Hormigas en la lengua

Hormigas en la lengua
de Lena Yau

Hormigas en la lengua: una novela sobre inmigración, gastronomía y renaceres

Lena Yau, quien se ha dedicado a construir puentes entre la literatura, la inmigración y la gastronomía, presenta una nueva edición de su obra de 2015, una historia que rompe los límites del placer para explorar heridas y huidas

La reconocida escritora Lena Yau reedita de la mano de la editorial Baile del Sol, Hormigas en la lengua, tras el éxito obtenido en 2015, año de la primera edición.

Partiendo desde una Venezuela que dejó de existir cuando se acabó la infancia de la Picho Chica, hija de inmigrantes europeos; de Jordi, descendiente de catalanes Jordi, y de la autóctona y resoluta Douglis, la historia de esta novela gira en torno a los deseos, restricciones, apetencias y realidades de esos personajes tan diversos que están unidos por finos hilos.

«Traduzco todo desde la mesa: el habla, el pensar, las relaciones interpersonales, las conductas, las reacciones, los hábitos, el poder, las modas, las ideologías, la condición humana. Allí el placer, sí, y el derecho a ejercerlo”, ha dicho Lena Yau sobre su obra, “pero también la relación con la madre y el padre, los traumas, las compulsiones, las filias y fobias, las perversiones, los sentires, el arraigo, la extranjería, el sexo, la vida, la muerte. La mesa, en su silencio de madera, entraña todo».

Hormigas en la lengua es una novela que aborda el universo alimentario desde una perspectiva diferente a la que se había trabajado hasta el momento. Es una obra alejada de la ensoñación, de la idealización, de la magia costumbrista de los fogones, la erótica de la cocina; pero asociada a la oralidad y a las patologías inherentes a la ingesta, siempre tratadas desde el humor y la hipérbole.

Desde el punto de vista literario es todo un descubrimiento. Lena Yau, quien en su obra se ha dedicado a construir puentes entre la gastronomía y la literatura, ha escrito una novela que rompe los límites del placer para explorar heridas, huidas y renaceres. Ahora más que nunca Hormigas en la lengua tiene una gran relevancia.

Críticas

● “Hormigas en la lengua se las arregla para sostener constantes retos estilísticos sin abstenerse, por ello, no sólo de contar, sino de construir personajes creíbles y de innegable espesor psicológico, lo cual coloca a Lena Yau en un grupo restringido de narradores latinoamericanos”. Miguel Gomes (crítico literario, escritor)

● “Lena Yau consigue con Hormigas en la lengua recuperar el milagro de lo que significa en su esencia la escritura novelística: mutación, quiebre, perplejidad, encantamiento (…)

Lena Yau nos entrega una novela brillante,original, inolvidable”.

Juan Carlos Méndez Guédez (escritor)

● “Hormigas en la lengua da fe: el castellano no existe. Por eso no está escrita en español sino en españoles: el gozo de sus variedades – ¡cantantes y sonantes!- caben aquí”.  Corina Michelena (escritora)

Sobre la autora

Lena Yau (Caracas, 1968).

Hija de emigrantes españoles, padre palmero y madre tinerfeña. De raíces aéreas. Mezcla de caraqueña, madrileña y lanzaroteña. Actualmente vive en Madrid.

Autora suspendida en un balancín y en un balcón, alongada, columpiándose entre geografías y mirando siempre hacia el horizonte. Esas distancias abarcan su imaginario, la definen y definen su escritura.

Narradora, poeta, periodista e investigadora. Especialista en el vínculo entre literatura e ingesta. Licenciada en Letras y Máster en Comunicación Social por la Universidad Católica Andrés Bello.

Hormigas en la lengua intenta recuperar lo perdido a través de la palabra: la infancia perdida, la comida perdida, el habla perdida, la lengua perdida?(una de las lenguas perdidas que se recuperan: el ladino). No es una novela gastronómica aunque aborda el universo alimentario desde una perspectiva diferente a la que se ha trabajado hasta el momento, muy alejada de la ensoñación, de la idealización, de la magia costumbrista de los fogones, de la erótica de la cocina. Más asociada a la oralidad y a las patologías inherentes a la ingesta, siempre tratadas desde el humor y la hipérbole. A partir de una visión de lo gastronómico que no se solaza en las superficies del placer, sino que indaga en lo doloroso, en la herida, en los juegos de poder, en las deudas vitales de la infancia, Lena Yau nos entrega una novela brillante, original, inolvidable.

Enlaces de compra

eBook

.

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...