Escal-vigor portadaHoy os traemos la reseña de Escal-Vigor de Georges Eekhoud, publicada en 1899 ha sido reeditada varias veces en francés e incluso se ha llevado al teatro y ahora por primera vez la Editorial Amistades Particulares ha querido publicarla en español en una cuidada edición con ilustraciones de Aubrey Beardsley.

Tras la muerte de su abuela, el joven Conde Henry de Kehlmark regresa a su tierra natal para instalarse en Escal-Vigor, el castillo de sus antepasados, situado en una salvaje isla del Mar del Norte. Allí, el aristócrata se enamora de Guidon, un joven campesino de gran hermosura, al que rechaza su propia familia. La relación apasionada que pronto surge entre ambos hombres terminará en tragedia debido a la estrecha moralidad y los prejuicios de la comunidad que habita la isla.

Escal-Vigor cuenta una historia que hoy aún y a pesar de que vivimos en un mundo “supuestamente evolucionado” y no nos escandalizamos por casi nada, seguiría siendo una lectura para minorías. Una novela fresca, sincera y cargada de romanticismo. El tratamiento absolutamente abierto de las relaciones entre hombres reivindicando naturalidad sorprende por la época en la que se escribió esta historia, un momento en el que estas relaciones eran vistas como una aberración de la naturaleza y prueba de ello es que la publicación de la misma supuso que su autor se viera sentado ante los tribunales de la época.

Gracias a la Editorial Amistades Particulares podemos disfrutar de esta magnífica historia aunque con un final “a la altura de la época” trágico, sigue siendo un referente dentro de la literatura por ser una obra avanzada a su tiempo que descubre que el amor no entiende de géneros, de clases sociales y normas preestablecidas.

Agradecer a la Editorial el habernos enviado un ejemplar para su lectura y reseña en el Blog.

 

Escal-vigor portadaTítulo: Escal-Vigor
Autor:  Georges Eekhoud
Editorial: Amistades Particulares
Publicado: Abril 2017
Páginas: 162
ISBN: 978-84-94519994

 

Escal-Vigor
Califica esta publicación

Aquí puedes dejar un comentario...