Llega a España la saga que ha emocionado a todo un país, con más de 1.500.000 lectores
A la venta el 17 de marzo
La emocionante historia de cuatro mujeres que, entre dos guerras, libraron sus propias batallas
Hamburgo, 1919. Henny Godhusen tiene diecinueve años y la ilusión de convertirse en comadrona. Junto a su mejor amiga Käthe, comunista convencida, acaban de iniciar el curso de formación en el exigente hospital Frauenklinik Finkenau.
Otras dos mujeres las acompañan en su camino: Ida, hija de un importante hombre de negocios que para evitar la bancarrota tiene la intención de casarla con un rico heredero, y la joven maestra Lina. Se hacen inseparables a pesar de sus diferencias, si bien con la llegada de la primera guerra mundial, sus vidas tomarán rumbos totalmente opuestos y su amistad se verá en peligro en los próximos años, inmersas todas ellas en tiempos convulsos.

MARZO, 1919

Henny levantó la cabeza y aguzó el oído. Del patio le llegó un sonido al segundo piso, un sonido nostálgico, como el tañido de las campanas y el canto de un mirlo. Le vinieron a la memoria los sábados de su infancia. Los destellos en el agua del bidón que utilizaban para recoger la lluvia. Las bayas blancas de los groselleros que crecían junto a la pared trasera del patio. El olor del bizcocho que horneaba su madre para el domingo. Su padre, que había llegado del despacho y silbaba suavemente mientras se aflojaba la corbata y se desabrochaba el cuello de la camisa. Henny se acercó a la ventana, la abrió y escuchó el sonido que la había hecho evocar todas esas imágenes: el chirrido del viejo columpio. Faltaba mucho para el verano. El niño que estaba subido en el columpio llevaba polainas de punto basto y un abrigo corto; el cielo era gris, los groselleros aún estaban pelados. Sin embargo, en el campo ya se veían los primeros brotes, en la orilla crecían campanillas de primavera y la luz parecía más esperanzadora que unos días atrás. Los duros meses de invierno habían pasado y, con ellos, los oscuros años de la guerra. —¿Cómo es que aún estás en camisón, hija, y ahí plantada, con el frío que hace? —Henny se volvió hacia su madre, que había entrado en la cocina y se acercaba a la ventana, donde estaba ella—.

Descubre las últimas Noticias Literarias haciendo clic en la imagenNoticias_Literarias

Compartir...