10 lecturas para transportarte a África por Luis López Galán

África, el continente enigmático, ha hechizado durante siglos al mundo occidental, de ahí la pasión con la que muchos autores han basado sus obras en las míticas tierras africanas. Sin embargo, esta circunstancia ha conseguido opacar la destreza literaria de muchos escritores nacidos en el propio continente. La propuesta que se muestra a continuación es una mezcla de esos apasionados por África, y también de esos autores que desde el continente sorprendieron al mundo. Lecturas para soñar rodeados de árboles baobab:

El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad (Editorial Juventud)

El corazón de las tinieblas, publicado en 1902, trasciende la circunstancia histórica y social para convertirse en una exploración de las raíces de lo humano, esas catacumbas del ser donde anida una vocación de irracionalidad destructiva que el progreso y la civilización consiguen atenuar pero nunca erradicar del todo. Quizá la mejor introducción a El corazón de las tinieblas sea el escueto comentario que el propio Conrad hizo tras su viaje al Congo en 1890: «Antes del Congo yo era un solo un simple animal». Aquel viaje que sin duda representó para él un descenso a los infiernos, es el que nos cuenta por boca de Marlow, su alter ego, con un relato estremecedor en el que las fueras elementales de la Naturaleza hallan su contrapartida en las fuerzas oscuras y primitivas que actúan en el interior del hombre.

Hay que leerlo porque… es el retrato más sobrecogedor y personal del colonialismo en África, una lectura de prosa exquisita que no deja indiferente.

Americanah de Chimamanda Ngozi Adichie (Penguim Random House)

Lagos, mediados de los noventa. En el marco de una dictadura militar y en una Nigeria que ofrece poco o ningún futuro, Ifemelu y Obinze, dos adolescentes atípicos, se enamoran apasionadamente. Como gran parte de su generación, saben que antes o después tendrán que dejar el país. Obinze siempre ha soñado con vivir en Estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue el visado para vivir con su tía en Brooklyn y estudiar en la universidad. Mientras Obinze lucha contra la burocracia para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel. Todas sus experiencias, desgracias y aventuras conducen a una única pregunta: ¿acabará convirtiéndose en una «americanah»?

Americanah, que recoge el término burlón con que los nigerianos se refieren a los que vuelven de Estados Unidos dándose aires, es una historia de amor a lo largo de tres décadas y tres continentes, la historia de cómo se crea una identidad al margen de los dictados de la sociedad y sus prejuicios.

Hay que leerlo porque… es una de las autoras africanas más aclamadas de la literatura y una obra que saltó fronteras y consiguió entrar en la lista de los diez libros más importantes de 2010 por Times. Además, la última versión en español cuenta con un prólogo de Elvira Lindo.

Ébano de Ryszard Kapuscinski (Anagrama)

Es, posiblemente, la obra más importante del autor, un retrato personal de sus vivencias en África. EnÉbano, Kapuscinski se ha sumergido en el continente africano, rehuyendo las paradas obligadas, los estereotipos y los lugares comunes. Vive en las casas de los arrabales más pobres, plagadas de cucarachas y aplastadas por el calor; enferma de malaria cerebral; corre peligro de muerte a manos de un guerrillero; tiene miedo y sedesespera. Pero no pierde la mirada lúcida y penetrante del reportero y no renuncia a la fabulación del gran narrador; hable de Amin Dada o de la tragedia de Ruanda, de una jornada en un pueblo o de la ciudad de Lalibela, párrafo tras párrafo las páginas de Ébano componen el vívido mosaico de un mundo cargado de inquietud.

Hay que leerlo porque… es un libro extraordinario, galardonado con el Premio Viareggio, y que confirma una vez más que sus escritos, a caballo del reportaje, la historia y la ficción se sitúan «justo entre Kafka y García Márquez», en palabras de Lawrence Wescher.

Descolonizar la mente de Ngugi wa Thiongo (Debolsillo)

Descolonizar la mente es una referencia ineludible en el debate lingüístico que tiene lugar en el marco de los estudios poscoloniales. Reúne cuatro conferencias que el autor realizó entre 1981 y 1985, cuyo hilo conductor no es solo una reflexión sobre el papel de la lengua en la construcción de la identidad nacional, cultural, social e histórica, y su función en la descolonización, sino también sobre los acontecimientos vitales que han contribuido a elaborar el pensamiento del autor. En última instancia, Ngugi wa Thiongo -escritor, pensador, humanista y exiliado- concibe este libro como una declaración de intenciones: en la medida en que la lengua materna es un aspecto crucial de la propia identidad, cree necesario despedirse del inglés y utilizar el kikuyu como su principal lengua de creación literaria.

Hay que leerlo porque… representa un esencial estudio sobre el choque entre el neocolonialismo y la clase trabajadora y el impacto de todo esto en la cultura africana.

No digas que fue un sueño de Terenci Moix (Planeta)

No digas que fue un sueño es una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la todopoderosa Roma. Pero es, sobre todo, un intento de reivindicar la figura de una de las mujeres más fascinantes de la historia: la reina Cleopatra Séptima.

Desfigurada a menudo por el cine, Cleopatra se erige en esta novela como un personaje original y contradictorio. Ya no es la típica devoradora de hombres, sino una mujer cultivada, maternal, enamorada y, sobre todo, entregada por completo a la política. A su alrededor, los avatares de una ciudad mítica: Alejandría. Y las ruinas de un Egipto que va pereciendo.

Hay que leerlo porque… es necesario entender el rico y diverso bagaje cultural africano, donde Egipto tiene una aproximación única. Y porque hay que leer a Terenci Moix al menos una vez en la vida.

