Obra maestra

Obra maestra
de Juan Tallón

¿Cómo pudo desaparecer de un almacén del Museo Reina Sofía una enorme escultura de Richard Serra de treinta y ocho toneladas?

La historia que narra esta novela es del todo inverosímil… y sin embargo sucedió. Es increíble, pero es verdad: un museo de primer nivel internacional -el Reina Sofía- encarga para su inauguración en 1986 una obra a una estrella de la escultura, el norteamericano Richard Serra. El escultor entrega una pieza creada ad hoc para la sala en la que iba a exhibirse. La escultura en cuestión –Equal-Parallel/Guernica-Bengasi– consta de cuatro bloques de acero independientes de grandes dimensiones. Inmediatamente se eleva la pieza a obra maestra del minimalismo. Finalizada la muestra, el museo decide guardarla, y en 1990, por falta de espacio, la confía a una empresa de almacenaje de arte, que la traslada a su nave en Arganda del Rey. Cuando quince años después el Reina Sofía quiere recuperarla, resulta que la escultura -¡de treinta y ocho toneladas!- se ha volatilizado. Nadie sabe cómo ha desaparecido, ni en qué momento, ni a manos de quién. Para entonces la empresa que la custodiaba ya ni siquiera existe. Cero pistas sobre su paradero.

La misteriosa desaparición queda elevada también a categoría de obra maestra. Como el escándalo adquiere resonancia mundial, Serra acepta replicar la pieza y darle rango de original, y el Reina Sofía, sumarla a su exposición permanente. Entre la novela de no ficción y la crónica novelada, entre el disparate y lo alucinógeno, Obra maestra reconstruye a ritmo de thriller trepidante un caso que lleva a hacerse algunas preguntas perturbadoras: ¿cómo es posible que algo así sucediera? ¿Cómo se convierte en original una copia? ¿Qué es arte en el arte contemporáneo? ¿Cuál fue el verdadero destino de la famosa, enorme y pesada escultura de acero convertida en aire? ¿Es posible que un día aparezca?

Para responder a estas y otras preguntas, las páginas de la novela acogen una sucesión de voces muy dispares: las de la fundadora del Reina Sofía, algunos de sus directores, los policías de la Brigada de Patrimonio que investigaron la desaparición, la jueza que instruyó el caso, personal del museo, ministros, el empresario que custodió la obra, galeristas americanos, el propio Richard Serra, su amigo -y antiguo ayudante- Philip Glass, marchantes de arte, críticos, artistas, concejales, coleccionistas, un coreógrafo que danzó alrededor de la escultura, ingenieros, periodistas, historiadores, vigilantes, políticos, una terrorista, un jubilado, un camionero, un chatarrero, un taxista, una agente de la Interpol, el propio autor del libro, en tratos con una editora para escribirlo, o César Aira, que propone una teoría tan loca como deliciosa sobre el verdadero destino de la escultura.

Un atisbo a las influencias de Obra maestra

Richard Serra. Escritos y entrevistas 1972-2008

Para trabajar los testimonios de Serra y sus ideas artísticas, me ayudé de sus entrevistas, concedidas a lo largo de distintas décadas. Muchas de ellas se encuentran en este libro, publicado por la Universidad de Navarra, que recoge escritos y entrevistas de Serra entre 1972 y 2008, seleccionados por el propio artista, algunos de los cuales inéditos en castellano.

Los detectives salvajes en el subsuelo

Os recomiendo la lectura de Los detectives salvajes, novela de Roberto Bolaño publicada en 1998 que ganó el XVI Premio Herralde de Novela. La novela, que narra la búsqueda de la misteriosa escritora Cesárea Tinajero por parte de los detectives Arturo Belano y Ulises Lima, despliega cierto protagonismo en uno de los capítulos de Obra maestra. Y a la vez ejerce de fantasma en el subsuelo de todo el libro.

Salinger sin narrador

Una peculiar biografía del escritor americano J. D. Salinger, autor de El guardián entre el centeno, de Shane Salerno y David Shields, en la que los autores no acotan ni comentan, solo editan y ordenan decenas de testimonios ajenos, me confirmó que una novela puede funcionar perfectamente sin un narrador que la gobierne.

Juan Muñoz. Poeta del espacio

El escultor madrileño Juan Muñoz murió el año 2001, en el momento álgido de su carrera: acababa de recibir el Premio Nacional de Artes Plásticas y de exponer la obra Double Bind en la Tate Modern. Muñoz, como su amigo y mentor Richard Serra, trabaja el espacio en sus esculturas. Os dejo un documental que recupera una entrevista inédita del escultor y en el que participa el mismo Serra (así como John Berger, el actor John Malkovich, amigo de Muñoz, o su mujer Cristina Iglesias).

*Contenido original proporcionado por la editorial Anagrama

Críticas

«La función del arte, la aspiración de los creadores, es hacerte pensar. Básica­mente, ver es pensar, y pensar es ver. Con un lenguaje propio cada vez, pero esa parece ser la función del arte: cambiar, cambiar el significado, cambiar el significado a través de la percepción, no cambiar el significado a través de la belleza.»

Ricahrd Serra según Juan Tallón en Obra Maestra

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...