Morir es como un cuento
de Pablo Méndez

Editorial: Ediciones Vitruvio
ISBN: 978-8412104189

Biografía del autor

Pablo Méndez. Nacido en Madrid en 1975, Pablo Méndez se dedica a la literatura desde la adolescencia. Su primer libro de poesía se publicó en 1993, cuando tenía dieciocho años. Su obra poética ha dejado títulos como Ana Frank no puede ver la luna (2010), premio de la Crítica de Madrid, Alcalá Blues (2006) o Oh, Siglo veinte (2014). Asimismo, Méndez es el fundador de la editorial de poesía Vitruvio, cuyo primer título publicado fue Aconsejo beber hilo, de Gloria Fuertes, en 1996. Dedicado a su amiga y confidente, el año pasado re-editó la obra Lo que aprendí de Gloria Fuertes, como homenaje al centenario del nacimiento de la poetisa.

Es también autor de las novelas Guerra de brujas (2003), Taller de poesía (2004) y el ensayo Alba y ocaso del primer libro (2009).

Si bien es más conocido como poeta, sus tres libros de grafología -¿Con qué político te irías a cenar esta noche? (2016, sexta edición), Cinco escritores en el espejo de la escritura (2002) y Marilyn desnuda (2007)- le convirtieron en uno de los grafólogos actuales de mayor autoridad.

Morir es como un cuento, la primera novela de Pablo Méndez

Pablo Méndez es autor de títulos de poesía como Ana Frank no puede ver la luna, Alcalá Blues y Oh, Siglo veinte

Morir es como un cuento empieza narrando el inicio de una historia, con la peculiaridad de que ésta tiene un final marcado desde mucho antes de comenzar. La primera novela del poeta y grafólogo Pablo Méndez (autor de títulos de poesía como Ana Frank no puede ver la luna (2010), Alcalá Blues (2006) o Oh, Siglo veinte (2014)., habla de muerte y de amor como dos conceptos enlazados e indisociables, como hilo conductor de historias de pasión y de sueños, de venganza y destino, de un presente que quiere correr, pero que ya sabe que será alcanzado por un pasado que, en realidad, nadie sabe cómo olvidar.

El autor nos relata una historia de intrigas, venganzas, miedos e misterios en pleno siglo XXI, y lo hace a través de personajes opacos, aunque cotidianos, encerrados en sentimientos encontrados, y que atesoran secretos que se van desgranando a medida que la novela avanza. Son personajes que van convergiendo continuamente, que fluctúan en un punto en común: todos parecen haber afrontado su destino y no saber cómo salir de él. Desde el padre atormentado por los pecados cometidos muchos años antes hasta Carlos, el joven con sed de venganza que ha hecho de la muerte su propio cuento.

Pero quizá es a Susana, la protagonista, a quien Pablo Méndez consigue meter en el interior del lector con más maestría. Un lector que, en ocasiones, querrá gritar a Susana que reaccione, que no siga el camino que eligió, que huya de su realidad pero que, en muchas otras, deseará que permanezca al lado de Carlos. A través de este personaje, el autor confunde al lector, hace que se contradiga y que cambie de opinión en cada página. Y lo hace de un modo tan adictivo que hace que Morir es como un sueñosea un libro difícil de dejar a medias.

El lenguaje es otro de los puntos fuertes de la novela del autor, que ha optado por un tono informal y desenfadado, aunque rico en descripciones, sobre todo de tipo emocional, que deja entrever su bagaje poético. Los diálogos, frescos, muy abundantes en la novela, tienen un gran peso en el hilo conductor de la historia. En apariencia, parecen no decir nada, pero en realidad lo dicen todo.

Morir es como un sueño se presenta a sí misma como una peculiar e inesperada historia de amor, contada en clave erótica, siendo las propias escenas sexuales las que se encargan de ilustrar las luchas internas y los sentimientos encontrados que van vapuleando a los personajes. Pablo Méndez hace un uso muy característico del costumbrismo en muchas de sus escenas y consigue sumergir al lector en un pintoresco viaje introspectivo a través de sus personajes. Es capaz de recrear un excitante baile solemne en escenas tan cotidianas como tatuarse la piel.

Morir es como un sueño es, además, una novela de hoy, situada en un contexto muy actual que tiene muy presente la irrupción de las nuevas tecnologías en un mundo globalizada, y que parece querer dejar el mensaje de que, por mucho que vivamos en la era de la comunicación, ésta está ausente muy a menudo en las relaciones familiares o de pareja.

Pero es, sobre todo, una historia de recelos, de odios y pasiones, de arrepentimientos descafeinados y de sueños truncados, de confrontaciones y carreras por no morir. Una historia de cuento que solo en la muerte tiene su razón de ser./ Una historia de cuento que, sin muerte, no hubiera existido.

Sinopsis

En su madurez, Susana, una mujer de familia acomodada, ha encontrado por fin el amor, su compañero perfecto, la persona que va a hacerla feliz el resto de su vida. Carlos, su pareja, la acompaña una tarde cualquiera con el propósito de conocer a sus padres. Lo que ella desconoce es que él no se ha fijado en ella por casualidad, está a su lado por ser hija de quien es.

A Susana le llega la noticia del engaño de Carlos al tiempo que va descubriendo sensaciones y sentimientos nunca experimentadas antes. Se niega a afrontar su realidad mientras se sumerge en un viaje de experiencias eróticas, de amor incondicional, de una historia de cuento jamás vivida antes. Al mismo tiempo, Carlos, que creía que lo había vivido todo, también la descubre a ella. Pero debe cumplir con su objetivo: vengar la muerte de su padre arrebatándole a su verdugo la persona que más quiere, que no es otra que la mujer de quien él se ha enamorado inesperadamente.

 

 

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Novedades Editoriales

Morir es como un cuento de Pablo Méndez
5 (100%) 1 voto[s]

Aquí puedes dejar un comentario...