Némesis
de Sebastián Roa

Publicación: 7 octubre 2020
Editorial: HarperCollins
Páginas: 528
ISBN: 978-8491395829

Biografía del autor

Sebastián Roa (1968), aragonés de nacimiento y valenciano de adopción, compagina su labor en el sector público con la escritura. En 2010 recibió el premio Hislibris al mejor autor español de novela histórica. Es autor de las novelas Casus Belli, El caballero del alba, Venganza de sangre (ganadora del certamen de novela histórica Comarca del Cinca Medio 2009), La loba de al-Ándalus, El ejército de Dios, Las cadenas del destino (Premio Cerros de Úbeda del Certamen Internacional de Novela Histórica a la mejor novela publicada) y Enemigos de Esparta.

Sinopsis:

A toda hybris sigue su némesis. Toda injusticia merece castigo.

La injusticia la cometió Atenas. Atenas incitó a la rebelión contra Persia y amontonó la leña para los incendios que devoraron ciudad tras ciudad.

El ateniense que prendió la llama fue Ameinias de Eleusis.

Por eso Atenas también debe arder. Por eso Ameinias debe morir.

Siglo V a. C. Artemisia de Caria es una mujer singular. Última de su dinastía, gobierna Halicarnaso, ciudad leal al Imperio persa, y comanda su propio navío de guerra, el Némesis. Su llegada al poder ha sido de todo menos dulce: fuego, terror, mutilación y esclavitud sacudieron su ciudad y su linaje, marcando su destino. Su objetivo no es fácil: redimir el nombre de su familia y alzar al bien sobre el mal, lo justo sobre lo injusto, la verdad sobre la mentira.

Deberá encontrar al causante: un marino ateniense que navega en un siniestro trirreme negro, el Tauros. Aunque tenga que enfrentarse a las tormentas, hundir las naves de media Grecia y prender fuego a la propia Atenas. Eso la llevará a recorrer el laberinto de islas, bahías y puertos que cruzan el mar Egeo, y a descubrir si tiene la fuerza y la voluntad necesarias para cumplir su misión. Y todo bajo la amenaza de la inminente guerra entre persas y griegos.

Roa, uno de los grandes maestros de la novela histórica, regresa a la fascinante historia de las guerras médicas, hasta ahora protagonizada por reyes como Leónidas, estrategas como Temístocles o generales como Mardonio o Pausanias, pero nunca antes por una mujer real, feroz e inteligente, a veces enamorada, una intrépida navegante que se convirtió en el terror de los griegos en el Mar Egeo. A través del diálogo con un joven Heródoto, Artemisia nos contará su vida desde que, por los azares del destino, se convirtió en tirana de Halicarnaso, y aunque sufrió los más duros reveses, a todos supo enfrentarse con valentía e ingenio, y estuvo a punto de cambiar la historia de Occidente.

Críticas

«Artemisia de Halicarnaso, una fascinante mujer, comandante naval, rescatada del mundo antiguo por la magnífica escritura de Sebastián Roa, uno de los mejores novelistas históricos del siglo XXI». Santiago Posteguillo

«El fragmento de un manuscrito, atribuido a Heródoto, permite a Sebastián Roa,de forma magistral, llevarnos de la mano de Artemisia al corazón de la Grecia antigua y… al Imperio persa». José Calvo Poyato

«Una novela épica, un relato vibrante. El pulso narrativo de Roa y su escritura en tres dimensiones me han hecho sentirme un marinero más a bordo de un trirreme griego». Javier Negrete

Una breve entrevista con Sebastián Roa:

P: ¿Cómo surge Némesis?
R: Como respuesta a un triple reto. Quería hacer algo dirigido específicamente a una persona, mi hija. Que estuviera lleno de simbolismo y que sirviera como lección de vida. Además, hace tiempo que me atrae el personaje de Artemisia de Halicarnaso, al que creo que no se ha prestado la atención que merece. Por último, una buena amiga me desafió a que mi siguiente novela conservara mi línea de acción, pero con una protagonista femenina.

P: En tu anterior novela, Enemigos de Esparta, también te adentrabas en el mundo griego ¿Qué te fascina de ellos para que regreses al mundo clásico otra vez?
R: Es que el personaje de Artemisia no me dejaba otra opción. Con Enemigos de Esparta había una motivación importante, y era saltar al otro bando, salirme del cliché de los espartanos buenos y protagonistas, defensores de la humanidad, siempre vencedores. Con Némesis también buscaba algo nuevo. Meterme en un escenario, enfrentarme a unos hechos que hemos oído, visto y leído muchas veces, aunque casi siempre desde el mismo punto de vista. Grecia clásica fascina y fascinará, pero esta vez el turno era para los persas. Además, nada como viajar a ese pasado esplendoroso para profundizar en el origen de muchos de nuestros mitos, que reconvertidos a través del tiempo se han grabado en nuestra cultura y siguen tan vigentes como hace 2.500 años. Nuestro legado no es solo romano y griego. Algo debemos también a lo persa, lo sumerio, lo babilonio, lo minoico…

