfrentamiento en la novela le sumamos la relación tóxica de los padres y el alcoholismo de la madre, el rechazo de unos hacia otros se acaba respirando en casi cada capítulo, a pesar de que el cariño que también se tienen siga latente.

El personaje alrededor del cual pivota la historia es el padre. Se trata de un hombre agresivo y un nido de interrogantes, porque no sabemos a qué se dedica exactamente y eso hace sospechar tanto que podría ser etarra como chivato como -incluso- traficante. Ese desconocimiento genera mucha tensión y nos tiene en vilo durante toda la novela.

Vamos conociendo la historia a través de la voz de Amaia, la niña, desde que tiene sólo dos años hasta la edad adulta. La pequeña consigue hacernos adivinar una violencia de la que ella no es consciente, lo que da a la historia mucha verdad. Y ya de adolescente -como no podía ser de otra manera- la chica incorpora esa violencia, y el lector sufre por ella: la droga y el fanatismo la acechan y no queremos que caiga en ninguna de esas trampas.

Si tengo que concluir con una sola frase, “Mejor la ausencia” me ha parecido una obra interesante y al alcance del lector de cualquier nivel cultural.

Por Paqui Bernal
@_PaquiBernal

Mejor la ausencia
Autor: Edurne Portela

Editorial: Galaxia Gutenberg

Publicado: 6 septiembre 2017

Páginas: 240

ISBN: 978-8417971397

Artículo anteriorAlma y el camino del despertar
Artículo siguienteLos mejores libros de Novela Romántica de 2023
Paqui Bernal es una escritora nacida en Andalucía. Publicó su segunda novela, “La mirada vaciada” (Nova Casa Editorial) en abril de 2021. También es autora de varios cuentos y artículos de prensa. Licenciada en Filología, estudió el Máster en Creación Literaria en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.