Os vigila
de Amelia De Dios Romero

Publicación: 16 septiembre 2021
Editorial: Roca Editorial
Páginas: 320
ISBN: 978-8418417474

Biografía del autor

Amelia De Dios Romero, especialista en marketing y comunicación, nació en Madrid y estudió Artes Plásticas y Ciencias del Arte en la Universidad de la Sorbona de París, especializándose en Mediación Cultural. Ha vivido y trabajado en Madrid, Caracas, Londres, París y Nueva York. Es miembro de AEN (Asociación de Escritores Noveles) y de ISLA (International Society of Latino Authors). En la actualidad, Amelia vive a las afueras de París con su marido y sus tres hijos. Os vigila es su cuarta novela.

Sinopsis

NOVELA GANADORA DEL PREMIO MONT MARÇAL 2021.

Un trepidante thriller psicológico que se desarrolla en las montañas asturianas.

Olivia regresa a la casa de Caberu, en las montañas asturianas, un año después del accidente que acabó con la vida de Guillermo y del que todavía no se ha recuperado. Desde que llegó, cada noche cree oír su voz advirtiéndola de que salga de allí y huya, porque hay alguien que la vigila para hacerle daño. Ella lo achaca al estrés de volver al lugar en el que ocurrió todo y trata de racionalizar, pero lo cierto es que suceden cosas que cuesta trabajo explicar.

Y a eso hay que añadir el carácter arisco de algunos lugareños, como Camilo, un hombre que vive solo desde que su abuela desapareció y con el que Guillermo compartía pasión por las motos, pero que cada vez que ve a Olivia se comporta de manera más huraña, invitándola prácticamente a que desaparezca.

Los días harán el resto, y poco a poco Olivia seguirá pistas y atará cabos hasta destapar una caja de truenos que la hará saltar por los aires.

Novela ganadora del Premio Internacional de Narrativa Mont Marçal 2021

Un lugar en las montañas, miradas que atraviesan la oscuridad y el frío de una vida truncada en una casa a medio construir.

Realidad o sugestión.

Luces y sombras en las páginas de un diario que desgrana lo innombrable, lo escondido, lo tapado.

Amelia de Dios Romero, nos presenta un thriller psicológico en el que la paz de un apacible lugar en las montañas esconde silencios atroces; voces ahogadas que retumban en la cabeza del lector y generan una tensión y desasosiego inusitados.

Os vigila es una novela plagada de sorpresas y sobresaltos, con una trama cuidadosamente trazada, cuya tensión avanza in crescendo como si se tratara de las nubes de una tormenta que se acerca sin remedio sobre nosotros.

Una historia de búsqueda, reencuentro y superación. Parar para continuar. Como hace Olivia, la protagonista, una mujer valiente que sabe que el único bálsamo capaz de aliviar su corazón es enfrentarse a recuerdos y temores, al desgarro de la pérdida, al dolor del nunca más.

Dos épocas de la historia reciente y un entorno bucólico en las montañas de Asturias son escenario y testigo de terribles desapariciones. Gentes en el límite. La condición humana y el sadismo como vía de escape de una infancia de maltrato, la de Camilo, que sufrió un castigo que no le correspondía: ser hijo del pecado en una sociedad rural, en la que el orden tradicional marca las líneas sobre las que escribir vidas de repetición que no se salen de los márgenes. Una vida de conflicto, de odio que desemboca en venganza y que acaba confundiéndose con placer. Una mente enferma y calculadora fruto de la perversión de una abuela que no supo cuidar ni proteger a su bien más preciado, su nieto.

Os vigila es una novela cuya lectura deja poso e invita a reflexionar, y en la que la autora dibuja minuciosamente los perfiles de unos personajes que traspasan la ficción y nos sumergen en una realidad cotidiana. Un abanico de situaciones personales, de conflictos vitales en los que siempre hay un por qué y nada es lo que parece a simple vista; todos somos la punta de un iceberg mayor.

El argumento.

Olivia regresa a la casa de Caberu, en Asturias, un año después del trágico accidente en el que perdió a Guillermo, su marido. Necesita enfrentarse a los recuerdos y despedirse de ellos para continuar con su vida.

Durante la estancia también quiere visitar a Camilo, un hombre huraño que compartía la afición de Guillermo por las motos y que se encargó de reparar la de su marido después del accidente. La misma moto que ella quiere vender, incluso regalar, con tal de hacerla desaparecer.

La primera noche en el pueblo descansa solo a medias; demasiadas emociones. Hasta le parece oír la voz de Guillermo advirtiéndole de peligros. Está claro que es una mezcla de cansancio y recuerdos. Sin embargo, esas advertencias se repiten a lo largo de los días y consiguen inquietarla.

Entre las cosas que suceden sin explicación, como ventanas que se abren o cosas que cambian de lugar, un día encuentra un viejo diario en el que una madre relata la desaparición de su hijo más de cuarenta años atrás. Nunca encontraron al pequeño.

Años setenta.  

La abuela odia a Camilo, su nieto. Le culpa de que su hija se suicidara por ser madre soltera. Y el niño crece asustado, castigado en la oscuridad del desván, donde con el tiempo empieza a planear venganzas contra los compañeros de clase, contra los niños de la calle, contra su abuela…

Su primera víctima fue un gato; enseguida descubrió que matar calmaba su ansiedad y desarrolló todo un ritual para el proceso de la muerte. Poco después de cumplir 16, la víctima fue un niño. Fue el primero de muchos: 39 años matando y 68 cuerpos enterrados bajo los 17 árboles frutales que rodean la casa. Todas esas muertes antes de llegar a su abuela.

A medida que transcurren los días, Olivia estrecha relación con Mateo, el hijo pequeño de una familia de veraneantes, a la vez que aumenta el miedo por todo lo que sucede en la casa y a lo que trata de dar explicación racional. Aunque no puede dejar de pensar que Guillermo trata de advertirla y le pide que se vaya.

Camilo se convertirá en la clave de sus angustias y alguien del que huir antes de que se vuelva contra ellos.

 

 

*Contenido original proporcionado por la editorial Roca Libros

Enlaces de compra

eBook

Papel

Descubre las últimas Novedades Editoriales haciendo clic en la imagen

Compartir...