Reseña del libro «Una casa propia» de Deborah Levy, por Aránzazu Gordillo

A veces, empezar por el final está bien. Sobre todo, cuando una no tiene la menor idea de que, en efecto, es ante el final donde se encuentra. Hablo de un libro, claro, de un magnífico libro escrito por una mujer que me ha dado una formidable lección sobre literatura y la escritura, sobre buena literatura y buena escritura.

Vi el libro, titulado Una casa propia, de Deborah Levy (Johannesburgo, 1959), en el estante de novedades de la biblioteca. En casa comencé a leerlo y, a las pocas páginas, no pude más que rendirme ante su genio. De modo que dejé el libro y busqué en Google quién era esa mujer. Resultó que el libro que yo tenía allí era la tercera parte de una trilogía autobiográfica. En efecto, me encontraba ante el final, pero ¿y qué?

Leí el libro, después, como hago con todos los buenos libros que descubro en la biblioteca, me compré un ejemplar, uno para mí. Quería poseer a Levy.

Una casa propia es el cierre de la Autobiografía en construcción de Deborah Levy, un tributo a la Habitación propia de Woolf, una mezcla de memorias ficcionadas y ensayos feministas, un largo pensamiento donde Levy imagina una casa en lo alto de una colina, junto al mar. Una casa sobre la que despojarse de cualquier artificio, un hogar en el que desvanecerse, en el que resurgir, en el que poder morir tranquila.

En el libro, Levy se enfrenta al síndrome del nido vacío, sus hijas se van de casa, desfigurando el concepto que ella tenía de hogar, de modo que, a sus cincuenta y nueve años, la autora está lista para afrontar una nueva etapa en su vida. Así, nos lleva desde Nueva York a Bombay, pasando por París y Berlín. Un viaje frenético a la par que poético, repleto de citas literarias y rincones donde la escritura parece empezar de cero y llenarlo todo.

Como podréis imaginar, después de esta tercera parte, leí la segunda (El coste de vivir) y, para terminar, leí la primera (Cosas que no quiero saber). Todo a su debido orden, queridas.

Ya veis, a veces, empezar por el final está bien, realmente bien.

Por Aránzazu Gordillo
https://aranzazugordillo.com/

Título: Una casa propia
Autor:  Deborah Levy
Editorial: Random House
Publicado: 20 enero 2022
Páginas: 224
ISBN: 978-8439739494
Artículo anteriorHija del mar
Artículo siguienteIslas del abandono
Licenciatura de Derecho en la Universidad Pompeu Fabra y, desde hace unos años, compagino el trabajo jurídico con la escritura. Publico asiduamente en el blog "Un día de estos", del que soy autora. Colaboro en la sección literaria de la revista Culturamas.