TRIBUTO A BLENHOLT de Daniel Fuchs

Un relato único, humano y nostálgico sobre la vida en el Brooklyn de los años 30: una mirada diferente a la comunidad judía de Williamsburg

 

Tributo a Blenholt es un fresco de la vida en las casas de vecindad de los primeros inmigrantes judíos instalados en Williamsburg, narrada desde la óptica de Max Balkan, un joven seducido por las promesas del sueño americano. Escrita por Daniel Fuchs en 1936, Automática publica ahora su primera edición en español.

«Daniel Fuchs siempre ocupará un lugar de honor en el panteón de escritores judíos en Estados Unidos por sus novelas, caracterizadas por una vitalidad poco común y un peculiar sentido de carácter y lugar». The New York Times

«Nadie escribe como Daniel Fuchs. Para mí es un talento innato, un poeta de cuyas manos nacen versos sin esfuerzo, un mago que consigue que su trabajo parezca demasiado fácil». John Updike

«En la trilogía de Williamsburg, Fuchs nos muestra una visión genial, encantadora y dickensiana de Brooklyn (…) sus personajes parlotean en un lenguaje poético, compacto y centelleante; más cálido que el argot del Bronx en el Submundo de Don DeLillo y menos trágico y neurótico que el de los judíos del Lower East Side en Llámalo sueño de Henry Roth, pero digno de ambos y de la cultura inmigrante desbordante que se convirtió en su tema central (…). Fuchs escribió sobre un mundo ahora perdido». Jonathan Lethem

Daniel Fuchs (Nueva York, 1909- Los Ángeles 1993) alcanzó la fama en el Hollywood dorado -recibió un Oscar por su guion de Quiéreme o déjame, protagonizada por Doris Day-, pero con tan solo veinte años escribió esta magistral oda al Nueva York de su infancia. El genio del autor radica en una visión única que dota de un carácter cómico y tierno las historias de sacrificio de los habitantes de las casas de vecindad («tenements»).
«Me dediqué en cuerpo y alma a las casas de vecindad: la vida en los pasillos, el jaleo de los montacargas, la variedad de personajes en los edificios,  sus luchas diarias y preocupaciones, sus problemas».  DANIEL FUCHS
«Mesa, silla, caballo, cazuela, señor, señorita, perro, mocos. Los primeros años en Estados Unidos, un mundo desconcertante, pero con la gran reserva de alegría tan propia de ella, ignoró los barrios bajos del East Side y se fue a bailar a los salones, decidida a ser estadounidense, y cantaba canciones para aprender con más facilidad la nueva lengua. El señor Balkan la había buscado rápidamente, todo un joven a sus veinte años, con un bigotito y una corbata negra, lleno de entusiasmo y alegría. Era artista, perdía el tiempo en todos los teatros askenazíes del Bowery y de la Segunda Avenida, y con pases que recibía de amigos de la profesión, se sentaban en el foso de la orquesta y veían a Jennie Goldstein, a los Tomashefsky y a los Adler en terribles melodramas, operetas y comedias bufas y en las grandes tragedias». (Tributo a Blenholt, pág. 122 – Automática Editorial)

Título: Tributo a Blenholt 
Autor: Daniel Fuchs
Traducción: Enrique Maldonado
Ilustración de cubierta: Natalia Zaratiegui
Páginas: 310
PVP: 19,50 EUR
eBook: 9,49 EUR

ISBN: 978-8415509622

Accede a toda la información del libro AQUÍ

En los años treinta, el barrio neoyorquino de Williamsburg no ofrecía muchas posibilidades para un joven judío soñador. La vida se escurría por las escaleras de las bulliciosas casas de vecindad, entre gritos de madres agotadas y el llanto de los niños. Los muchachos llenaban las casas de apuestas a la espera de que un golpe de suerte les abriera la puerta a un futuro mejor, y por las calles señoreaban bandas de gánsteres, al servicio de algún mafioso local. Pero Max Balkan no había nacido para malgastar su tiempo en aquel agujero, consumiéndose en un trabajo de poca monta por doce dólares a la semana. Quería poder, dinero, vivir con grandeza, esplendor y dignidad, y sabía cómo conseguirlo. Solo debía esperar a que alguna de sus increíbles ideas llamase la atención de una gran empresa. Cuando lo consiguiera, ganar el primer millón de dólares sería solo cuestión de tiempo… La obra de Fuchs es un retrato único de la comunidad judía en el Brooklyn de los años treinta; de las casas de vecindad, de las pandillas callejeras, de la realidad cotidiana de muchas familias de inmigrantes que chocaba con sus sueños, alimentados por los esplendorosos productos de Hollywood. Para muchos, Tributo a Blenholt es la mejor novela de Fuchs, una obra de culto que, con humor y ternura, nos muestra el profundo vacío espiritual que anidaba en el corazón del Estados Unidos durante la Gran Depresión, captando mejor que cualquier otra novela de la época la sensación de vivir sin un pasado o ninguna esperanza para el futuro.

 

Descubre las últimas Noticias Literarias haciendo clic en la imagenNoticias_Literarias

 

Compartir...