Tranvía 83 de Fiston Mwanza Mujila (Pepitas)

Tranvía 83 se desarrolla en un indeterminado país africano que vive, a la vez que una profunda recesión, una nueva fiebre del oro. Turistas de todas las nacionalidades y lenguas llegan a la Ciudad-País con un único deseo: hacer fortuna explotando la riqueza mineral escondida en las entrañas de esa tierra. Por el día trabajan en las minas, y por la noche se reúnen para beber, comer y bailar en el club Tranvía 83, una auténtica guarida de forajidos poblada por antiguos niños soldados, turistas con ánimo de lucro, prostitutas, madres solteras, aprendices de brujo… y por Lucien, un escritor que, huyendo de las extorsiones y la censura, encuentra refugio en Ciudad-País e intenta seguir allí su recto camino de afirmación de su escritura, mientras los personajes más turbios del lugar gravitan a su alrededor.

Hay que leerlo porque… esta celebrada novela, construida con un ritmo y una creatividad completamente nuevas, ha sido descrita como un rap africano, una novela- rapsodia, o una novela puzle cincelada a ritmo de jazz. Pero es algo más: es una auténtica

El sueño de África de Javier Reverte (Debolsillo)

El sueño de África forma parte de una trilogía que cierran los títulos Vagabundo en África y Colinas que arden, lagos de fuego. El sueño de África es una crónica de viajes a través de Uganda, Tanzania, Kenia escrita por el reconocido autor, novelista, poeta y gran viajero Javier Reverte, que describe en estas páginas su recorrido hacia un sueño: el de descubrir, tras sus paisajes inolvidables y sus gentes, esa África negra, disímil, azotada y salvaje. Libro de historia, crónica singular, descripción de una experiencia transformadora.

Hay que leerlo porque… tiene el sabor añejo de los relatos que traían de África los primeros exploradores occidentales, con el romanticismo que eso despierta en este lado del planeta

Todo se desmorona de Chinua Achebe (Debolsillo)

Okonkwo es un gran guerrero, cuya fama se extiende por toda el África Occidental, pero cuando mata accidentalmente a un prohombre de su clan es obligado a expiar su culpa con el sacrificio de su hijastro y el exilio. Cuando por fin puede regresar a su aldea, la encuentra repleta de misioneros y gobernadores británicos; su mundo se desintegra, y él no puede más que precipitarse hacia la tragedia. Publicada por vez primera en 1958, Todo se desmorona se asocia con las narraciones orales, pero también con la tragedia griega y las grandes novelas del XIX.

Hay que leerlo porque… parafraseando a Toni Morrison: La literatura africana sería impensable y estaría incompleta sin las obras de Chinua Achebe. En pasión, intelecto y prosa cristalina, no hay escritor que lo haya superado»

Antes de los años terribles de Víctor del Árbol

La vida de Isaías volvió a empezar el día que llegó a Barcelona siendo un muchacho y dejó atrás su mundo. Después de mucho tiempo ha construido una nueva vida junto a su pareja, mientras intenta abrirse camino con un negocio de restauración de bicicletas. Todo cambia el día que recibe la visita de Emmanuel, un antiguo conocido que lo convence para que regrese a Uganda y participe en un encuentro sobre la reconciliación histórica de su país.

Aceptar esa propuesta hará resurgir un pasado que Isaías creía haber dejado atrás. Se verá forzado a enfrentarse al niño que fue, mirarlo a los ojos sin concesiones y perdonarse a sí mismo, si quiere seguir adelante con su vida y no perder a su mujer, que pronto, y de la peor manera, descubrirá una terrible verdad: no siempre lo conocemos todo de aquellos a quienes amamos.

Cuando se ha llegado demasiado lejos, huir no es una opción.

Hay que leerlo porque… se trata de la consagración de Víctor del Árbol, uno de los autores en español más aclamados, alguien a quien hay que leer.

Desgracia de J. M. Coetzee (Literatura Random House)

A los cincuenta y dos años, David Lurie tiene poco de lo que enorgullecerse. Con dos divorcios a sus espaldas, apaciguar el deseo es su única aspiración; sus clases en la universidad son un mero trámite para él y para los estudiantes. Cuando se destapa su relación con una alumna, David, en un acto de soberbia, preferirá renunciar a supuesto antes que disculparse en público. Rechazado por todos, abandona Ciudad del Cabo y va a visitar la granja de su hija Lucy.Allí, en una sociedad donde los códigos de comportamiento sean de blancos o de negros, han cambiado; donde el idioma es una herramienta viciada que no sirve a este mundo naciente, David verá hacerse añicos todas sus creencias en una tarde de violencia implacable. Una historia profunda, extraordinaria, que por momentos atenaza el corazón, y siempre, hasta el final, subyugante.

Hay que leerlo porque… J.M. Coetzee, ganador del Premio Nobel de Literatura, no deja indiferente a nadie con esta novela.

Luis López Galán es autor de una guía de viajes sobre Isla Mauricio publicada con la Editorial Ecos Travel Books y varias guías de inversión en países como Zambia o Rwanda y colaborador en medios como Viajar National Geographic o Matador Network.

Su última publicación, y primera obra narrativa, es Los ojos de Jawara (ya disponible), el viaje desde Madrid a Senegal de Manuel, un periodista que descubre la isla de Gorée, importante punto de trata de esclavos en el pasado, encontrando en su camino las colores, los olores, los sabores de un país donde todas las sensaciones son una explosión.

Compartir...