P: Némesis es el nombre del trirreme de Artemisia, nuestra protagonista ¿qué mujer vamos a encontrar en las páginas de esta novela? ¿y cuál no?
R: Encontraremos a una persona arrastrada por el destino a un puesto para el que nadie la ha preparado, obligada a demostrar de lo que es capaz, sobreponiéndose a su miedo y a sus inseguridades, y también al concepto que los demás tienen de ella. No imitando a nadie, sino buscándose a sí misma. Lo que no vamos a encontrar en Némesis es a una mujer disfrazada de hombre, y tampoco a una semidiosa con superpoderes

P: Las Guerras Médicas se han abordado muchas veces desde la novela pero desde el punto de vista de los persas creo que no… ¿qué has descubierto con ello y que va a descubrir de nuevo el lector?
R: La Persia de las Guerras Médicas ha llegado a nosotros muy condicionada por el relato helenocéntrico, especialmente porque su principal narrador, un Heródoto entrado en años, nos la describió cuando se había visto obligado a huir del Imperio persa y vivía acogido por griegos. Yo me he esforzado por enfocarlo desde una óptica distinta. La ventaja en Némesis es que tanto el joven Heródoto, redactor del relato, como su protagonista y principal fuente, Artemisia, son halicarnasios, asiáticos con raíces griegas, pero en un momento en el que Halicarnaso disfrutaba de seguridad y prosperidad gracias al Imperio Persa. Es decir, se trata de personas con sus propios intereses, pero en contacto con culturas variadas, con poca tendencia a la polarización. Lo cierto es que la Persia de Jerjes era un imperio bien comunicado, tolerante con los pueblos que lo componían y con una base ética muy conectada con la curiosa religión persa, un monoteísmo temprano y no excluyente en el que se valoraba la honestidad y se despreciaba la esclavitud. Obviamente, la Persia de Jerjes tenía luces y sombras (lo mismo que la Atenas de Temístocles o la Esparta de Leónidas), pero está bien cambiar de aires de vez en cuando.

P: ¿Cómo crees que debe ser una buena novela histórica? ¿Qué es lo que debe tener y de qué tiene que prescindir?
R: No me gusta canonizar respecto de la novela histórica, sobre todo porque tampoco quiero que me impongan cánones. E imponer cánones es, me temo, muy habitual en un género que debería caracterizarse por la libertad creativa. Hay muchos estilos de novela histórica y todos cuentan con lectores, así que me parece poco útil distinguir entre buena y mala novela histórica según una selección subjetiva de componentes. Dicho esto, reconozco que mi propio estilo está condicionado por la evolución del género. Para mí es urgente que la novela histórica recobre su conciencia literaria. Nos hemos dejado arrinconar por esos cánones artificiosos de los que he hablado, los que ahogan el pulso creativo: parece que todas las novelas históricas han de ser rigurosas y relegar la ficción para cuando no haya otro remedio. Como mucho, se permite que exista cierto entretenimiento. Punto. Pero la literatura ha de aspirar a más. Una novela, sea cual sea su género y por definición, ha de servirse de la ficción para conmover, incluso conmocionar al lector. No es que yo desprecie una buena inmersión en el pasado, ni renuncio a esas escenas de acción en las que acabas el capítulo con las pulsaciones por las nubes. Al contrario: lo didáctico y lo entretenido me parecen buenos vehículos para el auténtico fin de una buena novela, que es hablar de la condición humana, poner de manifiesto los enigmas de la vida, crear placer estético y aspirar a la verdad. No a la verdad histórica, ojo: a la verdad literaria.

P: Sin llegar al spoiler: ¿qué nos vamos a encontrar en Némesis?
R: Un elenco de personajes diversos y únicos, unos con base histórica, otros sin ella, tanto hombres como mujeres. Acción, intriga, evocación simbólica, giros inesperados, superación, referencias atemporales, muchas de ellas de tipo mitológico. Y sobre todo aventuras. De hecho, creo que Némesis es muy parecida a lo que conocemos como una novela de piratas. Pero en lugar de galeones, tesoros enterrados y cañonazos en el Caribe del siglo XVIII, en Némesis vamos a encontrar trirremes, duelos marítimos a remo y espolón, un laberinto de islas en el Egeo y los preparativos para la gran guerra entre griegos y persas. Y en medio de todo eso, la primera mujer documentada que dirigió su propia nave de guerra (su propia flotilla, en realidad) y destacó entre sus compañeros de armas.

 

 

 

.

 

 

Por qué hay que leer Némesis:

  • –  Porque Sebastián Roa es uno de los autores de novela histórica másimportantes de nuestro país, sus novelas merecen siempre la pena.
  • –  Porque Artemisia de Halicarnaso merecía tener su propia novela y ser reivindicado como uno de los personajes femeninos más importantes de la historia.
  • –  Porque, en su 2500 aniversario, verás las Guerras Médicas desde un punto de vista distinto y podrás saborear cómo era realmente el Imperio persa.
  • –  Porque es una novela épica, que te dejará sin respiración y te hará navegar en un trirreme por el Mediterráneo.

 
Contenido original proporcionado por Ingenio de Comunicación

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...